El gusto, el tacto y el olfato se activan cuando se besan dos personas y si bien puede constituir una experiencia muy placentera, demostrativa del cariño, el amor y la amistad hay varios elementos que favorecen o dan al traste con un resultado positivo.

Por eso habrá que tomar en cuenta varios elementos con el fin de que no se convierta  ese momento, que puede ser mágico, en una experiencia negativa que a toda costa queremos olvidar y no repetir.

Habrá que tener en cuenta que no se debe dejar solamente a nuestros sentidos el acto, la acción de besar, sino que habrá también que poner en acción los brazos y las manos  para estrechar en fuerte abrazo, para acariciar el cabello cuando besamos.

Y ahora viene una curiosa interrogación ¿qué piensa cada miembro de la pareja? Vamos a ver a continuación las respuestas de los pensamientos que asaltan a cada uno en ese instante del beso. Sigue con matrimonio.me y podrás conocer detalles.

  ¿QUÉ PIENSA EL HOMBRE Y LA MUJER CUANDO SE BESAN?

En un intercambio de pareja el beso tiene la propiedad de constituir el primer examen del otro o de la otra, y no es una indagación de manera premeditada, sino que resulta algo inconsciente.

  • A partir de estudios apoyados en encuestas, se conoce que cuando un hombre y una mujer se besan cada uno piensa algo diferente.
  • Para el varón el deseo de intimidad con ella, la aspiración a tener sexo es una sensación que lo motiva.
  • La mujer en cambio se cuestiona más en ese momento mágico si ese beso puede conllevar al inicio de un romance duradero o si solo será algo ocasional.
  • Si bien el beso enciende pasiones y forma parte esencial de los preliminares existe un gran porcentaje de hombres que igual aceptarían ir directamente a la parte sexual con ella aunque no fuera acompañado el momento por los besos.
  • Ellas, sin embargo, presentan un porcentaje menor en ese aspecto, y de acuerdo con las investigaciones solamente un 15 por ciento de las féminas consentirían en hacer el amor sin besos.

VÍNCULO AFECTIVO, RAZÓN VALORADA POR LA MUJER CUANDO SE BESAN

Tal como se plantaba anteriormente, las mujeres valoran más el vínculo afectivo cuando reciben un beso. Será porque son más románticas y sensibles a ese acto demostrativo de deseo, pasión y amor.

Debido a ese sentimiento puede suceder que rechacen los besos si se percatan de que el hombre solo busca la parte sexual y quiere desatar el erotismo besándola. Porque en realidad ella espera despertar en él no solo una atracción física, sino también sentimental.

DETALLES A TENER EN CUENTA CUANDO SE BESAN

-Para sentir cuando se besan algo muy agradable y celestial deberán cumplirse normas de higiene imprescindibles, porque si alguno de la pareja tiene mal aliento entonces resultará de muy mal gusto besarse. Cepillarse bien los dientes después de las comidas, usar algún enjuagatorio mentolado, refrescar la boca previamente con un chicle o caramelo y tener una dentadura sana sin caries que acumulen restos de alimentos y se fermenten con el consiguiente mal olor, resultan claves para ser apetecible en ese coqueteo donde los labios desempeñan un rol fundamental.

-Otro de los detalles a tener en cuenta cuando se besan es utilizar además de los labios que acarician y transmiten amor y pasión, cercar la espalda con un abrazo, o auxiliarse de las manos para pasarlas suavemente por alguna parte del cuerpo.

Deberá velarse por el cuidado de los labios, que no estén agrietados ni resecos, más bien pulposos, apetecibles. Que estén humedecidos, invitando al beso.

-Habrá que entregarse, sentirse suelto, sin rigidez en el cuerpo, pero tampoco con movimientos cuando se besan.

-Hay que recordar además que no hay que excederse en dar algún mordisquito durante el beso. Puede tal vez hacerse como algo pícaro pero con mucha delicadeza, ya que además de lastimar a la pareja, hasta puede alarmarse y no querer repetir la experiencia de besarte.

CUANDO SE BESAN: DIVERSAS MANERAS DE HACERLO

Una pareja transita por diversos  tipos de besos, es cierto que hay quienes los dan mejor que otros, todo depende de la técnica, de la experiencia o del interés y cuidado que se ponga al hacerlo, junto a la pasión y amor que le inspire la pareja. Vamos a ver esta clasificación:

-El beso de lado es el más frecuente y para unir labios con labios habrá que mover la cabeza de ella y la de él,  con el propósito de que no choquen, provocando una seductora sensación de posesión de la pareja.

-El beso inclinado también resulta usual y recurrente, sobre todo cuando él o ella está tumbados en la cama o recostados en un sofá. Entonces, se le toma por el mentón y cuando se tiene cerca y la pareja inclina la cabeza hacia atrás, es cuando se besan.

-El beso tornillo también denominado beso broche es el que se origina cuando un miembro de la pareja atrapa y sujeta con ambos labios la boca de él o de ella y se establece una suerte de gancho, de cierre, denominador del dominio, del poderío e influencia capaz de generar una sensación apasionada.

-El  beso apasionado es común durante el apareamiento o la relación íntima, y permite de igual forma mordisquear, lamer, succionar, morder más fuerte, tomar el labio inferior o superior y estirarlo. Diríamos que no cuenta con un límite de las acciones que se pueden hacer.

BENEFICIOS DEL BESO

Empezar a disfrutar de los beneficios que representa el beso es toda una tentación.

Existen neurotransmisores que benefician al organismo humano cuando se besan dos personas. Por ejemplo, la epinefrina aumenta el tono muscular, la frecuencia cardiaca y la sudoración, así como la oxitocina, que suscita inclinación y confianza.

Se podrán sentir también los efectos que genera la dopamina, provocadora de la sensación de placer y bienestar; mientras la serotonina promoverá la excitación y el optimismo.

Además cuando se besan aparecen otras sustancias, como óxido nítrico, el cual permite relajar los vasos sanguíneos y hay un incremento del flujo sanguíneo del miembro del hombre, que se pone erecto. En tanto, la feniletilamina, estimula la sensación de placer.

Todos esos indicadores, analizados en estudios sobre este tema, han determinado que quienes más besan, viven más. Tienen una proyección positiva, porque se sienten con apoyo emocional, con compañía.

EL BESO ES EL PRIMER MEDIDOR

Tal como plantea la interrogante que acompaña al título de este post Cuando se besan, ¿qué piensa cada miembro de la pareja? Podemos asegurar que el beso es el primer medidor en el inicio de una relación de pareja.

Algunos literatos como Tristan Bernard han escrito al respecto: “El primer beso no se da con la boca, sino con la mirada”, mientras Guy de Maupassant  se refiere a quienes se arriesgan a darlo, aún sin haber recibido consentimiento:  “Un beso legal nunca vale tanto como un beso robado”.

Aparte de esas consideraciones llenas de poesía, vale reconocer que va a ser el medidor inicial, el que determinará en buena medida que siga fluyendo la empatía y se fortalezcan como pareja.

La mujer valora mucho cuando se besan que el hombre lo haga de manera decorosa, que le permita aumentar la atracción que siente por él y se dan casos de que si no se sintió a gusto termina el enlace inicial.

Pero para el varón no es tan imprescindible que ella sea una buena besadora, puede aceptarla aunque no lo sea, porque él irá más allá con su galanteo y búsqueda de lo que le complazca sexualmente.

EROTISMO QUE SE DESENCADENA CON UN BESO

Un beso apasionado, en el que el hombre a través de la saliva que intercambia con la mujer le transmite una dosis de su testosterona, constituyendo un afrodisíaco que activa la receptividad sexual de ella, puede desencadenar un encuentro íntimo cargado de erotismo.

Cuando eso sucede, inicialmente puede sentirse calor, escalofríos, latidos del corazón más acelerados, la piel y partes erógenas más cálidas, en unos preliminares que generalmente concluyen con el coito.

Porque el beso erótico es como la llave que abre la puerta a la alcoba, al enlace, a partir de las sensaciones que se experimentan en esa porción reducida del rostro, pero que no por pequeña tiene menos importancia, pues cuenta con muchos receptores y terminaciones nerviosas que perciben, exploran y mandan la señal al cerebro.

SENTIR SATISFACCIÓN PLENA CUANDO SE BESAN

No hay fórmulas mágicas ni afrodisíacos. Dependerá en mucho de la conexión o química que exista entre los miembros de la pareja cuando se besan.

Existen personas que tienen más capacidad para disfrutar y dar placer, otras poseen menos, pero en el acto de besar igualmente desempeña un rol la atracción, el deseo, la pasión, junto a la experiencia.

De acuerdo con estudios sobre el tema, se ha llegado a conclusiones que indican cómo la química del beso va cambiando al transcurrir el tiempo en la pareja y si bien en la etapa de enamoramiento, de deslumbramiento inicial los besos llegan a ser muy fogosos y apasionados, luego se van transformando de manera más sosegada.

La explicación científica del porqué de ese cambio se apoya en que los receptores del cerebro ya no originan esa gran estimulación hormonal donde predominan los andrógenos (testosterona) y la dopamina, cuyo lugar es ocupado entonces por la vasopresina y la oxitocina. De ahí que la pareja comience a besarse con menor asiduidad e ímpetu, pero de forma más afectiva, estable y cariñosa.

Lo que si no cabe dudas es que cuando se besan dos personas puede lograrse una sensación muy agradable y placentera y generalmente  desencadena un volcán de euforia y pasión.

Porque resultan el mejor aliado para incitar, para ofrecer esa carta de presentación que puede conducir hasta a lograr una inolvidable noche de alcoba.

Redactado por Mónica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here