El velo de novia es un atributo clásico que junto al traje de boda hace la imagen espectacular de una novia.

Si estás próxima a casarte y tienes pensado llevar un velo de novia, sería muy buena idea  que conozcas todo lo relacionado a este símbolo clásico que suele adornar y embellecer la imagen de una  mujer el día de su boda.

Algo de historia y significado del velo de novia

Su uso se remonta a muchos años atrás, estando presente el velo de novia  en las novias antiguas hasta llegar a las novias de nuestros días.

En las épocas antiguas el significado del velo de novia se basaba fundamentalmente en proteger la pureza de las novias de las influencias externas. Ya para el siglo XIX fue establecido  el velo de novia en las novias católicas que contraían nupcias y cuyo significado era indicar la pureza y virginidad de la novia, haciendo tributo así al color blanco.

En otras culturas el velo de novia puede llevar otros colores. En algunos países de la cultura occidental es costumbre que el velo de la novia sea de color amarillo significando que la novia llega virgen al matrimonio. Otros colores de velo de novia como el azul significando a la Virgen María o el negro a  Mahoma también están presentes en esta cultura.

La tradición del velo de novia  se fue haciendo  tan fuerte que ya posteriormente comenzó a ser usado también por las novias que se casaban por lo civil, llegando a formar parte del atuendo de cualquier novia sin distinción alguna.

Algunas características.

El velo de novia está compuesto por una tela muy fina y transparente, que puede ser de  tul ,organza o de encaje  y puede llevar el color blanco en diferentes tonalidades o tonos muy claros. El color blanco en el velo de novia, significa que la novia abandona la vida exterior para formar parte de la vida en matrimonio. Significa además la pureza, virginidad, la modestia, la inocencia y la virtud de la novia.

Tipos de velos de novia

Los velos de novia pueden ser cortos, medianos o largos además de tener diferentes estilos. Existen velos de novia de doble capa, al estilo de los años 20, velos al viento, velo catedral o velo largo, entre otros.

 Velos de novia  largos.

El velo de novia catedral es el velo más largo que existe, muy preferido por las novias Royal. Puede medir desde dos y tres metros de largo y ser de una capa o de dos que nunca  llegan  a nivel de los hombros.

Otros como el velo de novia  capilla, es incluido también como velo largo, aunque tiende a ser más corto que el velo de novia catedral.

Ambos velos de novia pueden llevarse cubriendo el rostro  o no.

Velos de novia medianos.

Son aquellos velos que llegan hasta la altura de las piernas a nivel del suelo o rodillas y los que abarcan hasta el nivel de los brazos, pudiendo estar entre los dedos o codos. Pueden ser también de doble capa y cubrir el rostro, siendo más modernos que los velos de novia largos.

 Velos de novia cortos.

En este grupo se incluye el velo de novia al estilo años 20, como el velo de novia  tipo blusher  que se caracteriza por ser un velo cortito en tul, que no sobrepasa el largo de los hombros.

También se encuentra el velo de novia  birdcage , siendo tan corto que a menudo va combinado con un tocado, pudiendo cambiarse el tul por una redecilla.

Otros que se incluyen aquí son los velos de novia antifaz, cubriendo solamente los ojos, estando prendidos del cabello a través de joyas. Son realmente originales, con un gran toque de modernidad.

Tipos de velos de novia y su combinación con el traje de boda  y peinados.

Al decidir llevar un velo de novia debes elegir un peinado y traje en correspondencia para que tu imagen nupcial sea impactante.

Los velos de novias pueden llevarse debajo del peinado o por encima de este, prendido de una tiara, diadema u otro accesorio para este fin.

Los velos de novia largos combinan muy bien con trajes de vuelos, vestidos de novia de tubo o sirena, más aún si se le incorpora una cola.

Por otra parte los velos  de novia medios ajustan muy bien a vestidos de novia de estilo fifties y a otros vestidos modernos.

Un detalle que no se debe olvidar es quitarse el velo de novia, después de dar el Sí, quiero  en el altar.

Tendencias del velo de novia en la actualidad

En nuestros días se ha hecho menos clásico llevar el velo de novia. Decidir  llevarlo o no depende de la preferencia de cada novia, del estilo o diseño del vestido de boda y su cultura. Además  el uso del velo de novia está compartiendo escenario con la aparición de accesorios  para llevar en el cabello en combinación con exclusivos peinados, teniendo también un efecto de glamour en las novias actuales.

A pesar de todo esto el uso del velo de novia sigue siendo un símbolo tradicional  en las bodas actuales debido a la solemnidad que le aporta a la ceremonia nupcial, incluso pudiendo llevar ahora otros tonos de colores como el marfil, champagne o rosa muy claro.

Velos de novia 2017.

Los famosos diseñadores de la moda nupcial están apostando aún por los velos de novia como accesorio en sus colecciones de vestidos de novia del 2017.

Algunos como Justin Alexander en Barcelona presentan en su colección el velo de novia en tul prendido de la parte baja del recogido y con largo catedral. Otra como Elie Saab expone maravillosos velos de novias decorados en los bordes.

Colecciones como la de Pronovias y Jesús Peiró  muestran también  sugerentes y espectaculares velos de novias.

Llevar el día de tu boda un velo de novia en cualquiera de sus variantes, te hará lucir un look nupcial estupendo.

Escrito por: Hilda Elia Rodríguez Chala

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here