El principal recuerdo que queda a través de los años de las bodas son las fotografías. Tratar de hacer un álbum perfecto, lleno de detalles y recuerdos es algo que los novios siempre deben garantizar. Las fotografías de la boda suelen ser una tarea complicada para aquellos que no tienen experiencia en el tema.

Así que si eres uno de los seleccionados por los novios para esta tarea, no te asustes, aquí te proponemos una serie de consejos para lograr que las fotografías de la boda queden perfectas.

¿Por qué no contratar fotógrafos?

Los fotógrafos profesionales constituyen la mejor opción para tomar las fotografías de la boda pero es importante destacar que este servicio suele ser caro y muchas parejas no cuentan con el presupuesto necesario. Esta es la principal razón por la que toman la decisión de encargarles la tarea a los amigos o familiares.

Si puedes contratar a un fotógrafo no tienes problemas pues estos cuentan con todo el material necesario y con una amplia experiencia en esta actividad que les permite confeccionarte un conjunto de fotos bellas. Sin embrago, en el caso de los amigos o familiares necesitan tener equipos buenos, confiables, que capten cada uno de los detalles de este mágico momento y una buena preparación.

El equipo de trabajo

No dejes para último momento la compra del equipamiento encargado de tomar las fotografías de la boda. Este aspecto es importante pues así podrá comprobar cada una de las opciones que tiene y aprenderá a manipularla correctamente. Tener dos cámaras, con lentes diferentes, ese día será útil ya que se podrán tomar fotos de diferentes tipos.

El trípode te será útil para tomar las fotos que son en conjunto, aquellas que se toman toda la familia o las que se toman en la fiesta con los amigos y demás invitados. Un lente de ángulo amplio permitirá que puedas tomar fotos en espacios reducidos como son las fotos en la casa de la novia mientras ocurren los preparativos.

La iluminación también es muy importante pues de ella dependerá en gran medida la calidad de las fotografías de la boda. El flash, los difuminadores de flash y los repetidores de flash son algunos de los elementos que puedes emplear para garantizar una buena iluminación.

Visitar los lugares del evento

Como encargado de tomar las fotografías de la boda debes visitar los lugares donde se va a desarrollar tanto la ceremonia así como la recepción. Esto te va a facilitar el trabajo ya que analizarás cuáles serán los mejores ángulos para tomar las fotos, en qué posición debes colocarte para poder captar todos los detalles del evento. Desde este momento ya puedes empezar a decidir qué tipos de fotos se ajustan más al sitio. En fin, conocer el ambiente donde vas a fotografiar es muy importante ya que te permitiría tomar decisiones e idealizar el álbum de las fotos.

Para el día de la ceremonia debes escoger un asiento cómodo en el que puedas ponerte de pie y sentarte indistintamente para capturar todos los momentos de la boda.

Las fotos de la novia en su casa

Una parte bien típica de las fotografías de la boda es tomar varias instantáneas en la casa de la chica. Esta sesión es bien complicada pues está llena de nervios, risas, apuros de la novia y su familia pero agrupa un momento bien importante y privado ante el propio novio y demás invitados.

Las fotos de la novia determinando los últimos detalles del peinado y el maquillaje, de ella junto a sus padres o hermanos, con el padrino mientras le entrega el ramo o con su padre ayudándola a entrar al carro son algunas de las ideas que puedes utilizar esta sección.

Las fotos de la ceremonia en la iglesia

Cuando se realiza una ceremonia en la iglesia, las fotografías de la boda deben respetar todos los reglamentos de este sitio sagrado, evitando mayormente la realización de ruidos. Aquí igualmente existen numerosas sugerencias de instantáneas pero por lo general, como fotógrafo, debes tratar de captar imágenes del interior de la iglesia, del novio junto con su madre aguardando la llegada de la chica, de la novia haciendo entrada en la iglesia junto a su padre o padrino y de los novios frente al altar.

Otras posiciones que causan mucha sensación son aquellas en las que los novios intercambian los anillos o cuando ya están saliendo de la iglesia y el resto de los invitados le lanza confeti o arroz. En fin, debes tratar de obtener imágenes de cada secuencia de la boda de forma que al verlas parezca como si se narrara la historia otra vez.

Las fotos de la fiesta

Las fotografías de la boda en la fiesta son diferentes pues en esta etapa ya solo quedan pocos momentos trascendentales que fotografiar, el resto, son fotos únicas de cada fiesta y en donde puedes llegar a obtener imágenes muy buenas.

Aquí no puede faltar a los novios cortando el pastel de boda o la novia lanzando ramillete. Ahora no pierdas la oportunidad de captar los brindis que hagan los padrinos o los novios, el primer bailes de los recién casados juntos o con sus padres. Este es el momento de que la cámara tome todos aquellos momentos únicos y que después los novios podrán apreciar delicadamente.

Otras fotografías de la boda

En muchas bodas se realiza lo que se conoce como “sesiones de fotos” que son fotos fuera de los escenarios de la ceremonia, estas fotos pueden desarrollarse tanto en un parque como en un estudio de fotografía. En esta oportunidad los novios tienen la oportunidad de dejar los nervios a un lado, y concentrarse en el cómo quieren las fotos.

Las opciones son múltiples pues pueden ser imágenes de ellos solos o con el resto de los acompañantes. Además pueden ser fotos de los padres, padrinos y demás también solos.

La preparación

Cuando vas a tomar las fotografías de una boda se debe estar preparado para cualquier inconveniente que ocurra ese día pues las cosas no siempre salen como uno lo espera. Cambios en el clima, imprevistos de último minuto en el lugar de la celebración o con algún invitado son algunas de las situaciones que se pueden presentar capaces de afectar la toma de las fotografías de la boda.

Debes tener siempre un plan de escape capaz de solucionar las cosas y que no se reflejen en la toma de las fotos.

Consejos

Conocer todos los detalles de la boda es muy importante así que debes pedirle a los novios que te mantengan informado en caso de que hagan algún cambio de último minuto.

Cada vez que tomes una fotografía de la boda debes estar atento a que no ocurran distracciones del personal al que vas a fotografiar ya que fotos donde las personas estén entretenidas mirando para otros lados o hablando no son buenas fotos.

No olvides que en una boda las fotos más importantes son las de los novios, así que trata siempre de recaudar el mayor número de imágenes de ellos no solo en la ceremonia sino en la fiesta también.

No tomes tú toda la responsabilidad de las fotografías de la boda ya que tener al menos dos ayudantes sería una buena opción para lograr que ningún detalle se escape.

Coloca siempre cámaras desechables para que los invitados tomen todas aquellas fotos que ellos deseen, logrando de este modo que los novios después puedan ver cuánto se divirtieron sus invitados ese día.

Advertencias

Recuerda siempre que puede que también exista un fotógrafo profesional en la ceremonia así que trata de no afectar su trabajo con el tuyo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here