De experiencias y colores está llena la realidad y la vida. Por eso, Matrimonio.me te trae este artículo para que el Azul Niágara alegre tus momentos nupciales. Ese será el tema central de este texto: el Azul Niágara en y para tu boda.

AZUL NIÁGARA PARA NOVIAS

Hay quienes afirman que la vida está llena de colores, algunos prefieren llamarle matices, otros solamente se reducen a la luz o por el contrario, la ausencia de esta. Lo cierto es que nada es blanco y negro y precisamente ello se visualiza en los aspectos más íntimos de nuestras vidas, manifestándose no solo externamente, sino que traspasa las fronteras de lo particular para convertirse en asunto de todos pero… si eres de las que adora añadir colorido a los momentos más felices de su vida, le invito a tocar el cielo y teñir de azul sus sueños.

No se trata de un azul cualquiera. Deje volar su imaginación y sienta el espíritu libre de la naturaleza, luciendo el día de su boda un vestido Azul Niágara, color que sin dudas promete ser de los elegidos para ser feliz este 2017.

Cada año aumentan los proveedores de colores los que no pierden oportunidad de jugar con los diversos cromas para lanzar hermosos conjuntos, que de seguro harán de nuestras celebraciones nupciales un hecho inolvidable.

Entre tantos hay uno que se destaca por encontrarse constantemente actualizando su muestrario y marcas, además de establecer tendencias novedosas en el maquillaje, el diseño y las bodas. Hablo de la PANTONE, quien apuesta un sí al color Azul Niágara, como el favorito para los matrimonios este año.

HABLEMOS DEL COLOR

Como el equilibrio entre el azul oscuro y el azul más suave podría definirse el Azul Niágara, el que por su composición ostenta todos los votos para ser el predilecto.
Pensar en esta tonalidad nos remite rápidamente a esa gran belleza natural ubicada en la zona fronteriza entre estados Unidos y Canadá: El Niágara, cuya belleza y majestuosidad combinan a la perfección la gama de colores naturales que la transforman en un inigualable paisaje.

De igual forma el color Azul Niágara nos permite dar un toque armonioso y alegre al contrastar con otros colores. Ello nos facilita destacar los detalles y así convertirnos en los novios más deslumbrantes que existan.
Este color por naturaleza propia deviene en sencillez, lo que lo convierte en infaltable si se trata de decorar nuestra ceremonia nupcial.

USOS DEL AZUL NIÁGARA

Por su tonalidad agradable a la vista, el Azul Niágara se ubica en el gusto personal de muchos para la escenografía de la boda.
Es un color bien definido, por lo que se distingue el azul sin caer en la extravagancia, ni la exageración. Esta tonalidad puede ser usada en cualquier época del año, ya que tiene la capacidad de combinar de manera excelente con otros patrones. De ahí que los globos, manteles, flores, fondos para fotografías, ramos y hasta una pequeña cinta de accesorio en el vestuario de la novia, se vea fenomenal de Azul Niágara.

Alcanzar este matiz en el arreglo del cabello para ese día tan maravilloso, resulta todo un reto que de seguro hará lucir resplandeciente a la novia, quien parecerá salida de un cuento de hadas.  Incluso aquellas más osadas iluminarán el momento con un velo de nupcias único e irrepetible.

Pero si de estaciones se trata hagamos un apartado para aquellos colores de estación que junto al Azul Niágara formarán vistosas combinaciones.

CUATRO ESTACIONES PARA EL AZUL

Para el otoño de este 2017 el amarillo y el verde serían excelentes acompañantes para el Azul Niágaraya que son colores que se consolidan como tendencia durante el año.
En el caso de haber hecho la selección del amarillo con detalles en Azul Niágara, se encontrará muy de moda ya que esta atractiva combinación no solo tendrá cabida en la estación otoñal, sino que mantendrá su vigencia en la primavera y el verano, para interiores o exteriores, de igual forma lucirás increíble; y con una evocación a la naturaleza harás sentir a los invitados como en casa. Asimismo, el invierno será un espectáculo ideal para combinar con este color si al contrario de matizarlo o combinarlo, le mantienes la frialdad invernal.

Para otros estilos se presenta el rosado suave para acompañar al Azul Niágara, de esta forma crearás un ambiente mucho más romántico.

OTRAS BONDADES DEL NIÁGARA

Hemos hablado de cómo combinar el color Azul Niágara, en decoraciones, vestuario, y sus combinaciones, pero… ¿Imagina sus damas de honor de Azul Niágara?
Pues sepa que esta gama nos brinda muchas posibilidades: resalta los ojos claros, resplandece la tez, es un excelente contrastante con el cabello rojizo y no distingue entre colores de piel. ¡Todos lucen genial de Azul Niágara!
Pero…. No olvidemos un detalle importantísimo: Los accesorios

ACCESORIOS CON AZUL NIÁGARA

Las perlas son una excelentísima aliada para la combinación Azul Niágara. Sin dudas una clásica elección.
Por otra parte lancémonos a por todo y contrastemos de manera exuberante, esta tonalidad con bronce.
Si gustas de dar un toque más personalizado y llamativo a tu conjunto de novias Azul Niágara,las piedras brillantes harán de ti una fantasía.
Accesorios como sombreros en lugar de velo nupcial, para las bodas en exteriores y empleando el Azul Niágaracomo gama preferida, está muy de moda por estos días, ello te destaca por su sencillez y elegancia.
Las cintas blancas combinadas con esta tonalidad azul figuran como favoritas por su simplicidad.
En el hogar después de casarte, puedes decorar tu dormitorio con esta agradable gama, añade algunos cojines a la confortable recámara e incluso puedes enmarcar las instantáneas de tu matrimonio de Azul Niágara.

AZUL NIÁGARA SIN BARRERAS

EL Azul Niágara no es color de un solo momento, al igual que el matrimonio, puede llegar y ocupar un lugar importante durante toda la vida, por ello no solo decora tu ceremonia nupcial, traspasa la barrera y permítele ocupar un lugarcito en aquellos espacios del hogar que más te gusten.
Este azul denim clásico con tonos grisáceos aporta descanso y relajación dado que transmite una agradable sensación de paz y tranquilidad, por ello es conveniente la decoración de baños y dormitorios con dicho color.
En ciertos muebles resulta genial, sofás, camas o armarios, y si no precisamos de grandes cambios podemos introducir pinceladas de esta fabulosa tonalidad en cojines, mantas, tapetes, marcos, cortinas o sillas, y para combinarlo el blanco se pinta solo, aunque admite variedades de tonos como los verdes, marrones, tierra y grises. Todas estas acotaciones serán fantásticas para que sepas cómo combinar el espacio de la ceremonia.
En fin, el Azul Niágara llegó para quedarse y de seguro figurará como el visto en todas las pasarelas nupciales de este año. Algunos diseñadores incluso han revelado el afamado color en sus pasarelas: Carolina Herrera, Fendi, Gucci y muchas más, dato infaltable para los amantes de la alta costura.

EXPERIENCIAS con AZUL NIÁGARA

Gabriel Concepción(34 años): Al principio creí que era una locura pero cuando me vi frente al notario, entonces fue cuando supe que mi novia tenía la razón, hay que romper con los esquemas y ese patrón conservador de casarse de blanco siempre. Ella dijo de azul, yo de veras no me imaginaba pero para serle sincero, no me desagradaba la idea y de Azul Niágaranos casamos.
Esmeralda Elizalde (29 años): Quería hacer algo diferente para el día de mi boda. No tenía la seguridad de lo que sería pero de que sería diferente lo sería. Conversé con mi novio y él me dejó escoger, solamente me dijo que de blanco no, que siempre era lo mismo. Estuve de acuerdo y entonces el problema era otro, seleccionar el color. Mis padres y abuelos no estaban muy seguros de que fuera a funcionar el cambio, ya sabes por eso de lo habitual y toda la cosa. Finalmente en busca de un color más suave, no tan oscuro, encontré el Azul Niágara, para mí fue perfecto y al corroborarlo mi novio, aún mejor, ahí fue que tuve la certeza. Ja ja ja, ahora lo curioso era encontrar los globos que combinaran con el color y ni qué decir del vestuario de las damas de honor. Pero al fin todo resultó.
Leinis Vega (30 años): comencé a diseñar bodas desde los 22 años, con un grupo de amigas que me motivaron, siempre dijeron que tenía buen gusto y muchas depositaron la confianza en mí para decorar sus fiestas.
Elegía los colores, siempre contando con el gusto de las mismas pero recuerdo una ocasión en particular: la boda de mi mejor amiga Leslie. Recuerdo que me dijo que su ceremonia sería inolvidable y que sorprendería a todos, sí, eso lo recuerdo muy bien porque fueron sus palabras para dejarme caer toda la organización de la fiesta. Después de varias jornadas de encuentro y visitas a lugares para la confección de los adornos, Leslie dejó escapar que si el color era lo más parecido a un azul con gris o parecido al que refleja el agua al caer en las cascadas, tuve una idea y le dije, ¡Al fin acabas de decidir el color!, será Azul Niágara. Se lo mostré y le gustó, en serio, la boda fue un éxito y me gané el calificativo de ¡La mejor!

El Azul Niágara, como ves, muestra muchas posibilidades. Su halo natural te resguardará de cualquier hecho desagradable ante el día más bello de tu vida. Conviértete en una rupturista y apuesta por este color que más que belleza aporta vida.

Finalmente te exhorto a echar a volar tu imaginación e imprímele color a tu vida, recuerda que para ser feliz tienes todo permitido. Combina naturaleza y elegancia; sueña y elige para los momentos más felices de tu vida un color inigualable.
Recuerda que el Azul Niágara puede ser ese matiz que pinte en tu rostro la más bella de las sonrisas.

Por ahora nos despedimos, pero si necesitas consejo o ayuda no dudes en contactarnos, pues en Matrimonio. metu satisfacción siempre será nuestra principal prioridad.
Hasta un próximo encuentro vive cada día intensamente, y sé feliz.

Gabriela Rivas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here