Existen varios momentos emotivos de una boda que por su relevancia son más significativos que otros. Hoy te proponemos conocer cuáles son esos momentos emotivos de una boda  y cómo hacer para que queden perfectos, así tu boda permanecerá como un recuerdo imborrable en la memoria de todos.

El día de la boda, es un día donde los sentimientos no suelen quedarse escondidos, y es que se hace irresistible no emocionarse ante tal acontecimiento, existiendo una mezcla de risas y llantos o presencia de lágrimas de todos los participantes, desde los novios hasta los invitados. Vivir intensamente estos momentos emotivos será como llenarte de felicidad.

Toma en consideración  estos consejos y lograrás que se disfruten estos momentos emotivos en tu boda sin ningún inconveniente o imprevisto, así será tu boda un  evento muy emotivo que no podrás olvidar.

Los momentos emotivos de una boda suelen estar presente de manera indistinta tanto  en la propia ceremonia nupcial como en el festejo de la boda, haciéndose sentir en cada uno de ellos.

Momentos emotivos de la ceremonia nupcial.

1-La entrada de  la novia

Ya sea en la iglesia o en un sitio para ceremonia por lo civil, la entrada de la novia es un momento emotivo especial.

La presencia inicial  de la novia es la manera simbólica de dar comienzo a la ansiada ceremonia nupcial. Iniciar la entrada  junto a su padre o tutor  y el resto del  cortejo nupcial en presencia de la marcha nupcial es el primer momento emotivo en la ceremonia dónde se desatan lindas emociones.

Durante este proceso ocurre una serie de acontecimientos casi instantáneos pero a la vez muy estremecedores.

Es la primera vez que la novia se  muestra con su vestimenta de boda frente a los invitados y al novio quien la espera ansiosamente. Es también el primer momento en que los novios intercambian esas miradas intensas que expresan amor, admiración, complicidad y nerviosismo, y que adornan el ambiente nupcial.

Todos los presentes están emocionados, las sonrisas y el júbilo que sienten ayudan a dar un ambiente lleno de felicidad. Las lágrimas pueden estar presentes pero en este caso no es por tristeza sino por la emoción, llorar de felicidad es una bendición quedando como un momento emotivo para toda la vida.

Como la novia es el centro de este momento sería bueno que respirara profundo antes de comenzar a caminar. Concentrarse y caminar con seguridad, elegancia y confianza, sin contener las emociones permitirá que este momento emotivo sea todo un éxito.

2-El momento de los votos matrimoniales y la colocación de los anillos.

Ya junto a su futuro esposo  comienza el acto de los votos matrimoniales donde también las emociones toman protagonismo.

Es la parte de la ceremonia  que aún con la importancia que se le tiene no lleva inversión ni preparación. Todos en la ceremonia se concentran en los novios, que se encuentra mirándose y con las manos entrelazadas, dando su compromiso de amor frente a todos aquellos presentes que obran como testigos.  Ya en el momento de colocarse los anillos de matrimonio están dando la evidencia ante todos  de que ambos están siendo esposados  amorosamente y al  dar el  SÍ, QUIERO, pueden aparecer lágrimas, risas nerviosas y hasta quebranto de voz pues es muy fuerte su implicación, siendo palabras dichas con el corazón.

Es el paso de la ceremonia en la que ya se hace realidad en tu conciencia de que eres una mujer u  hombre casado siendo un momento emotivo de gran distinción.

Mantener la serenidad en este momento es magnífica idea, no muestres impaciencia ni ansiedad ante su desarrollo, pues denotarías que le tomas poca atención al asunto.

3-El beso de los novios.

La frase ¡Puede besar a la novia! Es una de las más esperadas por todos los invitados, pues el beso es el símbolo o caricia más representativa socialmente del amor de pareja. Este complementa al Sí, quiero y sella los votos matrimoniales.

Saber cómo besarse ante todo los que miran merece cuidado, así el beso quedará como perfecto para la ocasión.

Pueden haber besos pasionales, intensos, cariñosos, románticos, solo debes ajustar  cuál quisieran experimentar, pues quizás en la emoción de la situación la improvisación no sea conveniente.

Recuerda que en una boda hay todo tipo de personas, desde niños  hasta ancianos por lo que el beso no debe ser tan largo, exagerado ni con  movimientos de lengua groseros. Busca el beso perfecto para ustedes como pareja, y eso con sacar a flor de piel el amor, la pasión el respeto y cariño que se tienen será suficiente.

4-La salida de los novios

Es el momento emotivo que da cierre a la ceremonia, pues ya se ha cumplido el objetivo, estar casados ante Dios o por la ley.

Se caracteriza por una gran alegría y felicidad, pues ahora ya juntos salen de la iglesia irradiando esa emoción de ser al fin una pareja casada o unida en matrimonio.

No solo los novios la disfrutan, también los invitados con sus alegrías aprovechan para tirar arroz, confetis o pétalos de rosas  y gritan consignas de ¡vivan  los novios!

Para que esta parte quede fabulosa, no olvides repartir lo que se les tirará a los novios. Para eso puedes nombrar a alguien quién se encargue de la tarea.

Sería importante valorar si es conveniente tirar arroz, según el piso del lugar pues podrían provocarse algún accidente con la presencia de este en el suelo.

Momentos emotivos de la recepción de la boda.

En esta parte de la boda también se da lugar una serie de momentos emotivos que quedan como una huella perdurable, pues en medio de tanta alegría, risas  y disfrute se escapan también lágrimas de emoción.

5-Llegada a la recepción de los novios  y primer baile juntos.

El momento emotivo en que los novios arriban está lleno de aplausos y consignas, además de poder percibir los propios novios que sus invitados están disfrutando de la fiesta en nombre de su casamiento.

El primer baile es sin dudas lo que abre la actividad festiva de la ceremonia de boda. Una vez terminado el baile con el padre, este entrega la novia al novio para que entonces ya siendo esposa y esposo realicen su primer baile juntos.

Tomar algunas horas de prácticas durante la organización de la ceremonia les vendría muy bien, así se evitarían descoordinaciones o imprecisiones importantes, pues recuerda que son el centro de atención de todos.

Seleccionar una canción que tenga que ver con su historia de amor los hará sentirse cómodos, emocionados, y felices al bailar.

6-Hacer el brindis y cortar el pastel.

Brindar y comer un pedazo de pastel es la manera simbólica de dar comienzo al banquete que disfrutarán todos.

Levantar copas y hacer el brindis con esas palabras que pueden venir de algún familiar o amigo según lo hayas seleccionado es otro momento emotivo, Hacer un brindis por los novios y su felicidad es gratificante.

Encárgale a alguien la tarea de supervisar que las palabras a emitir sean adecuadas, para que no se de una situación desagradable y se manche lo espectacular que está quedando todo hasta el momento.

Cortar el pastel es una gran tradición, hacerlo de manera suave y coordinada hará que el momento quede perfecto. Juntar las manos de ambos es un detalle precioso.

7-Lanzar el ramo de novia.

Este es un momento emotivo muy esperado en las fiestas de boda, pues es la parte simbólica de saber cuál será la nueva novia que se casará y continuará con la tradición. Existen muchas maneras de entregarlo, cualquiera que elijas estará bien, solo debes cuidar el lugar dónde se efectuará tal momento emotivo  pues a veces en la emoción de agarrar el ramo al lanzarlo pueden darse algún incidente que puedan causar daño a las invitadas.

Los momentos emotivos que vivirás en tu boda merecen gran atención, tomar en consideración hasta el último detalle permitirá que el día de tu boda quede como un momento único de tu vida.

Escrito por: Hilda Elia Rodríguez Chala

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here