Cuando se trata de relaciones de pareja y de relaciones sexuales, casi siempre se da por sentado que estamos hablando de jóvenes o de personas con mediana edad, pero lo cierto es que cualquier momento en la vida de un ser humano, es adecuado para amar y tener sexo, siempre que se cuente con lo más importante: corazón y deseos. Comentemos entonces sobre el amor y el sexo en la tercera edad.

La Organización Mundial de la Salud distingue dentro de las diferentes categorías etarias, a la del “adulto mayor”, para el caso de los individuos humanos que han superado los 65 años. También se utiliza el término de “la tercera edad”, con el objetivo de evitar el uso de palabras  como vejez y ancianidad, que pueden ser entendidas como discriminatorias.

Las relaciones de amor y de sexo en las personas mayores no son algo insólito, por el contrario, son reales, frecuentes y admirables.

Los beneficios que el amor y el sexo en la tercera edad proporcionan a los que tienen la dicha de sentirlo y practicarlo

  1. Las personas de la tercera edad que viven una relación sentimental de pareja, disfrutan de mejor salud física y metal.
  2. La autoestima de las personas de edad avanzada crece cuando se sienten amadas por su pareja.
  3. La calidad de vida de los adultos mayores mejora considerablemente cuando practican el sexo con alguna frecuencia.
  4. Las expresiones de afecto como es el caso de los abrazos, las caricias y los besos, transportan al adulto mayor a una nueva dimensión existencial.
  5. Cuando el trabajo ha dejado de ser uno de los pilares fundamentales de la vida del adulto por su avanzada edad, y la familia joven no cuenta con el tiempo suficiente para dedicarse a los abuelos, la posibilidad de tener una pareja con la cual compartir esta otra etapa de la vida, es elemental para evitar una depresión.

La familia no siempre “ve con buenos ojos” una relación que estimule el amor y el sexo en la tercera edad

Los hijos son a veces un impedimento para que los padres, que han llegado a edades avanzadas, tengan relaciones de pareja. Es importante que no seamos egoístas y valoremos las ventajas de que nuestros adultos mayores amen y se sientan amados. No podemos descalificar a las personas mayores de nuestra familia que estando solas decidan comenzar una relación afectiva. No se pueden valorar estas acciones como atentados a la moralidad y a las buenas costumbres. Sencillamente el ser humano es capaz de amar mientras tiene vida y esa capacidad de dar y recibir amor constituye un acicate para vivir.

Ahora bien, aunque se tengan los mismos deseos de sentir placer físico con la pareja a los 70 que a los 25 años, la ejecución  de esas relaciones sexuales es algo diferente.

Características de las relaciones sexuales en la tercera edad

– Son más espaciadas.

– Sor más lentas y de reacciones más tardías.

– Ante el padecimiento de enfermedades cardiovasculares, respiratorias y articulares, se modifican los hábitos sexuales en correspondencia y se acepta la oportunidad de explorar otras maneras posibles para dar y recibir placer.

El amor y el sexo en la tercera edad son necesarios, aunque esta etapa de la vida suele ser de naturaleza más espiritual. Se disfruta de compartir intimidades, secretos, vivencias y experiencias. La ilusión es el motor impulsor que mantiene el deseo de vivir y disfrutar en el nivel máximo. El amor tiene un nuevo significado y es más valorado.

Otras reflexiones interesantes sobre el amor y el sexo en la tercera edad

La manera en que el adulto mayor disfruta de la sexualidad va a estar en dependencia de su estado físico y emocional. Si de joven concedía importancia relevante al sexo, en la mayor adultez ocurrirá lo mismo, aunque no lo pueda ejecutar de manera tan frecuente como en la época de su juventud. El sexo no involucra precisamente la penetración, y se puede lograr la plena satisfacción desarrollando las caricias íntimas y la masturbación mutua.

Puede ser el caso que al padecer algunas enfermedades como la diabetes, la hipertensión y las enfermedades de la próstata entre otras, lo mismo el hombre que la mujer, tengan un desempeño sexual inferior, pero no debe avergonzarlos esta circunstancia, muy por el contrario se debe acudir a un especialista, puesto que hoy en día se han desarrollado muchos medicamentos  que ayudan a disfrutar de una sexualidad plena a los pacientes que lo requieran.

El amor y el sexo en la tercera edad mejoran la calidad de vida

Está comprobado que una sexualidad periódica y satisfactoria aumenta las defensas del organismo. Puede que la frecuencia de realización del coito disminuya en la tercera edad pero no la satisfacción sexual.

La expectativa de vida hoy es mucho mayor y observamos cómo muchos adultos llegan a las edades avanzadas con buenas condiciones físicas, independencia económica y buen estado emocional. Al desprenderse de las preocupaciones que el trabajo y la manutención familiar les imprimen, los adultos mayores puedes disfrutar del amor y el sexo en la tercera edad con una especial plenitud. Porque además cada minuto de bienestar cuenta.

Es importante puntualizar que tanto los hombres como las mujeres tienen las mismas necesidades sexuales sin importar la edad. No se trata de un asunto de género, sino de cada persona. Se encuentran involucradas las creencias, los gustos, las preferencias de cada cual y de la pareja como tal.

Para los que aún sienten la necesidad de amar y de tener sexo a edades avanzadas, sépase que es algo necesario y natural. Los orgasmos incluso pueden lograrse plenamente, aunque se requiera de mayor y más prolongada estimulación.

El cuerpo envejece con los años pero el espíritu se puede mantener joven y los adultos mayores pueden practicar el amor y el sexo en la tercera edad para mantener ese espíritu vital.

 La tercera edad no es sinónimo de enfermedad. Puede ser que individuos que fueron muy saludables durante toda la vida, padezcan ahora de enfermedades que sean controladas a través de medicamentos, porque el organismo humano con el paso de los años sufre un envejecimiento y un inevitable deterioro. Pero si es cierto que así se presenta la vida en la tercera edad, también es verdadero que los años que van quedando se deben vivir espléndidamente.

No se debe dar cabida a la depresión. Es el momento de disfrutar de lo que siempre se deseó hacer y no se ejecutó por falta de tiempo, es el momento de viajar, de probar cosas diferentes, de aprovechar el tiempo libre y de gozar la relación de pareja. Vive plenamente el amor y el sexo en la tercera edad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here