Con este artículo tengo la responsabilidad de darte a conocer el top 10 diseñadores 2017, con un sentido histórico de moda.

La ropa surgió como una necesidad elemental de protección, confort y suplemento de carencias en los atributos del cuerpo humano.

Partiendo de esta necesidad primaria, la identidad propia que fue asumiendo el hombre con su evolución histórica condicionó que atribuyera a sus prendas de vestir un carácter estético unipersonal, que al interrelacionarse con el medio circundante y otros humanos con diferente casta social, hicieron conceptualizar el modo de vestir como un símbolo de estatus social desde la perspectiva de los tejidos, el mix de texturas y colores, propias en cada civilización.

También sentó las bases en la ropa para una diferenciación sexual, a partir de lo cual se le atribuyen rasgos fetichistas en un determinado momento acorde a su uso.

EL TÉRMINO MODA. TOP 10 DISEÑADORES 2017

No es hasta el año 1900 que se establece el término moda como un pentagrama de la evolución cronológica de las prendas en el vestir y como el “costumbrismo”, por llamarle de algún modo, en la forma de vestir, inducido por los diseñadores a partir de la confección de la ropa y los accesorios con presupuestos funcionales y estilísticos que gozan de preferencia por un número considerable de personas al nivel de la sociedad.

En un mundo globalizado, competitivo y de grandes personalidades en cuanto al diseño de vestido de novia se necesita mucho más que crear para estar incluido en el top 10 diseñadores 2017.

DESDE LA PERSPECTIVA HISTÓRICA DE LA MODA VALORES QUE UNIFICAN A LOS DISEÑADORES

Las firmas que registran las colecciones que ensalza el presente top 10 diseñadores 2017 más allá del profesionalismo, comparten en sus creaciones la inteligencia necesaria para que los vestidos tengan como valor incluido una identidad propia y gocen de una exquisitez extrema.

Y aunque pueda resultarte contradictorio, su similitud no está en el modo de hacer, sino en el precepto de la alta costura, en el arte de reajustar los diseños a la capacidad de los clientes tanto de presupuesto como de medidas corporales.  También en el acabado manual como respeto a la labor que realizan y el compromiso de ser auténticos, así como en el amor por crear verdaderas obras de arte.

TOP 10 DISEÑADORES 2017, LO QUE DIFERENCIA A UNO DE OTRO

Lo que diferencia a uno de otro en este top 10 diseñadores 2017 es la capacidad para incorporar a su diseño la evolución cronológica de la ropa, el respeto por sus antepasados a la vez que  delinean nuevas tendencias. Ellos incursionan indistintamente los códigos del modernismo y se arriesgan a recrear toda época pasada en base a originalidad, elegancia y osadía.

RELACIÓN DE TOP 10 DISEÑADORES 2017

Ahora pasaremos a describir la relación de este top 10 diseñadores 2017:

-BadgleyMischka. Son dos diseñadores, Mark Badgley y James Mischka. Sus diseños recrean el esplendor de la moda en 1900. Sus propuestas son un mix de tela, corsettes y pedrería. Con sus modelos realzan la silueta femenina con técnicas tales como la de elevar los senos hacia arriba, estrechar la cintura y ajustar las faldas a la cadera con una culminación en campana que toca el suelo. Saben incorporar de modo inteligente la moda “unisex” con la concepción de las novias igualmente hermosas en un traje de dos piezas. Crean furor con la utilización de encajes, adornos y ornamentos de perfecto acabado. Aunque no descartan una oleada de orientalismo en tributo a los diseños de Paul Poiret.

MoniqueLhuillier. Esta joven diseñadora ha sabido extraer lo mejor del año 1910, reacondicionarlo con los baluartes del siglo XVI e impregnar a sus vestidos sin recurrencias de los estilos vintage y retro en sí mismos, un aire sofisticado y elegante. Se distingue por la utilización del chifón como una segunda piel en base a texturas más sólidas, causando con el efecto traslúcido de esta tela un acabado etéreo y elegante. De este aspecto se deriva también la auto exigencia a sí misma que hace la diseñadora en forma manifiesta dado que el chifón es un tejido con composición liviana y textura sedosa difícil de trabajar pues se deshilacha con facilidad. Recrea la Belle Époque sin retoricismo ni extravagancias, con lo cual hace la distinción de su diseño como sofisticado y elegante. La silueta femenina que proyecta tiende a la verticalidad en la mujer y el orientalismo con faldas irregulares de caída pesada.

Rosa Clará. La embajadora de la década de los años veinte demuestra que la elegancia y la sensualidad pueden partir de un concepto sobrio. Concibe en su diseño la funcionalidad que necesitan las novias en su día de bodas. Ubica la cintura en su posición anatómica, marcando el talle y ensanchando los hombros. Demuestra preferencia por los grandes escotes en la espalda. No descarta las faldas cortas, ni los crop-top; tampoco los conjuntos de dos piezas que desborda de glamour. En su quehacer renace la organza de seda como en el siglo XVIII, que adorna con bordados en blanco y nude.

Christian Lacroix. El paisajista de la década del 30 en pasarela. Gusta de mezclar lo histórico con lo contemporáneo. Moderniza la chaqueta surgida en el siglo XVII y la vuelve tendencia acompañada por cuellos con volantes. No obvia el largo de la falda por debajo de la rodilla como en la época. Utiliza en sus creaciones la organza, el encaje y el crepé. Sus diseños son un detalle de bordados y pasamanería.

ElieSaab. Emblema de modernismo. Mejor exponente en el recreo de la moda de 1940. Fuerza la silueta femenina y da volumen a los hombros y pechos como en el “new look” de 1947. Incorpora el vuelo en las faldas como un culto a la feminidad. Propone hombros torneados, cintura fina y falda amplia. Simboliza la elegancia clásica. Es una futurista con mente creativa que hace de cada una de sus colecciones un recuerdo de la mujer Dior pero de una forma muy contemporánea y actual.

-Karl Lagerfeld. Sus vestidos de novia son reconocidos mundialmente por su estilo moderno. Propone cortes geométricos y de talle alto para provocar el efecto de una silueta alargada y fina. Ofrece supremacía al tul sobre un amplio mix de tejidos. Puede asociársele con el año 1960, por ser este en la moda el que se caracterizó por un concepto diferente de elegancia con cánones como originalidad, diversión y extravagancia.

Vera Wang. La diseñadora del renacentismo, tomando en cuenta la presencia en sus colecciones de trajes con forma imaginativas, otorgando gran relevancia a las mangas, a los pliegues y a las caídas de la tela en forma vertical, con fina pasamanería y finos bordados. Los rasgos de su diseño son románticos y sensuales. Manifiesta intencionalidad de sensaciones plenas en la textura que utiliza y los accesorios como las flores y las cintas. Tiene una inclinación manifiesta por el estilo Watteau e igualmente se le puede preconizar como la acuarelista de la década del setenta. Por la versatilidad en sus propuestas y una tendencia retro. Las flores con diferentes texturas y presentaciones son su principal símbolo como alusión a la llamada “revolución de las flores”.

-Jesús del Pozo, controversial como la radicalización en los cambios de look de 1980. Parece jugar con la juventud de las novias sin perder el respeto y la identificación con el glamour. Sus diseños se caracterizan por ser voluminosos y con el talle marcado. Además de poderse percibir como un símbolo de liberación femenina. Juega con las transparencias, los escotes arriesgados y logra ese enfoque de sensualidad tan valorado por las novias actuales.

-RomonaKeveza. Sus diseños son altamente cotizados en el mercado de las novias. Como en la moda de 1990 sus propuestas se caracterizan por la variedad y no por una tendencia específica. Trae a pasarela vestidos de novia majestuosos, con enfoque romántico, femeninos y con una elegancia atrevida. Juega con las capas, el drapeado, los cortes exuberantes y no descarta el estilo griego. Con cortes rectangulares que acompaña con cinturones; la variante de un solo hombro y el vestido ceñido hasta debajo de los senos con caída libre hasta los tobillos. Te ofrece más de una razón para preferirla.

-Ángel Sánchez con referencia a la juventud de la década del 2000, se arriesga por los cortes simétricos, femeninos y contemporáneos. Proyecta una ideología en sus diseños contagiada con la cultura romana. Concibiendo de modo inteligente en sus creaciones un mix de lino y seda. Aunque no descarta texturas como el algodón con colores variados y otras telas más o menos pesadas. Las cuales decora con tiras bordadas de tonos y dibujos variados; y hasta perlas para los diseños más lujosos. Ofrece el papel protagónico a los bordados en la decoración. Utiliza las mangas y los tirantes para ceñir la ropa al cuerpo tanto debajo de los senos como en la cintura. Además de utilizarlos como una propuesta insinuante para conjugar el vestido con chal.

EL ARTE DEL DISEÑO PRESENTE EN ESTOS 10 EXPONENTES DE LA MODA

No ha sido tarea fácil reseñar el estupendo trabajo que realizan cada uno de estos diseñadores. Sin lugar a dudas lo que se impone por parte de todos es la estética, el talento, la imaginación, el sentido de lo que es bello, convirtiendo sus creaciones en puro arte.

Este Top 10 diseñadores 2017, con un sentido histórico de la moda nos dan la perspectiva de lo que más brilla en el mundo de la moda nupcial.

Escrito por Catalina Medina

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here