El amor un sentimiento que incorpora muchas características y que cada persona las modifica de acuerdo a sus emociones, pero existen 8 verdades sobre el amor que aunque a veces no se quieren admitir están ahí siempre presentes.

Este bello sentimiento, que a todos en la vida llega, se emerge en un mar de detalles y donde muchos casi ni lo percibimos aunque forman parte de nuestro actuar diario, e incluso muchos se han comprobado científicamente para ser demostrado a todos los que no lo creían. Si quieres sabes de qué estamos hablando, acompáñanos hasta el final y descubre 8 verdades sobre el amor que se han comprobado científicamente.

El amor como una necesidad

Es muy común decir que el amor es una emoción, un sentimiento que surge cuando entre dos personas existe una conexión especial, sin embargo no es así ya que existes pruebas que reflejan que el amor es más bien un impulso.

Según estudios realizados por Hellen Fisher, el amor es para las personas una necesidad fisiológica que ocurre cuando el cerebro humano alcanza elevadas concentraciones de feniletilamina. Esto provoca que el organismo libere norepinefrina, dopamina y oxitocina lo cual hace que los niveles de serotonina disminuyan provocando que el ritmo cardiaco se incremente.

La ocurrencia de este fenómeno hace que surjan los vínculos emocionales entre dos personas y se produzcan lo que popularmente se conocen como los síntomas del amor que no son más que el nerviosismo, el pálpito acelerado del corazón y, claro está, no se pueden olvidar a las mariposas en el estómago.

Esto constituye una de las 8 verdades sobre el amor y que aunque puede parecernos algo irreal su resultado se basa en largas y profundas investigaciones.

¿Existe una analogía entre el amor y las drogas?

Las drogas son capaces de crear una elevada dependencia de las personas que la consumen hacia ellas pues el estado de bienestar y placer que suelen crear hace que se quiera cada vez más y más. Este mismo efecto ocurre en las personas enamoradas según afirmó Hellen Fisher demostrando otra de 8 verdades sobre el amor.

La investigación realizada en el 2010 demostró que el cerebro humano es capaz de enviar esos deseos de más y más como resultado de la liberación de dopamina, similar ocurrencia cuando se consumen drogas. Mientras el organismo se encuentre desprendiendo dopamina puedes llegar a sentir que no puedes vivir sin esa otra persona, sin embargo, existen momento es que puedes llegar a percibir un alto grado de abstinencia como resultado de la ausencia de esta sustancia.

Una mirada fija puede significar mucho

Si algo es cierto en el tema del amor es que los ojos son una ventana al alma. A través de una mirada se puede llegar a lo más profundo de un ser y a sus sentimientos más fuertes. El contacto visual se considera uno de los enlaces emocionales más potentes que existe. Cuando dos personas se miran fijamente pueden decirse más que si conversaran entre sí, y aun podría ser más encantador si esa se acompañara con una bonita sonrisa.

No hay nada más bonito que ver como tu pareja te mira con atención percatándose de cada movimiento, de cada gesto que tengas, de cada palabra que digas, es aquí cuando te darás cuenta que él siente una gran atracción por ti.

Lo prohibido es lo más apetecido

Otra de las 8 verdades sobre el amor está relacionada con la atracción que se siente cuando se sabe que ese amor es prohibido, pero, ¿a qué se debe esto? Es muy sencillo, hasta el momento se ha hablado que el estar enamorado establece una elevada dependencia con la liberación de dopamina del organismo. La concentración de esta sustancia está vinculada a todo aquello que realices con la aspiración de lograr el objetivo inicial, “conquistar a la otra persona”. Muchas veces el propósito no se puede alcanzar lo cual llega a elevar aún más los niveles de dopamina por lo que te vas a sentir más y más atraído por esa persona.

Un reflejo clavo de esta situación es la historia de amor de Romeo y Julieta quienes llegaron a sentir tanta dependencia el uno del otro que no concebían vivir separados.

Para el amor todo es perfecto

Cuando se comienza una relación, el amor es capaz de hacer que no se vean los defectos que tenga la otra persona, siendo totalmente perfectas ante nuestros ojos.

Esta característica que tiene el amor de ser ciego es otra de las 8 verdades sobre el amor que existe y que a menudo ignoramos. Sucede principalmente con los amores primerizos, esos en los que aún está brotando este sentimiento, y se debe a que nos sentimos hechizados, completamente atraídos, hasta tal punto que para nosotros solo hay virtudes.

¿Qué significa la atracción de la frustración?

El término “atracción de la frustración” es empleado por Hellen Fisher y explica algo que ocurre muy a menudo cuando una pareja termina. Muchas veces las rupturas ocurren por alguno de los dos miembros de la pareja provocando un sentimiento de tristeza en la otra persona, y que sin embargo, a medida que pasa el tiempo la persona que fue abandonada comienza a generar dopamina nuevamente lo cual le provoca que los sentimientos reaparezcan al igual que le primer día.

Esto es algo que ocurre muchas veces y que no somos capaces de apreciar ya que es muy común que la persona que fue dejada trate de recuperar lo perdido y ponga todo su empeño en ello.

El amor es un sentimiento obsesivo

Muchas veces hemos escuchado “todo lo he hecho por amor” y es una frase que aunque a veces la tomemos como algo exagerado no es nada raro. Los amores obsesivos, esos que nos llevan a querer controlar cada paso de nuestra pareja, a saber lo que piensan, lo que hacen se debe a una sustancia producida por nuestro cerebro, la serotonina, la cual comienza a generarse cuando ambos miembros de la pareja están separados.

La forma de reaccionar depende de cada cual, algunos se ponen completamente celosos llegando a cometer todo tipo de locuras, otros dan más libertades, sienten que eso puede ser insignificante. Esto forma parte de las 8 verdades sobre el amor que no se dominan mucho entre las personas.

Dos sentimientos diferentes pero que van juntos

El amor y el deseo sexual conviven al mismo tiempo en nuestro cerebro, sin embargo, puedes amar a una persona y desear a otra persona completamente diferente. Estos dos sentimientos se encuentran juntos en nuestro cerebro, cada uno con su función, pero llegando a provocar en nuestro organismo las mismas respuestas neuronales.

Cuando se ama y se siente esa atracción sexual por la misma persona entonces se ha alcanzado total bienestar, has llegado a hacer que estos dos sentimientos se unan en una sola idea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here