Una relación de pareja es estable y fuerte si se sustenta en 4 pilares fundamentalmente: el amor, la comunicación, los valores de la pareja, y la sexualidad. Estos pilares fortalecerán a la relación de pareja de tal modo que es poco probable que esta sucumba en el tiempo.

Una relación de pareja se sustenta en la intensidad que tengan ambos miembros de forjar como un todo sus proyectos para andar por la vida. Para hacer realidad esto se hace imprescindible que la relación de pareja defienda y perfeccione con el día a día aquellos pilares que la sustentarán. Estos pilares no serán más que principios que formarán parte de la relación de pareja, siendo esta la encargada principal de hacerlos nacer, crecer y desarrollarse en el tiempo.

De manera general podemos afirmar que llevar muy en alto estos 4 pilares te facilitará gozar de una gran satisfacción en tu relación de pareja, además de mejorar la convivencia entre ambos.  Es decir, con la presencia de estos 4 pilares en la relación de pareja, habrás logrado un éxito en tu relación.

Alerta! Si estos pilares no están presentes, la relación de pareja fracasa.Por eso cultiva y promueve estos 4 pilares y tendrás a cambio una relación de pareja saludable y plena de felicidad.

1-El amor.

El amor es el corazón de la relación de pareja, es el pilar vital que la sostiene.

Con el avance del tiempo, el amor en la relación de pareja sufre modificaciones en su intensidad y forma de expresión, que son propias de cada etapa de la relación de pareja, pero aún así sigue siendo un pilar fuerte y definitorio en que la relación de pareja se mantenga como tal, como dos personas que sienten la necesidad de unirse por un sentimiento tan universal y especial: el amor.

Cuidarlo es la mejor manera de hacer que este pilar que es el motor impulsor en el nacimiento de una relación de pareja no muera.

Tiene que ser recíproco y en los dos sentidos, dile adiós a esa frase que dice que “en una relación de pareja uno ama y el otro se deja amar”. Los dos miembros de la pareja deben amar  y recibir  amor, solo así el amor nace, crece y perdura en el tiempo.

2-La comunicación.

Hablar no es comunicar. Comunicar es expresar todo lo que sentimos de una manera adecuada con la intención de llegar al entendimiento y dar solución en cualquier esfera de la vida, estableciendo un diálogo constructivo.

Este pilar tiene una fuerte influencia en la relación de pareja, pues en la medida que la pareja sea capaz de expresar  sus problemas y  buscarles la mejor solución sin llevar implícito ofensas, ni gritos o faltas de respeto vivirán como pareja estable, crecerán tomando decisiones y acuerdos  haciéndolos invencibles.

A la hora de comunicar los problemas surgidos es muy conveniente que la otra parte escuche y asuma una posición de empatía con su pareja, no hay mejor manera de entender a otra persona que ponerse en su misma carne y piel.

Mientras se dialogue como forma de entendimiento, es aconsejable que se realicen pequeños resúmenes del problema o lo que estén expresando pues eso ayuda a evitar malos entendidos.

Así también potenciar las acciones negativas que se está discutiendo puede hacer sentir a la otra parte una acusación intensa. Realizar una imbricación de lo bueno y malo hace que el problema se perciba más integral y no tan parcial de negatividad.

El momento y lugar adecuado para entablar una comunicación es también crucial en el éxito de esta. Estos dos factores, el lugar y el momento pueden atentar con el desarrollo de una comunicación responsable.

El lenguaje, por su parte es otro punto importante en la comunicación. Las palabras claras, sencillas y sin expresiones acusadoras favorecen la comunicación, las que son  ofensivas, con intensidad de voz alta o gritos envenenan de manera considerable  la comunicación además de enturbiar toda la razón que podamos tener.

Es decir la comunicación como pilar en la relación de pareja, es algo difícil de conseguir pero no imposible de lograr, solo cuenta la voluntad de hacerlo y hacerlo bien.

3- La escala de valores de la pareja.

Cada miembro de la pareja tiene sus propios valores que lo caracterizan como ser humano y social. Sin embargo cuando dos personas se juntan para formar una relación de pareja surgen los valores de la pareja, los cuales serán los que representen a la pareja y los que primarán en el desarrollo de su relación.

Muchos son los valores que pueden caracterizar a una relación de pareja, estos que a continuación te exponemos son los que deberían ser imprescindibles en la relación de pareja:

El respeto: el respeto es un valor humano que está presente en la relación que se mantiene en el tiempo, y que crece y prospera felizmente. Una relación de pareja que se respete es una relación que gozará de admiración ante la mirada de todos.

La fidelidad: tener una relación de pareja lleva implícito un compromiso con la pareja. La fidelidad es un valor que eleva a toda aquella persona que la concibe como un hecho. Ser parte de una pareja en que la fidelidad se lleve a cabo, genera grandes dosis de tranquilidad.

La confianza: La confianza entre dos personas unidas por el amor de pareja, es un pilar que transmite estabilidad, espiritualidad, apoyo, esperanza  a aquellos que fungen como uno.

4-La sexualidad.

La sexualidad es otro de los pilares de mayor importancia en la relación de pareja.

La sexualidad es una manera muy particular de comunicar, pues aunque pueden estar presentes las palabras, el lenguaje corporal es otra manera de comunicar y con un efecto bien potente.

El secreto en este pilar radica en hacer lo imposible por mantenerla viva, todo absolutamente todo, lo que tiene que ver con el sexo y la sexualidad en la relación es vital para su existencia.

Ser absolutamente libre de expresar lo que queremos a nuestra pareja, compenetración íntima y librarse de la rutina, son elementos que llevan al éxito.

Una sexualidad sana es fundamental para la salud y satisfacción de la pareja.

Cuando uno de estos pilares falta o se afecta, la relación está en peligro. Por eso vale la pena conocer estos 4 pilares que sustentan la relación de pareja, trabajar de manera inteligente y ardua para que siempre estén presentes y con muy buena calidad, será el verdadero secreto de una relación completamente feliz.

Escrito por: Hilda Elia Rodríguez Chala

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here