Ha llegado la hora de cerrar una etapa de tu vida para abrir otra. Esta vez traemos para ti las 30 cosas que toda mujer debe hacer antes de los 30.

Acercarse a cumplir 30 años para muchas mujeres implica sentir un poco de temor, no solo por los cambios físicos que pueden ocurrir y que a muchas suelen preocupar, sino también en el plano emocional. Sin dudas, esta es una etapa clave en la vida de toda mujer, pues marca el cierre de una etapa para dar comienzo a otra.

Por ello, luego de tres décadas de altas y bajas, ha llegado el instante de hacer un checklist de las horas vividas para pensar en lo que hemos aprendido, de idear nuevas alternativas para aquello que no ha salido bien, pero sobre todas las cosas, de pensar en aún falta por descubrir.

A modo de guía de ayuda, veamos estas 30 cosas que toda mujer debe hacer antes de los 30:

Descubrir en quién se ha convertido

Descubrir es sinónimo de encontrar, de hallar, de descifrar, de esclarecer. Por tanto, en un momento en que tu mente ha madurado y en el que ya has logrado experimentar un sinfín de cosas, es tiempo de evaluarte y conocer realmente en qué tipo de mujer te has convertido.

Quizás haya cosas que quieras cambiar, existan cualidades de las que te sientas orgullosa o existan emociones que todavía quieras experimentar. Todo ello lo sabrás si eres capaz de encontrarte a ti misma.

Pensar en un plan de vida

Este punto no debe faltar entre las cosas que toda mujer debe hacer antes de los 30. Piensa en qué camino te gustaría seguir. Las experiencias acumuladas te ayudarán a crearlo. Quizá quieras convertirte en una excelente profesional o en una madre ejemplar. A lo mejor quieres salir a viajar por el mundo. Antes de hacer cualquiera de estas cosas piensa un poco en tus prioridades, en qué deseo quieres satisfacer primero y en los porqués de cada uno.

Ser independiente

La independencia no tiene que ver únicamente con tu bolsillo. No se trata nada más de sustentarte por ti misma, sino también de ser dueña de tus emociones, de ser capaz de decidir por ti sola. Ser independiente es un punto clave para comenzar esta década.

Preguntarte si quieres tener hijos

Elegir tener hijos o no, es una decisión importantísima en esta etapa. Este es el momento ideal para decirte a ti misma si estás preparada para asumir la responsabilidad de dar vida a otro ser, de educarlo y de centrarte en él más que en ti misma.

Realizar un retiro espiritual

Antes de cumplir 30 años, regálate la oportunidad de viajar sola a algún lugar desconocido que te haga bien. Se trata más que de conocer el mundo, de encontrar tiempo y espacio para estar contigo misma, para conocerte mejor, de relajarte sin distracción alguna.

Hacer el trabajo que amas

Desgraciadamente, la vida nos obliga a privarnos de hacer lo que nos gusta por garantizar una mejor economía para nosotras o nuestras familias. Sin embargo, todo tiene su momento, y llegar a los 30 implica crecer profesional y personalmente.

En este sentido, piensa un poquito más en ti e intenta encontrar una profesión con la cual te consideres cómoda y donde no te sientas frustrada.

Comprar algo que te haga feliz

¿Por qué no mimarte un poco? Eres joven, mujer, tienes sueños, ilusiones. Invierte tu dinero en algo que te haga feliz. Quizás en ese vestido elegante que has visto una y otra vez en la vidriera cada vez que pasas corriendo para tu trabajo, el perfume que aprecias en tu revista favorita, en fin, no lo pienses tanto y regálatelo, ¡te lo mereces!

Amar intensamente

Ama con locura, ya sea a tu pareja, a tu mascota, a tu familia, no importa. Ama como si fueras una adolescente.

Si te has enamorado de alguien, no temas equivocarte.

Si no has dado el paso aún de decirle sí a esa otra persona que te saca siempre una sonrisa de los labios, no esperes ni un día más, ama intensamente.

Ir de acampada

Encuentra una playa u otro sitio en donde puedas acampar, ya sea sola, con tu pareja o con tus amigos. Observen en la noche las estrellas, tengan charlas inolvidables, hagan fotos divertidas. Será una experiencia que siempre guardarás en tu memoria.

Contemplar lo que te rodea

Existe mucha más grandeza en el mundo que la que tenemos delante de nosotros. Hay todo un universo por descubrir. Si nunca te has detenido a contemplar de cerca los astros para admirar su brillo intenso, antes de cumplir 30, acude a un observatorio astronómico para ver el cielo nocturno. Saberte parte de algo mucho más grande te abrirá los ojos a un nuevo panorama.

Explotar tus talentos

Olvídate de tus miedos y explota ese talento oculto que tienes. Quizás siempre te ha gustado cantar, pero nunca te has animado a tomar clases. A lo mejor te encanta bailar, pero sientes que se burlarán de ti.

Inscríbete a un curso de algo que te apasione, pon a prueba tus habilidades y enriquece tu talento, sea cual sea: pintura, deporte, escritura, escultura, música. Lo fundamental es intentarlo.

Escribir tus memorias

No quiere decir esto que a tus 30 años debas disponerte a escribir un diario al estilo chica adolescente, sino de hacer un recuento de tu vida por escrito. Muchas veces, escribir puede convertirse en el modo más eficaz de exteriorizar nuestras emociones. Si eres más creativa, puedes dejar volar tu imaginación y escribir un relato autobiográfico, escribir un poema donde expongas tus sentimientos o hacerlo mediante alguna canción.

Mantener el contacto con tus amigos

Si eres de las chicas que se deja arrastrar por la rutina del día a día y encima, te has olvidado por completo de tu vida social, es hora de detenerte a reflexionar acerca de tu situación.

El contacto con tus amigos no debes perderlo nunca. Las emociones que fluyen cuando un grupo de buenos amigos se reúne son únicas. Ellos sabrán hacerte reír cuando más lo necesites, te escucharán cuando tengas una duda o necesites algún consuelo; y lo mejor de todo es que siempre que compartan un rato la química del primer día renacerá.

Inventar una palabra

No existe mejor terapia que el sentido del humor. Por eso, haz que tu vida sea más alegre explotando tu originalidad y carisma. Crea una palabra “código”, una que solo tú y tu familia o tu grupo de amigos sepan lo que quiere decir. De ese modo, sacarán su lado más infantil y de seguro podrán usarla en determinada situación engorrosa.

Ser experta en la preparación de un platillo

Toda chica a estas alturas de su vida debe ser experta en la preparación de algún platillo. Busca una receta que te encante y prepárala una y otra vez hasta perfeccionarla. Añádele tu toque personal e invita a tus amigos y familiares a probarla.

Apreciar las artes

También a los 30 años debemos estar abiertas al fomento de nuestra cultura. Por eso, una chica de casi tres décadas de vida debe interesarse por aquello que aún no conoce en materia artística.

Si nunca has asistido a un concierto de música sinfónica o has ido a una función de ballet, o te has dado una vuelta por una galería de arte, es hora ya de comprar boletos para ir a ver una obra del tipo que sea. Déjate llevar por las sensaciones que evocan en ti y conmuévete.

Regalarte un ramo de flores

No esperes a que llegue el príncipe azul y te obsequie un ramo de flores. Tú también puedes hacerlo. Visita un mercado y compra tus flores favoritas. Siéntete alguien especial y llena tu hogar o tu oficina de un aroma puro y natural.

Aprender un idioma

Para mantener tu mente joven y activa y para incrementar tu cultura, aprende algún idioma. Verás que además de serte muy útil para tu trabajo, te proporcionará habilidades nuevas de comunicación que podrás emplear en el plano personal.

Hacerte un tratamiento de belleza

Está de más la excusa de que “eres una mujer ultra ocupada”. Tu piel y tu cabello también necesitan atención. Regálate un día de spa o de salón de belleza; o, si prefieres, destina un fin de semana a realizarte tratamientos de belleza en casa. No necesitas gastar una fortuna para consentirte.

Mirar un atardecer

Disfruta de las pequeñas bondades de la vida. No sabes lo relajante que puede ser mirar un atardecer. Si es en compañía de la persona que amas, mucho mejor. La naturaleza tiene mucho que ofrecer.

Nadar desnuda

Encuentra una playa o un lago solitario donde puedas bañarte sin ropa. Sólo ten cuidado de no meterte en problemas. Experimentarás una sensación de libertad inigualable.

Aprender a empacar solo lo necesario

Has llegado a un punto de tu vida en que debes saber priorizar a la hora de empacar, pero sin dejar de ser precavida.

La verdad es que las chicas siempre exageramos un poco cuando preparamos una maleta, y como es probable que a partir de tus 30 empieces a realizar más viajes (por compromisos de trabajo o con tu bebé), aprender a empacar solo lo necesario es fundamental.

Aprender a caminar en tacones

A muchas mujeres no les gusta usar tacones, pero independientemente de ello, saber usar zapatos altos es muy importante. Nunca sabemos cuándo los vamos a necesitar: para una boda, una reunión de trabajo, un evento…

Saber decir “no”

Se acabó ya el complacer a los demás. Es hora de aprender a no renunciar a nuestros gustos para complacer los de otros. Aprende a decir “no” sin parecer irrespetuosa, las mujeres debemos aprender a expresarnos con diplomacia, pero siempre haciendo valer nuestro criterio.

Autoexplorar tus senos para prevenir el cáncer de mama

Esta es una tarea fundamental. Cada día que pasa son más los casos de mujeres con cáncer de mama, por lo que se impone aprender a autoexplorar nuestros senos mensualmente para prevenir esta enfermedad. Si no sabes cómo hacerlo, busca información en Internet o consúltalo con tu doctor.

Aprender a vestirte y maquillarte para verte profesional

Una mujer nunca debe perder la clase, y aunque no es menos cierto que la inteligencia vale más que el físico, una chica debe aprender a vestirse y maquillarse para verse profesional cuando lo necesite. Trucos sencillos te salvarán de cualquier situación.

Alimentarte de manera balanceada

Para cuidar tus niveles de sodio, colesterol, azúcar, entre otros, nada más importante que practicar una dieta balanceada. Encuentra formas sanas de cuidar diariamente tu salud.

Practicar algún deporte

Hacer ejercicios también es fundamental para prevenir enfermedades. No solo te mantendrás en forma, sino que velarás por tu bienestar.

Ir al médico

Visitar cada cierto período al médico es una tarea que a partir de ahora no debes dejar de hacer. Planifícate con tiempo y programa anualmente citas con tu ginecólogo, con el dentista, el oftalmólogo u otro especialista que necesites.

Vivir cada día como si fuera el último

La vida es corta y puede terminarse en cualquier momento. Disfruta cada día como si fuera el último. Si lo haces desde antes, perfecto, pero si vives preocupándote por el qué dirán o dejándolo para luego, haz un examen de ti misma y toma en cuenta esta y el resto de las cosas que toda mujer debe hacer antes de los 30 que te hemos propuesto.

 

Esperamos te sean útiles estos consejos. Aunque hemos comentado 30 cosas que toda mujer debe hacer antes de los 30, es importante destacar no hay edad mejor o peor. Lo importante es tomar la iniciativa y sentirnos bien nosotras mismas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here