En este artículo tendrás algunas ideas acerca del protocolo de entrada para bodas gay. Si ya tienes todo listo para tu celebración, solo queda definir cómo serán la entrega y el encuentro de los novios.

 

En nuestros días, todavía a muchos les cuesta escuchar hablar de la celebración de una boda gay; pero lejos de todo prejuicio, organizar un matrimonio entre dos personas de un mismo sexo, al igual que ocurre con las parejas heterosexuales, lleva seguir un orden y ajustarse a una dinámica.

Ya en nuestra página te hemos ofrecido un artículo sobre Consejos fundamentales a tener en cuenta al organizar una boda gay, pero en esta ocasión nos acercamos a ti para tratar acerca del protocolo de entrada para bodas gay.

Las bodas de este tipo, al ser todavía “nuevas”, no mantienen todo el estilo “protocolario” con que cuentan las bodas religiosas o civiles heterosexuales. La clave reside en adaptar aquella parte del protocolo que se aviene con una pareja gay y tomar la parte de las normas de etiqueta que más le gusten a los novios.

 Protocolo al organizar una boda gay

Como ya hemos comentado, protocolarmente, no es igual una boda gay a una boda heterosexual, pero no por eso hay que renunciar a las costumbres clásicas de matrimonio.

Generalmente, antes de llegar a la celebración, las parejas siguen una serie de pasos que conducirán la llegada al altar. Veamos algunos de estos momentos esenciales

Pedida de mano en una pareja gay

  • Las pedidas de mano de hoy se distancian en cierto modo de las que existían en otras épocas, y mucho más amplia se hace la diferencia cuando hablamos de parejas gay. Los tiempos han cambiado, y cada vez es más raro oír que alguien fue a la casa de su enamorado (a) a pedir su mano en matrimonio.
  • El acto de pedir la mano, con exclusión de algunas culturas, se ha modernizado, bastando con que uno de los novios tome la iniciativa y ocurra la pedida únicamente entre ellos dos, sin necesidad de pedir turno en casa de los padres de la pareja.
  • Este momento tan bonito y romántico, que no por moderno deja de ser así, hoy ocurre de disímiles maneras, incluso de las más alocadas e inesperadas.
  • El hecho de que se trate de una pareja gay, no significa que la pedida de mano renuncie a las costumbres clásicas de bodas; al contrario, las parejas homosexuales también pueden incluir en su acto de petición de la mano la típica escena de ponerse de rodillas ante la otra persona para proponer matrimonio con un hermoso anillo.
  • No existe un método para pedir matrimonio: el lugar, la hora y la forma, quedan a opción de la pareja. Lo mismo una cena, una reunión, un viaje, la boda de otro familiar o amigo, etc., son perfectos para saber si ese chico o chica a quien amas, está dispuesto a casarse contigo.

Invitaciones

  • Las invitaciones también forman parte del protocolo de las bodas.
  • Actualmente, existen disímiles negocios especializados en este tipo de impresiones, presentando desde los diseños más clásicos hasta los más modernos.
  • En el caso de una boda gay, al tratarse de una invitación para una boda civil, se puede tener más libertad a la hora definir los datos que se incluirán dentro de las tarjetas. Además de colocar, fecha, hora y lugar, puedes agregar el tema de tu fiesta (en caso de que lo tenga), el tipo de vestimenta que deseas que luzcan tus invitados, así como frases o palabras simpáticas que deberán decir para poder entrar a tu recepción.
  • Como en cualquier otra boda, hacer partícipe a los padres del proceso de elección, confección y entrega de las invitaciones es un bonito detalle.

 

Protocolo de entrada para bodas gay

Expertos en organización de bodas gay apuntan que como el matrimonio entre personas de un mismo sexo se legalizó a partir de los primeros años del presente siglo XXI, no existe en tan poco tiempo una tradición definida o un protocolo establecido para celebrar esta clase de ceremonias.

Tipo de protocolo: clásico o moderno

  • Como todo fenómeno moderno, el matrimonio gay trae como consecuencia hacer cambios y adaptaciones. Lo ideal, como no existe un canon a seguir, es preguntarle siempre a la pareja qué prefiere: si es una ceremonia solemne se adapta el protocolo nupcial hetero a lo que puede hacer una pareja de un mismo sexo; si desean una celebración original el protocolo se hace un poco más personalizado.

Madrinas y padrinos

  • Las madrinas y padrinos de las bodas gay forman parte del protocolo de entrada. En algunos casos entran en pareja, separados de los contrayentes, y en otros, pueden ser ellos quienes conduzcan o acompañen a los novios.
  • Por lo general, el contrayente de mayor edad es el que entra primero, pero nunca solo, ninguno de los dos, siempre deben hacerlo acompañados de alguien: madrinas y padrinos, padres, otros familiares o amigos…
  • Encuentro previo a solas
  • Como parte de los elementos protocolares de bodas, entre las parejas gay también es posible establecer un encuentro a solas previo a la ceremonia, de modo tal que los novios puedan verse una vez vestidos con sus trajes, elogiarse, decirse algunas palabras, e incluso, repasar algunos detalles del guión del festejo. Asimismo, podrán acercarse juntos al sitio en que se encuentran los invitados para darles un saludo de bienvenida.

    Entrada de los novios

  • Cuando ya haya terminado el encuentro previo a solas entre los novios, la música dará paso al momento de entrada al altar.
  • Recordemos que como son ceremonias atípicas podrán hacerlo acompañados de los padrinos o juntos. Queda a elección de cada pareja.

Vestuario de los novios

  • El protocolo de entrada para bodas gay también requiere de normas de etiqueta y vestuario.
  • Toda boda, sin importar su dimensión, es un momento importante, una ocasión especial.
  • Muchas parejas se preocupan más por “ir de gala”, que por la propia “gala”, pero en una ceremonia matrimonial hay elementos mucho más relevantes que la vestimenta: los votos, los discursos, la emotiva pregunta de aceptación del enlace, en fin… momentos de puro sentimiento.
  • No obstante, también es una ocasión que amerita vestirse elegante, aunque sea del modo más sencillo.
  • Algo fundamental en cuanto a la vestimenta de los novios y de los invitados es que sea acorde al entorno de la ceremonia.
  • Aunque no existe un código de vestimenta fijo, es habitual el uso de trajes oscuros en los hombres y del vestido blanco en las damas.

 

Hasta aquí, algunas cuestiones esenciales del protocolo de entrada para bodas gay. Ten presente que no hay que regirse siempre por la tradición. Mientras sea en un sentido positivo, es importante abrirse al cambio y a las nuevas ideas.

 

Claudia Corzón Aput

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here