¿Te has preguntado alguna vez si sería descabellado casarse en la época más fría del año? ¿Por qué no experimentar unas exóticas vacaciones  y celebrar tu luna de miel en invierno, un bello destino invernal serìa etupendo? Piénsalo.

Sabes por què serìa mejor celebrar tu luna de miel en inviernoCasi todas las  bodas se programan en las épocas más cálidas del año, en la etapa  que comienza a finales de primavera y termina a principios del otoño, quizás los más audaces la extiendan un poco más. Sin embargo, hay algo que se debe tener muy presente, y es que  tratar de poner la fecha de una boda en la época perfecta es imposible. A pesar de que el calor es un buen momento para que todos tus invitados consigan uno o  un par de días libres para asistir, y que la temperatura se presta a celebrar, en este período los gastos se incrementan notablemente, por lo cual celebrar tu luna de miel en invierno y tu boda serìan de gran ayuda para tu bolsillo. Por otro lado el frío limita las celebraciones al aire libre, en primavera es complicado por lluvias y las alergias de los invitados, en fin, siempre hay “peros” que afectan o impiden que todo resulte ideal.

No obstante y respondiendo a las interrogantes del principio, puedo afirmarte que aunque el invierno es una de las estaciones que siempre estuvo relegada como opción en lo que a celebración de matrimonios se refiere, viene escalando posiciones vertiginosamente. ¿Los motivos? Los compartiremos contigo en este apartado que de seguro te hará reflexionar.  Así es que si estás todavía estás pensando en cuál deberá ser la fecha de tu boda y de tu viaje de luna de miel, espera y tómate un segundo de tu tiempo, sigue leyendo; con los siguientes tópicos verás por qué celebrar tu luna de miel en invierno puede llegar a ser más atractivo de lo que crees.

  1. Por qué celebrar tu luna de miel en invierno?
  2. Destinos para una luna de miel en invierno?

POR QUÉ CELEBRAR TU LUNA DE MIEL EN INVIERNO

Sabes por què serìa mejor celebrar tu luna de miel en invierno

  • Resulta más económico. En esta época se pueden disfrutar de precios más económicos, hasta con un descuento del 40% por servicio. A la hora de contratar el catering también aparecen ofertas mucho más asequibles. Disminuye también el precio de los boletos de avión, pues normalmente en otras temporadas  suele dispararse hasta tres veces un ticket en un día cualquiera. El dinero que ahorres por este concepto te permitirá de disfrutar de otros placeres. Por ejemplo: alquilar una habitación más grande en el hotel, o con mejor vista. Permitirte caprichos en restaurantes finos, entre otras cosas.
  • El calendario se torna en favor de las bodas de invierno. Los plazos se acortan, no debes tener problemas con las fechas en la iglesia o juzgado ya que por esa época no existen colapsos ni excesos de demandas. Hay menos reservaciones. Tampoco será necesario reservar la finca o el salón que te gusta con más de un año de antelación, ni necesitarás más de nueve meses para que elaboren el vestido de novia. ¡Son muchas las ventajas!
  • En invierno es más tranquilo. No hay nada mejor que evitar una ciudad repleta de turistas que llenan las calles haciéndonos esperar interminables colas en los restaurantes. Como es temporada baja en algunos países, no tendrás que evitar las aglomeraciones de gente ni esperar tu turno para sacar una fotografía a un monumento sin que se te pongan casi diez personas delante. Podrán disfrutar de las ciudades  europeas, norteamericanas o del lejano Oriente para ustedes solos en todo su esplendor, si les apetece cualquiera de estos destinos como luna de miel. Las parejas más románticas encuentran aquí su espacio perfecto. Hermosos paisajes de repente exclusivos, decoración fabulosa, luz perfecta para las fotografías y demás características que aumentan el atrayente de las bodas invernales.
  • Evitarás el sofocante calor. No te abrasará ese calor del verano que tienen las islas afrodisíacas del Caribe o el Pacífico. Es cierto que el frío puede llegar a ser severo e inclusive aparentar ser esto algo desventajoso, pero, fíjate bien, tienes la opción de luchar contra él abrigándote. Los caballeros, no tendrán que aguantar quitarse la chaqueta del traje durante la celebración por estar sudando la gota gorda y en el caso de  nosotras, se abre un amplio espectro de posibilidades con diseños de  vestidos de mangas largas, monos, estolas, boleros, abrigos elegantes etc. Del calor prácticamente no podemos huir, el sudor es molesto y nos agobia bastante. Hasta puede causar cierta irritabilidad en un momento determinado y arruinar nuestro día perfecto. Por otro lado hay que cuidarse mucho la piel en esta época del año. Sería fatal que nosotros o alguien de los invitados sufra una insolación, se queme la piel o peor aún se desmaye. Por lo que si te casas en invierno te quitarás de encima preocupaciones como éstas.

Sabes por què serìa mejor celebrar tu luna de miel en invierno

  • Sales de la rutina. Siempre aprovecharàs los días libres que te conceden tras el matrimonio para celebrar tu luna de miel en invierno, los cuales juntamos con los correspondientes días que tenemos de vacaciones durante el verano. Esto es lo clásico, es una buena idea, pero ¿qué tal y mejor aún, si nos tomamos unos días de descanso en medio del quehacer de trabajo y de la rutina de los meses de otoño o de invierno y más  cuando apenas solo unos pocos días festivos nos permiten relajarnos y reencontrarnos con nosotros mismos y con nuestra pareja.Ya no está pareciendo tan descabellada la idea, ¿no crees?
  • Les gusta la nieve. ¿Por qué no?, la nieve también tiene su magia. A muchos les gustan unas montañas nevadas propicias para esquiar, los lagos congelados que invitan a patinar, los colores rojizos y anaranjados de los árboles en otoño, el olor de las chimeneas de los lodge de campo o los miniquioscos que se incrementan en las calles las semanas previas a la Navidad. Estas son escenas tan hermosas como las de un típico escenario tropical. Espectáculo fabuloso, que si es tu deseo,  mereces experimentar durante  tu luna de miel para aprender a apreciar esos lugares también.
  • Se ofrecen otras alternativas por estas fechas a los momentos tradicionales del gran día. Las  barras de cócteles reparten chocolate caliente, los abanicos que se ofrecen como regalo son sustituidos por mantas calentitas,  así como la facilidad que tendrán los invitados de planificar con tiempo en su calendario este evento.

Ahora revisa estas opciones de destino, seguro te embullas y te darán más razones por las cual celebrar tu luna de miel en invierno.

DESTINOS PARA CELEBRAR TU LUNA DE MIEL EN INVIERNO

Sabes por què serìa mejor celebrar tu luna de miel en invierno

  • Crucero por los fiordos. Una muy buena manera de disfrutar del álgido invierno es en una de las zonas más septentrionales europeas y viajar en crucero por los fiordos noruegos. Esta es sin lugar a dudas una de las opciones favoritas por las parejas de enamorados. Porque al viajar en crucero en pocos días se puede admirar diferentes paisajes, y conocer otras culturas sin gastar dinero en largos desplazamientos. Además, en los barcos se hacen shows nocturnos, existe  todo tipo de instalaciones,  podemos comer y cenar a bordo durante los traslados. Será maravilloso disfrutar de la naturaleza en su estado puro junto con ciudades donde el color blanco sea el factor común.
  • Es una de las zonas del norte de Europa preferida por las parejas de recién casados y que escogen la etapa de invierno para las nupcias. Poder dormir en un hotel hecho de hielo, conocer la casa de Papa Noel y entretenerse con todo tipo de deportes relacionados con la nieve, sólo se puede hacer en este fantástico rincón del planeta. Aunque las temperaturas son bien bajas en esta época, no será un impedimento no puedas arreglar con el vestuario y equipamiento adecuados. Uno de los fenómenos más espectaculares del planeta, las auroras boreales, podrás verlo en una romántica tarde,  mientras que si lo que prefieres el contacto con la naturaleza encontrarán un auténtico paraíso en este lugar.
  • Estados Unidos. Realizar un recorrido por la Costa Este de Estados Unidos es siempre la opción que todos los novios tienen en mente, no importa en qué época del año. Nueva York fundamentalmente es una de las ciudades más extraordinarias para visitar en el invierno; y es que además de que mantiene sus atractivos espacios culturales y de ocio los 365 días del año, puedes practicar otras actividades como patinar sobre hielo. Otras ciudades que son dignas de visitar son Boston y Washington y para terminar tu luna de miel está la cálida Florida. Sin dudas, Estados Unidos es uno de los países que más variedad de paisajes y temperaturas ofrece a los turistas en un viaje en pleno invierno.
  • Roma, Ámsterdam o Berlín. Capitales europeas donde los viajes por motivos de luna de miel “nunca pasan de moda”. Poder recorrer las principales capitales europeas y celebrar tu luna de miel en invierno siempre será emocionante, tradicional y elegante.  París se considera como  la ciudad más romántica del mundo, pero también es realmente hermoso poder practicar esquí en los Alpes suizos, disfrutar de agradables temperaturas en la hermosa Malta así como  conocer nuevos destinos interesantes en capitales como Bratislava, Zagreb o Liubliana.
  • Aprecia el calor del invierno. El Caribe siempre será una oferta disponible por si lo que  quieres es  escapar del gélido invierno de la zona septentrional y disfrutar de sol y buenas temperaturas en los meses de diciembre a febrero. Ya sea que escojan Cuba, República Dominicana o la Riviera Maya mexicana, en las aguas caribeñas encontrarás playas hermosas de arenas blancas y un mar turquesa y transparente. Se destaca Playa del Carmen, y los cayos cubanos quizá dentro de los más populares para todo tipo de turistas. Incluso los que están pasando una romántica luna de miel.

Sabes por què serìa mejor celebrar tu luna de miel en invierno

  • Por impensado que te parezca y aunque está al otro lado del mundo, vale la pena arriesgarse e invertir nuestro presupuesto para la Luna de Miel en un viaje ‘de lujo’, y Australia se pinta solo como destino para ello. En este sorprendente país-continente podrás disfrutar de hermosas playas, de exóticos y sorprendentes paisajes naturales y un patrimonio de lo más variado en sus principales ciudades. La  principal ventaja de viajar a Australia en invierno es que realmente hace calor en los meses comprendidos de noviembre a marzo ya que está en el hemisferio sur. Por lo que tu “luna de miel invernal” realmente la disfrutarás en Australia en verano.
  • Por último Argentina y Chile. Al igual que Australia, en Chile y Argentina hay buenas temperaturas. Estos dos países acogen a millones de parejas todos los años que desean celebrar su luna de miel: Y es que ambos al estar situado en el Hemisferio Sur, cuentan con altas temperaturas en los meses que para el resto del mundo es ‘invierno’. Por lo tanto, puedes optar por casarte entre diciembre y febrero si lo que deseas es un viaje donde no falte el sol, la playa y bellos paisajes naturales.

Espero haberte servido de ayuda para tus futuras decisiones. No se trata de que sigas nuestro criterio. Nuestro papel es más bien dar a conocer otras ideas  y sacar a la luz aquellas ventajas que pasan desapercibidas muchas veces.Si te desides por celebrar tu boda y luna de miel en invierno te aconsejo de leer como organizar una boda navideña y tambièn novias de invierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here