La fuerza de voluntad por su impacto, tanto a nivel personal como matrimonial es válida como tema a analizar con el fin de sacar conclusiones que favorezcan la relación.

En la práctica documental que siempre me impongo antes de llegar a ti, en busca de un tópico actual y oportuno, di al traste con un grupo de consideraciones que conjugan la génesis de la percepción de un grupo de reconocidos expertos sobre la fuerza de voluntad.

Te las presento en este artículo a modo de estrategias elementales en la forma de interactuar con la autoimagen y el interior de nuestra relación de pareja.

Repasando mi vida acumulo un número considerable de acciones y relaciones interpersonales que abandoné en el camino, pues implicarme con estas suponía una alta dosis de valentía y autosuficiencia por sus  condicionantes, o “retos”.

Pero a su vez, involucrarme en cada una de estas presupuestaba un alto índice de concentración y comprometimiento y pronto me di por vencida. En ese entonces resultó cómodo afianzarme en la idea de que la renuncia se debía a la disyuntiva entre familia versus relación de pareja, o que el trabajo me limitaba el tiempo para asistir al gimnasio, entre otras.

Ahora con más madurez al paso de los años concientizo que lo que estuvo ausente en mí para ese entonces fue la fuerza de voluntad y la culpa no residía en otros, sino en mí misma. Inclusive, me atrevo a asegurar que en alguna parte de tu vida compartes conmigo estas vivencias; es por eso que este tópico se presenta como una retroalimentación conjunta.

    

  ¿QUÉ ES LA FUERZA DE VOLUNTAD?

La fuerza de voluntad es un agente capaz de modificar la forma de decidir y ordenar la conducta. Tiene como intención un resultado o fin específico que en ocasiones es distorsionado por la autoimagen y la interrelación conductual con las adversidades del entorno.

La consecución de las metas y objetivos personales implica trabajar de modo consciente y positivo sobre la fuerza de voluntad, la cual presenta como los músculos en el cuerpo humano la necesidad de ejercitarse para poder asumir los retos.

RELACION ENTRE FUERZA DE VOLUNTAD Y MATRIMONIO

 Ahora quiero referirme a la fuerza de voluntad como fundamento de autoestima en el matrimonio.

Nadie ha comprendido tan bien como Ross Martin los estadios de la autoestima a partir del manejo que realizan los seres humanos en su subconsciente de los reveses y victorias que acontecen en su vida. A partir de estos se puede formular la interacción antes mencionada del modo siguiente:

Ross Martin propuso tal cual los estadios de autoestima que te propongo a continuación; lo que no hizo fue fundamentarlos en relación con la fuerza de voluntad y ello es lo que constituye el carácter innovador de esta parte del artículo.

-Autoestima derrumbada. Cuando a los seres humanos motivados por una derrota o frustración le apoderan las sentencias fatalistas sobre sí mismo. Este estadio presupone personas con escasa o nula fuerza de voluntad que renuncian a plantearse e implicarse en proyectos o metas por el temor al fracaso; fijándose una actitud pesimista. Hacen del vivir un agobio pues las decisiones a que nos enfrentamos a diario implican para estos un verdadero riesgo para su autoimagen.

-Autoestima vulnerable. La persona tiene un amor propio aceptable pero vulnerable a las adversidades en su entorno. Por lo cual su manera conductual se sostiene a la defensiva y coexiste con una ansiedad desmedida. Se inhibe de tomar decisiones por el miedo al riesgo de equivocarse. Aunque parezca contradictorio los típicos fanfarrones son dominados por esta y sus alardes son solo un mecanismo funcional que sirve de coraza.

La tendencia al descanso de la culpabilidad sostenida constantemente sobre otros es una de sus manifestaciones comunes. La fuerza de voluntad coexiste en contradicción con el temor al fracaso, en tanto una le impulsa a actuar la otra le frene en una proyección más abierta de sus aspiraciones.

-Autoestima fuerte. Propia de los humildes, de las personas que son capaces de arriesgarlo todo por conseguir sus sueños. Comprenden que lo más importante de caer es saberse levantar. Convive con la capacidad de autocrítica y gozan de un índice de bienestar en general. La fuerza de voluntad se concibe como motor impulsor de proyectos cada nueva vez con mayor envergadura hasta alcanzar la plena satisfacción de acuerdo con las aspiraciones que los seres humanos se han preconcebido.

Es importante tener presente que el posicionarnos en un determinado estadio de autoestima en el presente, no nos exonera del resto. Pues el entorno con sus adversidades, oportunidades y retos concibe de los estadios de autoestima un proceso en espiral que puede llevarnos a cada momento según nuestra adaptabilidad a posiciones diferentes. De aquí lo importante de las estrategias para incidir en positivo sobre nuestra fuerza de voluntad.

FUERZA DE VOLUNTAD Y ESTRATEGIAS

En esta parte del artículo haremos referencia a la fuerza de voluntad como fundamento de autoestima en el matrimonio. Estrategias para conseguir nuestros propósitos.

¿Estás lista(o) para conocer la mejor versión de ti misma(o)? No te digo que a partir de hoy se te va a hacer fácil conseguir tus propósitos, pero estas estrategias redactadas a partir del fundamento de expertos de harán dócil el camino.

-Todos nos hemos visto atrapados en un modelo de vida que al reevaluar consideramos perjudicial, o enlazados en un círculo vicioso por una relación de pareja; y de pronto decidimos sobrepasar nuestros límites y empezar de cero.

Ello es posible, por supuesto, pero tu resistencia en las nuevas acciones que acometas estará radicalmente marcada por el grado de organización que des a tu nueva agenda. Si te planteas más de una acción a la vez, de un estado vigoroso puedes pasar a la frustración. Pues la disociación de la atención hacia diferentes esferas de tu vida puede llegar a ser agobiante y terminarás por tirar la toalla. Trázate metas tangibles a partir del conocimiento exhaustivo de tus potencialidades, una por vez, de lo simple a lo complejo.

-El estado de ánimo actúa directamente sobre la fuerza de voluntad. Si te enfrentas a la vida con una disposición emocional positiva es posible que incluso en el mismo sitio de siempre encuentres nuevas oportunidades que habías desapercibido, todo lo contrario de lo que ocurre cuando te dejas atrapar por los pensamientos catastróficos. En la medida en que conservas un estado de ánimo positivo, será más difícil que te rindas a la tentación de desfallecer ante las adversidades.

-Si compartes con tu pareja los proyectos que te has marcado, ello reforzará tu motivación al saber que tienes un aliado. Te sentirás altamente comprometido con lograr las metas que te has propuesto a partir del reconocimiento que recibas del modo en que estás actuando a favor de ello y por otra parte te sentirás presionado a no claudicar para no decepcionar a quien ha puesto su confianza en ti.

-Enfoca con exactitud las personas, eventos y circunstancias que consideras proclives a hacerte claudicar o disociarte del camino que has esbozado. Es momento de trazar planes de evasión y pequeñas huidas para que nada se interponga en el logro de los resultados que te has propuesto.

-Es necesario que tengas presente que en tus primeros pasos hacia la meta flaquearás en alguna ocasión, para que lo te sorprenda el “error”. Pues el término “culpa” solo se sustenta a nivel social y crea un estado emocional perjudicial para el acometimiento de tus acciones.

-Concentra tu espíritu con un enfoque creador, si no depositas la confianza en ti misma tu fuerza de voluntad se irá debilitando poco a poco y siempre encontrará un motivo para retroceder o estancarte en tu progreso. La máxima es sostener un pensamiento en positivo.

-El consumo de glucosa es fundamental para sostener la fuerza de voluntad a un nivel alto. Cuando nos centramos en una actividad que exige de autocontrol esta sustancia disminuye a niveles inferiores en el organismo y se dificulta mantener el control con posterioridad.

-Un diario personal, aunque muchos lo consideran un chismógrafo, es una muy buena herramienta para plasmarte en blanco y negro tus objetivos y el modo en que a diario trabajas por conseguirlos. Fluirá además como una herramienta motivacional que te vivificará cada día.

LA FUERZA DE VOLUNTAD, ALGUNAS CONSIDERACIONES

De seguro te ha llamado la atención que nombrándose este artículo “La fuerza de voluntad como fundamento de autoestima en el matrimonio” las estrategias que te presentara tienen un enfoque singular. Esto fue concebido con toda intencionalidad. Aunque “nuestro” es la expresión común en las relaciones de pareja si como seres individuales y auténticos no somos capaces de perfeccionar la autoimagen, trasladaremos al matrimonio un conjunto de frustraciones y rencores que invalidarán la convivencia. Ese es el enfoque con que he querido llegar a ti, exigir lo mejor de uno mismo para sumar dos personas de éxito capaces de aceptar la felicidad como un estado natural.

Escrito por Catalina Medina

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here