Como sacada de un cuento de hadas puede ser la aventura que vivas en estos sitios encantadores: 5 castillos europeos para visitar en tu luna de miel.

Todos guardan una historia, algunos se conservan tal cual, otros han pasado a convertirse en museos o en majestuosos hoteles, ideales para vivir el arte o pasar unas noches como parte de un viaje de bodas. Todas son construcciones que recogen un mundo de maravillas de las que solo te damos una breve muestra.

Descubre estos 5 castillos europeos para visitar en tu luna de miel

 Alcázar de Segovia, España

Aquellos que creen que España solo tiene para ofrecer a los enamorados hermosas playas y hoteles, se equivocan. El Alcázar de Segovia demuestra que la Península Ibérica es una tierra que tiene mucho que aportar, incluso, si se trata de una luna de miel. Sus fortalezas y palacios son parte indiscutible de sus encantos.

Segovia se encuentra en el corazón de España, por lo que es posible su acceso desde todas las direcciones del país. El Alcázar es, sin duda, una de las visitas imprescindibles en tu excursión por los alrededores de Madrid. Este imponente castillo es uno de los sitios icónicos de Segovia. Sobre todo, su historia y las vistas panorámicas que puedes disfrutar desde la orilla del río Eresma, son las principales razones para incluirlo entre tus destinos predilectos.

Los orígenes conocidos del Alcázar de Segovia se remontan al siglo XII, en la época de la reconquista de la ciudad por Alfonso VI. Desde entonces, y hasta el siglo XVI, fue la época más pujante de este majestuoso castillo, pues fue residencia de los reyes castellanos, y por sus salones pasearon 22 reyes de Castilla.

En la actualidad, el Alcázar de Segovia alberga el Archivo General Militar, que se instaló en 1898, tras la restauración del edificio.

Desde 1951 es gestionado por el Patronato del Alcázar, que tiene la función de conservar este monumento nacional, que paulatinamente se va enriqueciendo con reformas y nuevo patrimonio histórico.

Palacio Bevilacqua, Italia (Hotel)

Durante tu visita a Italia, siendo uno de los castillos europeos más emblemáticos, el Palacio Bevilacqua es un punto de interés que tienes que añadir a tu agenda de viaje.

Erigido por el arquitecto veronés Michele Sammicheli a petición de la familia Bevilacqua, para los viajeros deseosos de vivir su romance en un verdadero palacio, Castello Bevilacqua es una opción que, definitivamente, vale la pena considerar.

Se trata de uno de los palacios más finos y ricos en detalles de la región, con una fachada realizada en dos órdenes: el inferior más macizo y el superior más suelto y elegante. La entrada se tiene por un gran portón que lleva directamente al piano nobile, segmento donde vivían los miembros de la familia.

Se dice, que antiguamente acogía pinturas famosas como La pietá della lacrima, de Giovan Francesco Caroto, Francesco, de Domenico Brusasorzi y Paraíso, de Tintoretto, muchos de los cuales se encuentran hoy en el Museo del Louvre.

Actualmente convertido en hotel, es un sitio de referencia obligada cuando se buscan castillos europeos para visitar por interés cultural y turístico o para pasar una luna de miel.

Visto así, desde una óptica más moderna y como uno de los hoteles más visitados de Italia, el Palacio Bevilacqua, cuenta con siete junior suites, decoradas individualmente con muebles antiguos y obras de arte.

La propiedad, admirable por su decoración medieval, también cuenta con un restaurante gourmet y varias grandes salas de reuniones para conferencias y bodas. Como parte del confort que aquí se brinda, muchas de las habitaciones incluyen bañeras de hidromasaje, así como televisión y conexión Wi-Fi.

Si tu chico quiere hacerte sentir como una verdadera princesa, este es el sitio ideal, romántico por excelencia.

Palacio de Versalles, Francia

A 30 minutos de la ciudad de París, se encuentra el Palacio de Versalles,  uno de los monumentos franceses más visitados de Francia y de mayor valor histórico y artístico del mundo entero. Dicho sitio acoge a millones de visitantes por año, deslumbrando a cuantos pasean por sus alrededores.

El complejo, que constituyera el símbolo del poder absolutista y del que Luis XIV disfrutara en todo su esplendor, fue el escenario donde se inició la Revolución Francesa y donde tuvo lugar la firma del Tratado de Versalles que pusiera fin a la Primera Guerra Mundial.

Alrededor del año 1623 el rey Luis XIII edificó un pabellón de caza para pasar sus ratos de ocio, lugar que posteriormente fue ampliado y conocido como “el antiguo palacio”, quedando en manos del arquitecto Luis Le Van.

Especialmente destacables en el interior del recinto son las habitaciones tanto del rey como de la reina, además de los Salones de la Guerra y de la Paz. Es increíble poder ver la Cámara de la Reina y la Capilla donde diariamente iban a misa Luis XIV, Luis XV y Luis XVI.

Resulta encantador el recorrido por sus majestuosos jardines, diseñados de manera espectacular y decorados con fabulosas fuentes y estanques.

La visita del Castillo de Versalles se organiza en 3 atracciones principales:

  • Visita del Palacio (grandes apartamentos, galería de los espejos, …)
  • Visita de los jardines (paseo, espectáculo de las grandes aguas, …)
  • Visita del dominio de Mariá Antonieta (Pequeño Trianon, Gran Trianon, …)

 Bovey Castle, Inglaterra (Hotel)

En el corazón del Parque Nacional de Dartmoor y a 15 minutos de la A30, el histórico y lujoso Bovey Castle, se erige como uno de los castillos hoteles ingleses más populares para visitar en pareja.

Situado en lo alto del valle, este palacio promete para el bienestar de sus visitantes un placentero spa, sauna, gimnasio, bañeras de hidromasaje y jacuzzi en algunas de sus instalaciones.

La residencia fue construida en 1907 por el diseñador Detmar Blow, segundo Visconde de Hambledem. Hoy día, la propiedad pertenece a la Eden Hotel Collection, la cual ha sido acreedora del Premio de Oro del Large Hotel of the Year y del Premio a la Excelencia 2016-17.

Puede considerarse el lugar de ensueño de todo turista, puesto que jóvenes y adultos, incluidos los amantes del deporte, encuentran en Bovey Castle, expediciones de caza y de pesca, ciclismo, senderismo, equitación, así como actividades para los niños entre las que se hallan caminatas al bosque y parques inflables.

Concentra 69 habitaciones clásicas, todas con una hermosa vista, ya que rodean al castillo los jardines Edwardians, el campo de golf y el río Bovey. A las parejas les encanta la ubicación y el entorno que le rodea.

Cerca de allí se puede acceder al Newton Abbot Racecourse, al Club de golf Ashbury, entre otros lugares.

Si necesitas más motivos para elegir el Bovey Castle pues te comentamos que aquí los precios son imbatibles, que, además, puedes gestionar tus reservas online de un modo seguro y que su competente personal habla español, inglés, alemán, francés, italiano, polaco y rumano.

Neuschawanstein

Si viajas hacia Alemania, no dejes fuera tu visita al Castillo de Neuschwanstein. Aunque hay un poco de tragedia en su historia, es un sitio increíble por su arquitectura, e indiscutiblemente, será uno de esos recuerdos del cual podrás hablarle a tus hijos cada vez que vean una película de Disney. Ya te enterarás por qué.

Luis II de Baviera, a quien se debe la idea de su construcción, tenía solo 18 años cuando los muros del Castillo de Neuschwanstein empezaron a levantarse. A esta edad ya había accedido al trono sucediendo a su padre Maximiliano II.

El joven rey vivió sus primeros años de reinado ocupado con la alianza con Austria y la guerra contra Prusia. La derrota en esta contienda supuso una decepción para el monarca y su concepción idealista del mundo.

A raíz de esta situación, se retiró de la vida pública y comenzó a vivir aisaldo. Las peculiaridades de su conducta y su singular personalidad hicieron levantar sospechas acerca de su salud mental. Murió ahogado supuestamente de forma accidental.

Desde muy joven, el rey había mostrado su fascinación por las grandes fortalezas. De pequeño había frecuentado el valle en el que más tarde mandaría construir Neuschwanstein. En ese entonces quedaban allí las ruinas de dos castillos medievales.

A pesar de su final, el legado de Luis II de Baviera mantiene un gran protagonismo en la actualidad, pues este y los otros dos castillos que construyó, son un gran atractivo turístico. El Castillo de Neuschwanstein es uno de los monumentos alemanes más visitados y uno de los más fotografiados del país. Curiosamente, fue el que inspiró el castillo del logo de Disney, el mismo que puede observarse en Disneyland para la Bella Durmiente y la Cenicienta.

Razones por las que debes elegir uno de estos 5 castillos europeos para visitar en tu luna de miel:

  • Poseen un alto valor histórico y artístico.
  • Son representativos de cinco importantes países europeos.
  • Muchos de ellos constituyen hoteles, por lo que tu visita puede tomar el tiempo que desees.
  • Esconden leyendas y curiosidades que los hacen más interesantes.

Aunque hemos seleccionado solo 5 castillos europeos para visitar en tu luna de miel, hay otros rincones del continente y de estos mismos países que pueden deslumbrarte. Aquí te dejamos algunas opciones:

Otros 5 castillos europeos para visitar en tu luna de miel:

  • Palacio de Pena, Portugal
  • Castillo de Drácula, Rumania
  • Castillo de Haar, Holanda
  • Castillo Hohenzollern, Alemania
  • Bodiam Castle, Inglaterra

 

Otros 5 castillos europeos para visitar en tu luna de miel que son hoteles:

  • Ashford Castle, Irlanda
  • Hotel Schloss Mönchstein
  • Castello delle Quattro Torra, Italia
  • Lough Eske Castle, Donegal, Irlanda
  • Waterford Castle Hotel, Waterford, Irlanda

 

Por Claudia Corzón Aput

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here