Organizar tu propia boda, es un reto que como novia puedes asumir, si eres de esas chicas osadas que no entienden de obstáculos, cuando se trata de alcanzar un objetivo.

Son muchas las maneras que los novios pueden utilizar para llevar a feliz término su decisión. Algunos prefieren una ceremonia simple con vestuario sencillo y pocos invitados, pero otros, sobre todo las novias, sueñan con un evento similar a ese que disfrutaron en aquella película y por el que aún continúan suspirando. Puede que algunos consideren que esas ceremonias sofisticadas son una pérdida de tiempo y de recursos, pero lo cierto es que las estadísticas demuestran que las bodas celebradas con “bombos y platillos”, continúan en la preferencia de muchos, y cuando se realizan, siempre dejan un profundo recuerdo en las mentes de los participantes.

Si eres de las que deseas disfrutar de tu propio evento nupcial en toda su magnitud, acá te ayudamos a organizarlo, puntualizando 9 pasos que son fundamentales para que realices la boda de tus sueños.

Cierto es que puedes carecer del tiempo para ocuparte en persona de los preparativos y existen instituciones que se contratan para que se encarguen de pensar y actuar por ti, sin descuidar el más mínimo de los detalles. Pero si lo deseas, puedes seguir nuestras indicaciones para organizar tu propia boda.

Recuerda que puedes delegar responsabilidades entre familiares y amigos que seguramente estarán muy dispuestos a colaborar. Independientemente de que recibas alguna ayuda, al organizar tu propia boda sentirás la tranquilidad de que todo lo que soñaste para ese día será ejecutado a tu manera y disfrutarás con el placer de ver tu obra realizada.

Los 9 pasos:

Elegir el día y la hora a la que te deseas casar

Los sábados y los domingos son los días mayormente seleccionados, porque el fin de semana implica generalmente el descanso laboral.

Elegir los padrinos del novio y de la novia

El padrino de la novia es su progenitor que la conduce al altar en el momento de la ceremonia. La madrina del novio es su progenitora que lo acompaña en el altar mientras este espera a la novia. La madrina de la novia y el padrino del novio pueden ser familiares o amigos de gran confianza y compromiso con la pareja. Los padrinos todos apoyarán a los novios en las gestiones y coordinaciones, proporcionarán ideas y jugarán un papel primordial en toda la organización del evento.

Definir qué tipo de ceremonia deseas

Al organizar tu propia boda debes definir con la ayuda de tu novio, el tipo de ceremonia que desean efectuar. Muchas culturas realizan el evento religioso y continúan con una fiesta. El matrimonio civil siempre se debe efectuar para darle legalidad a la unión, pero es muy sencillo. Solo se coordina la cita con el notario y se presenta la pareja para la firma con los testigos.

Seleccionar los lugares dónde se celebrarán la ceremonia y la fiesta

Se harán las coordinaciones para reservar ambos espacios.

– Tratándose de una ceremonia religiosa, se deberán escoger los arreglos que adornarán la iglesia o lugar seleccionado. Son fundamentales las flores. A veces los novios deciden casarse al aire libre y entonces se coordina el montaje del área seleccionada con el mobiliario necesario y la ornamentación adecuada. Se debe puntualizar el traslado de los invitados y del padre o cura que oficiará la unión, en caso de ser necesario. Es importante puntualizar hora de inicio y fin de esta ceremonia.

– Tratándose de la fiesta hay mucho por hacer. Se debe seleccionar la torta que es un elemento distintivo, el menú que se va a ofertar a los invitados, la ambientación musical que puede ser con música grabada o con un grupo en vivo, así como contratar al personal que ofrecerá el servicio. También definir la ornamentación del local con arreglos florales y otros accesorios que se combinen con armonía. Se debe seleccionar la bebida adecuada para efectuar el acostumbrado brindis a la salud de los novios. Es importante puntualizar hora de inicio y fin de esta ceremonia.

Confeccionar las invitaciones

Una vez que las coordinaciones anteriores estén confirmadas, mandarlas a elaborar y distribuirlas con al menos un mes de anticipación a la fecha de las nupcias.

Elegir el vestuario y accesorios

Habría que elegir el vestuario y los accesorios que van a lucir los novios, así como el vestuario y accesorios de los padrinos, las madrinas, las damas, los caballeros y los niños, que participarán en la ceremonia acompañando a la pareja. Los niños pueden ser portadores de las flores, el velo y los anillos. Todos deben lucir un vestuario en armonía donde se destaque, por supuesto, el que exhiban los novios.

Realizar las coordinaciones con personal profesional para la captación de la ceremonia a través de fotografías y videos

Seleccionar a un profesional que retrate las escenas de la boda y la fiesta, para la posteridad.

Seleccionar el lugar dónde se va a disfrutar de la luna de miel

Elegir el lugar dónde van a disfrutar de su viaje de bodas, teniendo en cuenta la vía de traslado y la documentación requerida, según el paraíso escogido.

Elegir a una persona de la mayor confianza y responsabilidad

Se trata de algún familiar o amigo que será designado para que esté al tanto de los detalles que has previsto en el día de la boda y pueda tomar decisiones ante cualquier imprevisto sin necesidad de consultarte. Recuerda que ese día estarás siendo la protagonista.

Cómo puedes ver, organizar tu propia boda no es difícil, aunque si requiere de disposición, ingenio y sentido común.  ¡Atrévete y disfruta de llevarte todo el mérito!