Sugerencias y enseñanzas para confeccionar recuerdos de boda originales manualmente.

Los recuerdos de boda son aquellos suvenires que los novios preparan  y entregan en la boda, con el objetivo de que los invitados conserven un detalle que perpetúe su participación en un evento que resulta de tanta importancia, como es la celebración de un matrimonio.

Cierto es que se pueden comprar recuerdos confeccionados industrialmente que suelen ofertar al por mayor, en las tiendas para fiestas que podemos encontrar en cualquier lugar del mundo, pero los recuerdos confeccionados de manera manual tienen un valor sentimental indiscutible y resultarán más especiales que aquellos recuerdos de boda que puedan ser comprados. Solamente con saber que los novios, familiares y amigos dedicaron un tiempo en su confección, ya adquieren más valor que cualquier recuerdo costoso que se pueda elegir.

Si consideras que cuentas con el tiempo para confeccionar tus propios recuerdos de boda, continúa leyendo y te enseñaremos a crear recuerdos personalizados de bajo costo.

Muchas pueden ser las ideas que pongas en práctica y deberás utilizar las habilidades manuales que la naturaleza te dio, pero por supuesto que te sugerimos solicitar la ayuda de aquellas amistades y familiares que sean hábiles en el trabajo artesanal fundamentalmente, aunque cualquier cooperación siempre es bienvenida.

Recuerdos de boda dulces

  1. Surtido de confituras.

Materiales: Confituras, cintas de tela o papel, corte de tul y cartulina.

Confección: Deberás escoger el color del tul y de la cinta en correspondencia con los colores de la boda. Para confeccionar estos recuerdos de boda, puedes cortar el tul en cuadritos cuyo tamaño estará en correspondencia con la cantidad de confituras que vayas a colocar por persona. Comprarás confituras varias para poner diversos sabores en cada cuadrito de tul y posteriormente uniendo las puntas haces un paquetico que será amarrado con la cinta formando un lazo. Si lo deseas puedes imprimir pequeñas tarjetas con un mensaje que pudiera ser “un dulce recuerdo de nuestra boda” con las iniciales de los novios, las perforas en una esquina y las ensartas en las cintas antes de cerrar los paqueticos. Estos pueden ser colocados en las mesas donde se sentarán los invitados, formando parte de la decoración.

  1. Frascos de confitura de fruta.

Materiales: Fruta fresca seleccionada, azúcar, frascos de cristal pequeños, papel encerado de colores, cintas de tela o papel, cartulina y pegamento.

Confección: Considerando todas las medidas higiénicas necesarias, prepararás un dulce espeso con la fruta seleccionada. Dependiendo de la temporada climática y del país, podrá ser de una u otra fruta. Puede utilizarse la pera, la ciruela, el melocotón y la manzana en algunos países, así como el mango y la guayaba en otros. Luego de procesar la fruta y obtener un puré, se debe someter a un proceso de cocción con el azúcar, que se suministrará según el gusto del cocinero y la cantidad del puré preparado. Lo ideal es que el dulzor esté en un punto medio. La cocción  demorará hasta que el puré cambie de coloración y se haga más espeso. Se llenan los frascos de cristal con la confitura de fruta cuando ya se haya refrescado, se tapan con piezas de papel encerado de colores y se amarran con la cinta formando un moño. Con la cartulina se confeccionarán etiquetas alusivas a la boda que se pegarán en los frascos. Estos recuerdos de boda se colocarán en el lugar de cada invitado, o pueden ponerse todos los frascos en una mesa auxiliar, para que los invitados tomen los que deseen.

  1. Caramelo gigante de chocolate.

Materiales: Bombones de chocolate, cintas de tela o papel, papel de regalo dorado y cartulina.

Confección: Se deberán cortar cuadrados de papel de regalo dorado y colocar varios bombones sobre el papel para luego envolverlos  y sellar los extremos, torciendo el papel dorado tal y como se envuelven los caramelos. Así se obtendría un caramelo gigante. La cinta se utilizaría para amarrar los extremos en forma de lazo y asegurar que no se desarme el envoltorio. Además sería un detalle decorativo. Pueden colocarse los caramelos gigantes en una cesta decorada y ser repartidos como recuerdos de boda por los niños, cuando los invitados vayan llegando al salón de la fiesta, aunque bueno, los pequeños estarán muy tentados de consumir esos caramelos gigantes que nada tienen que ver con los que suelen obtener en las piñatas de sus fiestas infantiles.

Recuerdos de boda olorosos

  1. Vasos con velas aromáticas.

Materiales: Velas aromáticas, vasos pequeños de cristal, corte de tul, cinta de tela o papel y cartulina.

Confección: Deberás comprar las velas aromáticas que por lo general las venden envueltas en una lámina de aluminio. Luego de retirar esta envoltura, colocas la vela dentro del vaso pequeño de cristal. Cortarás el tul en correspondencia con el tamaño del vaso de manera que se pueda envolver cubriendo el fondo del vaso sin llegar a tapar la vela. El tul se amarra con la cinta y se colocan ensartadas las tarjetas con mensajes de buenos deseos para los invitados en nombre de los novios y la fecha de la boda. Conseguirás unos preciosos y perfumados recuerdos de boda para ofrecer a los invitados.

Puesto que las velas aromáticas tienen un significado según el feng shui y cada aroma tiene un propósito, otra opción puede ser comprar velas de diversos aromas e imprimir en las tarjetas ese propósito. Por ejemplo, las velas aromáticas de manzana, de color verde, tienen un propósito relajante y limpiador de malas energías. Pudieras personalizar las velas según lo que deseas proporcionar a tus invitados. Entonces en la tarjeta  de la vela de manzana pudieras imprimir: “para limpiar tu hogar de malas energías”.

A continuación un listado de algunos aromas de las velas, su color y su propósito:

Sándalo: Color blanco. Atrae dinero y purifica el ambiente.

Jazmín: Color blanco. Relaja la mente y el cuerpo, lo limpia de impurezas.

Pino: Color azul. Libra el hogar de las malas energías y trae suerte.

Vainilla: Color blanco o amarillo. Relaja, ayuda a la concentración y a la fluidez mental.

Rosa: Color rojo. Enciende la pasión y el amor de la pareja.

  1. Bolsitas aromáticas.

Materiales: Bolsitas de tela, ingredientes aromáticos y cinta de tela.

Confección: Con alguna tela que no sea muy tupida como por ejemplo el tul o tal vez la organza, se confeccionan las bolsitas de recuerdos de boda que ya deberán tener incorporadas las cintas para cerrarlas. Se corta y se cose la tela en forma de saquitos dejando un dobladillo en la parte superior de la bolsa para deslizar la cinta. Los ingredientes aromáticos puedes ser plantas aromáticas como la lavanda, que se han dejado secar, cortezas de cítricos como la naranja y el limón troceadas tras su secado, jabón de olor rallado y restos de velas aromáticas que van quedando tras el consumo de las mismas. Las bolsitas aromáticas son perfectos recuerdos de boda que podrás repartir adornados con las iniciales de los novios.

En fin, que el abanico de posibilidades que tienes a tu alcance es amplio. Pon tu ingenio en función de la creación y ofréceles genuinos recuerdos de boda a tus invitados, confeccionados de manera artesanal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here