Al pensarse en una linda boda a muchos les viene a la mente una gran ceremonia, plagada de lujos y gente, pero celebrar una boda sencilla no es cosa del “otro mundo”. En los últimos tiempos son muchas las parejas que optan por celebrar una boda sencilla, pues además de cuestiones económicas, este tipo de celebración da paso a la intimidad. Cómo celebrar una boda sencilla será el tema de este artículo y para ello estaremos plasmando varios consejos que esclarecerán tus dudas.
Cuando una pareja decide afianzar su amor legalmente, muchas de las decisiones que tomen para lograr esta celebración dirán mucho de cómo ellos son. Celebrar una boda sencilla no es sinónimo de falta de glamour, pobreza o ausencia de gusto, sino todo lo contrario. Esto significa que saben centrarse en lo que realmente les interesa y que se concentran en lo que los hace felices y desean, sin dar paso en su felicidad al qué dirán. Así es que empecemos con los tips para ayudarles a saber cómo celebrar una boda pequeña.

Lista de invitados para boda sencilla

Aunque parezca trillado y sea de los puntos primeros en los artículos sobre este tema, hacer de forma apropiada la lista de invitados es de las cosas más imperantes a la hora de llevar a cabo una boda sencilla. Hacerla bien tiene como intención dos cosas muy puntuales: una, apuntar a las personas más importantes para los novios; dos, reducir la lista de los invitados. No es posible quedar bien con todos los que te rodean, así que cada persona que tenga un lugar en tu lista debe ser fundamental en la ceremonia. De esta manera, tendrás sin dudas cerca de ti a las personas que más quieras e igualmente quiera tu futuro esposo.

Sitios para celebrar una boda sencilla

Este tema es de los más polémicos al hablar de bodas, y por tanto no puede prescindirse al tratar cómo. Un lindo casamiento no depende de un gran salón, una mansión o un castillo de Irlanda al estilo de los Beckham. La simplicidad, como siempre les recordamos, es una de las grandes virtudes del ser humano, por tanto puedes abusar de ella en el mejor sentido de la palabra.
Al estilo de las llamadas bodas rústicas donde lo que prima es la naturaleza podemos aconsejarte que escojas sitios tan primorosos como simples para tu boda sencilla. Una explanada cerca de un lago es la primera idea que te proponemos en este aparte. En esta podrías colocar los asientos de tus selectos invitados y armar a tu gusto el espacio donde se concretará el “sí quiero” de ambos. El lago y el verdor de la planicie serán un manto perfecto para las vistas de las fotografías además de aportar a los invitados, y sobre todo a los novios, un hálito espiritual indiscutible. Un sitio como este hace apostar por la paz, la tranquilidad y la esperanza de que el sello del amor de los futuros cónyuges será solo el inicio de una fructífera vida para los novios y los que le rodeen. Este lugar es muy fácil de decorar. Frascos que contengan flores, ramas, o incluso fotografías de los prometidos pueden enmarcar el diámetro escogido para la celebración.
Otro sitio muy popular en los últimos tiempos lo es sin duda la playa. Las bodas marinas, como se les llama, están muy de modas. La brisa fresca será un perfecto ingrediente si escoges este espacio para sellar tus sentimientos con tu persona ideal. El mar fortalece mucho el ambiente en cuanto a decoración. En caso de escoger este sitio puedes colocar frasquillos llenos de caracoles y conchitas de mar que recolectes. Así mismo estrellas de mar artificiales pueden conducir tu camino al altar, el cual puedes recrear a tu antojo también. Por ejemplo, puedes construirlo con ramas fuertes sujetadas con tiras de colores y fijadas a la arena. Te aseguro que sorprenderás a todos los que asistan a vuestra boda sencilla.

Como boda sencilla el éxito estará en los detalles pequeños. Que la boda sea pequeña no significa renunciar a tus sueños. Por ejemplo, puedes en todos estos lugares colocar una pequeña orquesta de música si así lo deseas o poner música ambiental , así como tener esas espectaculares fotos que quedarán como eterno recuerdos, y por supuesto, el paisaje de ambos sitios concretará la armonía de cada fotografía tomada.

Lógico será también que puedas escoger tu casa, la de tus padres o suegros para llevar a cabo la celebración. Detente y piensa que de esta forma estarás en un sitio plagado de buena energía pues pertenece a quienes te aman. Si una de estas viviendas tiene jardín, la idea comienza a tener incluso aspectos más positivos. El jardín puede ser el lugar central. Decóralo a tu antojo y el de tu novio. Puedes colocar banquillos, sillas de diferentes estilos y formas, incluso cojines de diferentes colores que le darán un toque de chispa al lugar. Aquí pueden establecer también una mesa vieja, con estilo vintage donde dejen el libro de dedicatorias para ti y tu pareja. En exclusivo diseño pueden escoger un jarrón de casa y ponerle un tupido ramillete de flores de estación o del jardín. Un portarretratos con una foto donde ambos (tu pareja y tu) luzcan una espléndida sonrisa, puedes esquinarlo en esta mesilla que incluso, dependiendo del horario en que realices la ceremonia, puedes rodearla con botes de cristal que contengan velas de olor pequeñas, para que aromatices una de las zonas más concurridas del día.

Estas ideas tienen muy buenas perspectivas. La espontaneidad será la principal aliada de cada acción a la hora de celebrar tu boda sencilla. Incluso, puede la novia ser acompañada por ambos padres hacia el altar si así lo desea, pueden leer con paciencia sus votos y las palabras de los padrinos sin miedo de perder tiempo por el horario de cierre del local.

Consejos para el vestuario de la novia

Y hablando de espontaneidad, belleza y buenas energías, sin temor a equivocarnos podemos asegurar que el vestuario también forma parte intrínseca del mundo de los casamientos. Pero… celebrar una boda sencilla no limita el tema de escogerlo.
En este sentido, puedes optar por tus deseos. Si eres de las que prefiere grandes colas, velos y encajes haz tus sueños realidad. Si por otro lado deseas algo más desenvuelto puedes escoger un vestido corte princesa con bordados o más estilo bohemio adornado por accesorios naturales como ramas o flores. Los vestidos de novias dependen del gusto y las expectativas de cada una. Por supuesto, hay ciertas líneas que suelen ser las más utilizadas a lo largo de la historia. Una de estas líneas es el color del vestido de la novia. Generalmente estos suelen ser blancos, pero el champagne o el marfil también pueden estar presentes en tu vestimenta de bodas. Asimismo sucederá con tu calzado. Los modelos pueden ser infinitos, pero creemos que debes escoger los que te hagan sentir más cómoda para desplazarte y bailar entre los brazos de tu amado. Si escoges unos de tacón, trata que este sea grueso y firme. Así las horas usándolo no serán tediosas y ni siquiera notarás que tienes unos centímetros de más. Pero si decides usar zapatos bajitos, hay modelos de zapatillas para novias preciosas. Estas suelen estar decoradas con encaje, perlas o pedrerías plateadas o doradas. Inclusive, puedes escoger un par de All Star Converse, alpargatas o sandalias diseñadas exclusivamente para novias.

No obstante, puedes buscar aquí mismo pues tenemos artículos sobre este punto y en especial sobre vestidos desmontables muy cómodos y vestidos rojos que te aportarán un look muy romántico. Como boda sencilla y espontánea, si deseas llevar el pelo desenfadado, suelto, te exhortamos recurrir nuevamente a nuestro magazine pues los peinados de novia con pelo suelto para este 2017, tienen lugar también en Matrimonio. Me.

La guayabera: opción para el novio

Aunque no lo crean el novio también tiene más de la opción del smoking para casarse. Sí, este puede optar por algo más informal como la llamada guayabera, muy de moda actualmente y una buena manera de hacer gala en una boda sencilla. Esta prenda, originaria de Cuba según el rastro de la historia, es utilizada para asistir a este tipo de ceremonias en países latinoamericanos como Colombia y México. En este último, también se le conoce como “camisa de bodas”, y las mismas destacan por su comodidad ya que esta prenda se caracteriza por tener varios bolsillos, generalmente cuatro y además tienen alforzas, las que le aportan elegancia a la pieza. Aprovecho para comentarles que la guayabera tiene, aunque sea más sencilla que un traje, un gran renombre y ha sido usada por personalidades tales como el Príncipe Alberto de Mónaco, el norteamericano Danny Glober, el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, entre otros afamados personajes.

 

Bocadillos para boda sencilla

Llega la hora de hablar de uno de los grandes placeres de la vida: degustar un exquisito platillo. Reza un viejo proverbio: “barriga llena, corazón contento” y para que todos los corazones de la fiesta y sobre todo los que se unen, estén repletos de regocijo, escoger un buffet adecuado forma parte de organizar una boda y por ende, de los consejos que daremos.
Al tener una boda sencilla este tema puede volverse menos complicado. En este tipo de bodas íntimas, los llamados “pasabocas” o “pica pica” son muy utilizados. Escoge una zona cómoda, donde los invitados puedan desplazarse y escoger el bocadillo que prefieran. Los platos brindados no tienen por qué tener un camino forzado, puedes optar por propuestas que oscilen entre platos dulces y salados.
Estos (los bocadillos), puedes colocarlos en bandejas o fuentes dependiendo de su textura, y por supuesto, con ellos mismos es posible crear los adornos de la mesa según cómo los dispongas. A continuación te presentaremos una pequeña lista de opciones a tener en cuenta.
Bocatas: estos panecitos en forma de rodajas son deliciosos, fáciles de aderezar y muy manuables para colocarlos. Generalmente se les agregan algún tipo de salsa como mayonesa, salsa rusa, kétchup, entre otras. Se les agrega también rodajas finas de jamón, quesos, chorizos y vegetales tales como hojas finas de lechugas, rodajas de tomates, pepino, entre otras opciones dependiendo del gusto y las costumbres de los novios y los invitados. Este platillo puede ser muy variable si te das cuenta, y por ello las posibilidades para agregarle ingredientes no serán difíciles.

Pizzas: la famosa masa que por lo general se acompaña de salsa de tomate y queso está en la preferencia de la mayoría de los que habitamos este planeta. Entonces, ¿por qué no incluirlas en nuestra boda pequeña? Estas pueden presentarse en cuñas cortadas para que sea más fácil de agarrar, y en esa distribución puedes jugar también con lo que las acompañes. Puedes elegir cuñas con piña al estilo pizza hawaiana, con aceitunas, con champiñones, cebollas o embutidos varios. Créeme, los invitados quedarán fascinados porque la pizza es uno de los alimentos más gustados a nivel mundial.

Bandeja de frutas: Las frutas están en la preferencia de muchas personas y con ellas tendrás segura una amplia amalgama de olores, colores y sabores. Puedes disponerlas según sus características. Las más ácidas juntas, o las más dulces, o simplemente imbricarlas para crear un placer diferente al paladar, por ejemplo piña y banana. Por colores, agrupar las más potentes como fresas y melocotones. Jugar con esto será parte de los momentos más creativos que tendrás en la organización.

Ensalada de pasta: esta propuesta encantará a los invitados. En Cuba suele llamársele también “ensalada fría”. Este platillo es elaborado a base de pastas largas o cortas que se aderezan con salsa mayonesa, y se les agrega un ingrediente principal como puede ser pollo, pescado en conserva, por generalidad atún, o algún tipo de jamón. En ocasiones, dependiendo de los comensales, se les agregan petit pois, dados de piña o manzana, etcétera. Con esta idea es como con las frutas. Es posible jugar con sus ingredientes y su decoración. No obstante te proponemos asentarlas en tartaletas. Decorarlas será fácil, prueba con gratinarles frutos secos e insertarle un toque de color. Las pasas serán un ingrediente muy favorecedor.

Cocteles para una boda sencilla

Podemos plantearte los cocteles que contienen alcohol y los analcohólicos. En el caso de la segunda rama, existen algunos muy famosos para recomendarte como la llamada “piña colada”, el “san Francisco” y el “Alexander”. También añadiremos la “sangría”, aunque esta no puede ser considerada un coctel debido a la forma en que se prepara, ya que esta no se hace en coctelera sino en jarra, es de preferencia de muchos y fácil de preparar. Los nombrados cocteles cups son indicados para utilizarlos en reuniones sociales y se preparan en recipientes con mucho hielo y frutas frescas. Los cobblers estarán también entre los que te sugeriremos pues se caracterizan por ser bebidas decorativas y se disponen en copas con hielo picado finamente y con vinos suaves o llamados “generosos”. Pero si no quieres atormentarte, céntrate en brindar una bebida que guste a todos y no olvides el agua y el refresco.

Esperamos que estos consejos te hayan aportado ideas y que ahora tengas más claro cómo deseas sea esa jornada de júbilo. Cómo celebrar una boda sencilla no tiene que atormentarte y más cuando puedes siempre acudir por ayuda a nuestra revista. Céntrate en que lo más importante siempre es amar y ser amado. Valora cada paso que te ha hecho feliz para aceptar casarte, y déjate llevar por tus instintos.

Por ahora nos despedimos pero si necesitas ayuda o consejo recuerda que eres nuestra razón de ser y que tu satisfacción siempre será nuestra principal prioridad.
Hasta un próximo encuentro abraza la vida intensamente y sé feliz.
Gabriela Rivas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here