Mediante el presente artículo:-“Ser amiga de tu pareja” pretendo presentarte la dinámica contractual de las relaciones sentimentales entre dos ante los supuestos en boga radicados con la revolución sexual. No pretendo inducirte a una conducta determinada, los elementos Tips para ser amiga de tu pareja: mucho más que novios teóricos que someto a tu consideración solo buscan abrir paso a tu reflexión personal sobre estándares preconcebidos por el sistema patriarcal y la necesidad de su ruptura para interrelacionarte con plena libertad y satisfacción en el interior de tu pareja sea cual fuese tu naturaleza, pues en buena medida de ello depende una autoestima saludable.

Toda vez que irrumpo tu cotidianidad con uno de mis artículos, puedes dar por sentado que lo hago con el compromiso de no recaer en banalidades ni juicios subjetivos. Pero en esta ocasión he de reconocer que he puesto gran parte de mi implicación personal a partir de una experiencia que por años compartí con alguien que siempre me catalogó como su amiga y al que me relacionan fuertes emociones y sentimientos, además de la convivencia sexual. Así que traté de replantearme y autoresponderme incógnitas que se fueron enmoheciendo con los años.  Lo único que  supe con certeza fue que en múltiples ocasiones insistí de modo inconsciente en transpolar mis relaciones de pareja a aquella experiencia que me aportó mucho más plenitud, confianza y seguridad en mi misma que las que insistieron en clasificarme como tal. Deseo que tú también le encuentres el sentido a este camino que esbocé para ti con el título:-“ser amiga de tu pareja”.

Estructura psico-social de las relaciones de pareja.

La conceptualización de pareja en el marco del proceso de emparejamiento con los costos al convencionalismo que trajo consigo la revolución sexual. Puede concebirse como la unión sin “etiquetas” de dos personas sin distinción de sexo que se acompañan en actividades recreativas y sociales. En la cual se intercambian sentimientos amorosos mediante el uso de palabras, la expresión corporal y el acto sexual.

Existen dos modelos para categorizar los postulados de la unión que debes conocer si quires aprender a ser amiga de tu pareja :

  • Tradicional; relacionado con el amor confluente, la fidelidad, la lealtad y el compromiso.
  • Liberador; contemplado para relaciones casuales cuyo objetivo fundamental es la búsqueda de placer con prevalencia de la autonomía y caracterizado por la ruptura del orden tradicional.

La vida moderna hace posible la coexistencia sin enfrentamiento entre ambos modelos dentro de la sociedad actual.

Tips para ser amiga de tu pareja: mucho más que novios

Aunque muchos puedan entender el término amistad al interior de la pareja como loco o descabellado. La insistencia de incluir el término a la misma se ha sembrado para subsanar los estereotipos erróneos en cuanto a autonomía e intercambio en su más amplio sentido de modo inconsciente. Como escape a los tabúes y férreos dogmas que ha sembrado el patriarcado en los valores de la sociedad y que prevalecen hasta nuestros días.

De tal modo que me arriesgo a asegurar que cuando referimos ser amiga de tu pareja, esbozamos una conducta caracterizada por:

  • Carencia de sentimientos posesivos.
  • Igualdad de género en la participación de derecho y obligación.
  • Libertad de expresión e iniciativa.
  • Creatividad sexual.
  • Comunicación franca.
  • Autonomía de las partes.
  • Respeto por amor, en contradicción al actuar por convencionalismo.
  • El término amistad nos hace sentir protegidos contra los celos que se acostumbran a presentar como elementos típicos en las parejas tradicionales y que causan grandes estragos en una relación.

No es que desmantelemos el orden social lo que nos limita a implicarnos al interior de la pareja con los presupuestos anteriores, es que el modelo que hemos aprendido de la relación amorosa data de nuestros padres de una generación a otra. Copiando el sistema patriarcal como el modelo funcional y “moralmente aceptable”.

Emparejamiento selectivo formal o informal.

Tips para ser amiga de tu pareja: mucho más que novios

Por todas las acepciones que presenta la dinámica de la pareja actual con respecto a los “códigos” del sistema patriarcal la sociedad ha puesto un acotamiento que se reconoce por las ciencias sociales para el emparejamiento selectivo. Clasificándolo como formal o informal a partir de la evaluación de las características de interacción que tiene la relación entre las partes.

Como una relación formal se reconoce al noviazgo y al matrimonio. En tanto, se le considera relación informal a todas aquellas relaciones cuyas características sobresalen del marco “convencional”.

Lo que ha de tenerse en claro es que lo que en ocasiones nos conduce a estimar o desestimar en mayor o menor grado una relación al nivel social no pasan de ser criterios subjetivos que nos proyectan una naturaleza equívoca del contenido emocional y de compromiso en las parejas con presupuestos idílicos y esquemáticos que para nada coinciden con la funcionalidad real de las mismas a partir del aporte objetivo de compromiso que dan a esta sus partes. Es incorrecto pensar que si una relación amorosa no se titula de noviazgo o matrimonio, simplemente no tiene futuro o no funciona; porque los “amigos con derecho” tienen la opción disponible todo el tiempo de vincular sus familias a la relación y decidir casarse. Como he dicho anteriormente, incluir a la relación ser amiga de tu pareja o proyectarse socialmente como amigos cuando la interacción íntima del dúo implica vinculación sexual. La mayoría de las veces lo que busca es la sobreestimación en la práctica de la unión fundamentada en una amplia participación activa y la igualdad de caracteres. Respetándose entre ambas partes la identidad, la autonomía y el espacio de desarrollo personal.

Implicaciones de la revolución sexual y el término amistad en la pareja.

El término revolución sexual data en su inicio la década de 1950, no obstante a que logra su máximo desarrollo entre 1960 y 1980. Aunque en sentido general sus implicaciones siguen vigentes y en pleno desarrollo.

La liberación sexual, como también se le conoce, supone la reivindicación y recuperación plena del cuerpo humano y su desnudez; propicia la generalización de las relaciones sexuales de todo tipo desplazando la heterosexualidad de requisito a elemento secundario, condiciona el feminismo, los métodos anticonceptivos; y la contestación social y política al replantearse como necesidad la igualdad entre los sexos.

Con el paso de los años muchos de los fundamentos de la revolución sexual han sido incorporados a la sociedad como normas aceptadas, legítimas y legales; lo cual consolida el enfoque liberador de este proceso como necesario en la evolución de las relaciones humanas.

Tips para ser amiga de tu pareja: mucho más que novios

Ahora bien, tácitamente ¿Cuáles  son las implicaciones de la revolución sexual bajo el “amparo” de ser amiga de tu pareja?

  • La libertad sexual funciona como una medida social a favor de la libertad sexual de la mujer y el control de la natalidad.
  • Aprueba el sexo premarital, espiritual y el poliamor.
  • La revolución sexual promueve la homosexualidad y la conducta transgénero.
  • En el ideal feminista se suprimen como requisitos la virginidad y la castidad.
  • La educación sexual se convierte en una necesidad.
  • Cambio de la concepción tradicional de la mujer destinada al matrimonio y entregada al hogar.
  • La pornografía, la prostitución y la práctica con juguetes sexuales pasa de ser un tema masculino a acuerdo entre los miembros de la pareja.

Por sólo citar algunos ejemplos.

Derrumbe del estereotipo patriarcal y los retos intrafamiliares que ello supone.

Cuando se rompen los estereotipos patriarcales las parejas se enfrentan a una convivencia sustentada en el compañerismo, la igualdad, el respeto y la libre expresión. Lo cual requiere para su uso efectivo y sin enfrentamientos de sostenidas negociaciones mediante un diálogo abierto y franco entre los miembros de la pareja.

La vida no es color de rosa, todo beneficio supone algún costo. Por eso cuando se trata de ser amiga de tu pareja es oportuno replantearse los retos intrafamiliares que ello trae consigo.

Ser mejores amigos conlleva confianza absoluta, la cual surge de la experiencia compartida a lo largo del tiempo en el que no todo es felicidad. Y consiste en vencer juntos todo tipo de adversidades, frente a las que muchas veces nos faltará la confianza y la fortaleza, haciéndonos llorar.

Ser mejores amigos implica no aferrarse al otro. Todas las personas llegan con un propósito a nuestras vidas y el tiempo que permanecen en ella diseñado por una fuerza mayor, es justo y perfecto.

Un reto intrafamiliar en la relación de pareja es ser conscientes de que cada uno es responsable en totalidad de la dinámica que los envuelve a partir del aporte que hace a la misma.

El amor es algo importante y sólo será posible si lo disciplinamos, lo purificamos y lo entregamos al otro en una opción definitiva y exclusiva.

Buscar el equilibrio en la relación a partir de ser amiga de tu pareja.

Tengo la convicción de que el alto número de divorcios que existe en la actualidad está relacionado con la falta de una búsqueda en el equilibrio en relación de pareja en su etapa temprana, amparados en el compañerismo. La causa radica en no plantearse con seriedad como pareja un proyecto de vida en común. Cambiar de pareja cuando se fracasa puede
dar resultado, pero también puede dar lugar a sufrimientos y daños a terceros que debían haber sido evitados.

9 Tips para ser ser amiga de tu pareja 

Tips para ser amiga de tu pareja: mucho más que novios

Ser amiga de tu pareja o enmarcarte exclusivamente en tu posición de novia o esposa es una decisión selectiva. Que cuenta con tantos seguidores como detractores, cada uno con sus propios argumentos que no dejan de tener validez y razón de alguna manera. Pero si ya has decidido ser amiga de tu pareja resulta necesario dedicarle un espacio a la reflexión de estos 9 tips como mecanismo para buscar la forma de incorporarlos en tu rutina diaria.

  • No juzgues si no quieres ser juzgada. Criticar y juzgar son impulsos característicos de la especie humana. Una crítica no constructiva es inútil y lo único que lograrás es un efecto defensivo. Intenta ponerte en la situación contraria y replantéate el caso. Desde esta perspectiva, sí aun insistes en abordar la situación; hazlo con constatable comprensión pues en momento alguno en la pareja cabe abrirle paso al rencor y rencillas personales.
  • Abre tu corazón. Permítele a tu pareja que te hable de sus ilusiones, sus vivencias, sus planes, sus fantasías. Sé un buen oyente, que no implica mantenerse escéptica, sino intervenir en el momento oportuno en que sea necesario intercambiar proyecciones o solicitar alguna aclaración.
  • Sé consecuente con tus criterios y tu forma de actuar. Con esta conducta le inspiras confianza a otros sobre ti. Ello se logra siendo completamente sincera y honesta en tus interlocuciones.
  • Respeta la opinión del otro. Este es un punto sumamente importante, pues funciona como el hilo conductor de una  relación pacífica:-respetar el criterio de los demás sin atacar ni empecinarte en imponer tu voluntad.
  • No discrimines. La variedad en la naturaleza de los seres humanos es lo que hace interesante la interacción personal. Y nunca olvides que hasta de los más pequeños se puede aprender algo.
  • Sé oportuno en dar un consejo amigo. Esto implica responsabilidad ante las consecuencias del consejo que ofrecemos y reconocer el momento idóneo; que siempre será aquel en que por su circunstancia y entorno ofrezca la mayor confidencialidad.
  • Aceptación y entrega mutua. Que significa dotarse de la capacidad de perdonar y no guardar rencores cuando percibimos nuestros sentimientos de amistad correspondidos. Es un consejo sabio para poder fluir libres de cargas negativas.
  • Demuestra sin reservas tu afecto y consideración. Este es un buen método de educar a los demás en el modo del que te gustaría ser tratado.
  • Disponibilidad. Que no consiste en ser la sombra de alguien, sino estar cuando se necesita. Con la vida he aprendido que aquellos que han compartido mis días de gloria, no siempre me acompañaban en las adversidades. Allí donde necesitamos con mucha urgencia una mano amiga. Y esta tendencia tenemos que luchar para que se erradique.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here