Hay modos de actuar, costumbres que marcan pautas y hoy queremos referirnos a los hábitos de las parejas con una buena vida sexual,  porque representan uno de los pilares fundamentales de la vida en común, y si estos hábitos son compartidos y vividos con agrado por ambos, esto provoca el aumento de la excitación y el placer.

Por eso resulta oportuno tratar este tema en matrimonio.me, para aportar claves imprescindibles que nos ilustran los indicadores del buen estado del deseo y la salud sexual y mental de quienes comparten la vida amorosa.

Porque además de tener como hábito una buena comunicación y ser abiertos, sin restringirse por vergüenza de hacer, habrá que darse uno al otro de manera natural y espontánea.

No hay que temer a los juegos eróticos, a la experimentación, a las fantasías sexuales,  porque aunque exista amor y la actividad carnal sea placentera, cuando se matizan por la rutina y la monotonía suelen provocar la disminución del deseo y de la propia experiencia orgásmica.

Aquí te damos las claves para su experimentación, sigue con la lectura de este post en matrimonio.me.

TENER EL HÁBITO DE COMUNICARSE DE MANERA ESPONTÁNEA

La buena comunicación en la pareja es algo fundamental, porque permitirá saber lo que cada uno piensa o siente. Quienes se distancian comunicacionalmente, crean un espacio de silencio que incidirá negativamente en sus relaciones.

Representa uno de los hábitos de las parejas con una buena vida sexual comunicarse sensaciones, sentimientos, deseos. Es, sin dudas, una de las mejores prácticas para una vida sexual plena y placentera.

Decirle ella que se siente afortunada al ver lo que despierta en él, incitarlo, seducirlo cada día sin sentir miedos ni vergüenzas, e igual que él le corresponda hablándole abiertamente de lo que experimenta al contactar con ella. Todo eso mantendrá la llama de la pasión y del amor siempre vivas.

EXPERIMENTAR, DECIRLE NO A LA RUTINA

Entre los hábitos de las parejas con una buena vida sexual figura la experimentación, la búsqueda de nuevas sensaciones, de prácticas que rompan con la perniciosa rutina que tanto daño hace a las relaciones.

Que la llama de la pasión no solo se mantenga como una velita titilante, sino que al incentivarla con nuevas búsquedas de entrega, se desborde como la lava de un volcán en erupción, abrasadora, estimulante.

SER CREATIVOS, UNO DE LOS MEJORES HÁBITOS

Dicen que en asuntos de pareja, de relaciones, bien que pueden compararse con lo que practicamos en la cocina al intentar hacer una buena receta, con condimentos que le iremos añadiendo a nuestro gusto, buscando una creación novedosa.

Y ahí se incluyen desde la lencería femenina que constituya una sorpresa, una cena romántica previa a ir a la cama, una decoración sugerente con colores que incentivan, hasta mensajes enviados a través del móvil o del correo con palabras estimulantes, fotos de los dos juntos en escenas románticas, hasta ver una peli subidita de tono.

PROPICIAR UN AMBIENTE DE PRIVACIDAD

Ahora bien, si se desea disfrutar de la cercanía de nuestra media naranja, deberá cumplirse como uno hábitos de las parejas con una buena vida sexual tener una adecuada privacidad.

Y en este punto se incluye evitar cualquier tipo de distracción en esos momentos de entrega, dígase teléfono móvil del cual no debemos estar pendientes, televisor que no nos deja concentrarnos al estar mirándolo, o la computadora que mantenemos encendida porque estábamos redactando algo o pasando o esperando correos.

Deberá ser una habitación donde no haya ruidos que molesten, ni sintamos que cerca están otras personas que pueden escucharnos. En fin, que se requerirá un sitio donde como pareja se sientan en un ambiente sereno, plácido, privado.

BUSCAR CONTEXTOS INSPIRADORES

Dicen los entendidos en estos temas, sobre los cuales existen muchos estudios psicológicos, que resultan positivos como hábitos de las parejas con una buena vida sexual buscar contextos inspiradores, evitando así la rutina y aportándole incentivos a sus encuentros íntimos.

En este aspecto resultan válidas las iniciativas de viajes a lugares románticos, digamos a un hotel o a una ciudad que no conocen o a la cual fueron en su luna de miel.

También son efectivas las escapadas a una casa de campo, donde puedan lograr momentos íntimos en un ambiente un tanto riesgoso en contacto con la naturaleza, o igual en la playa con la serenidad y el sosiego que despierta el mar sintiéndose como adolescentes que hacen una travesura.

A veces esas locuras de querer experimentar en otro lugar de la casa, por ejemplo en la cocina, también puede ser un contexto inspirador.

DEDICAR TIEMPO A LOS PRELIMINARES

Generalmente, o casi sin excepción entre los hábitos de las parejas con una buena vida sexual está el tiempo que dedican a los preliminares, que vienen a ser como el aperitivo antes de degustar el menú.

Porque no se trata de ir al plato fuerte y ya. No, eso no será lo ideal. Antes para aumentar el nivel de excitación hay que hacer juegos eróticos, beber un trago, comer un chocolate, ir intercambiando besos y caricias, susurrando palabras amorosas.

CONJUGAR SABIAMENTE LO FISICO Y LO SENTIMENTAL

Por supuesto que quienes solo ven la parte física, la satisfacción de sus deseos en la relación íntima pueden tras lograr esa parte, ya perder interés, porque no hay vínculos sentimentales fuertes, solo se siente interés por lo carnal.

De ahí que entre los hábitos de las parejas con una buena vida sexual estén como otro punto a tomar en cuenta la sabia conjugación de lo físico y lo sentimental.

Que haya una buena empatía, que se quieran y se amen sinceramente, que puedan compartir intereses comunes en lo intelectual, en los gustos y preferencias, serán de mucha importancia.

NO RIGERSE POR LAS REGLAS

Aquellos que saben explotar su sexualidad sin tabúes, se sentirán mejor y tendrán ese precepto entre los hábitos de las parejas con una buena vida sexual.

Son esas parejas que experimentan con las fantasías eróticas, que generalmente funcionan con imágenes visuales, y en menor grado, con representaciones auditivas y sensoriales.

La cantidad y riqueza de fantasías positivas y placenteras son indicador de buen estado del deseo y la salud sexual y mental de quienes comparten la vida amorosa.

MADURAR LA RELACIÓN, APORTANDO MÁS CALIDAD

Con el tiempo, va madurando la relación y se requiere saber alimentarla no solo cuantitativamente, sino cualitativamente.

Se trata de madurar la relación aportando más calidad. Tener iniciativas y disfrutar del proceso con el otro es un indicador de que sabemos dar y recibir placer.

Un buen amante sabe que la sexualidad es un arte y le importa que la pareja sienta satisfacción en la intimidad, por eso buscará incentivos, novedades.

Son recursos infalibles en hábitos de las parejas con una buena vida sexual. Aquí te hemos dado las claves para su experimentación, son los deseos de matrimonio.me que hagas tuyas estas costumbres para alcanzar una vida amorosa placentera.

Redactado por Mónica

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here