Muchos vestido de novia no vienen acompañado del velo, de ahí que la novia deba buscar uno si lo desea usar. El velo es un accesorio que debe combinar muy bien con el vestido pues, entre otras funciones, su objetivo es resaltar la apariencia de la novia.

En sus inicios se consideraba que el velo debía ser usado con el fin de salvaguardar a la novia de algún espíritu maligno o maldición, sin embargo, ahora se emplea para embellecerla. La selección del mismo no debe hacerse a la ligera debe tenerse en cuenta el modelo del vestido, el estilo de la novia, el alcance de la ceremonia, en fin, el velo debe seleccionarse con igual seriedad que el resto de los complementos.

El lugar de la boda

Como siempre se ha analizado con cualquier prenda a emplear en una boda, el lugar donde se desarrolla es muy importante ya que no todos los lugares favorecen a determinados accesorios. En el caso particular de los velos, este parámetro debe tenerse en cuenta ya que para una boda en la iglesia el velo apropiado es el catedral, que en otro sitio no luciría tan bien.

Para las bodas al aire libre hay que tener en cuenta cuanto puede influir el clima en el empleo del velo. En este caso en específico se recomienda usar velos a la altura de la rodilla e incluso más cortos.

En aquellas bodas más íntimas desarrolladas en capillas, entonces deberías usar velos capilla, pudiendo llegar hacer hasta más cortos si lo deseas.

El vestido y su influencia en velo de novia

El vestido de novia influye notablemente a la hora de determinar que velo lucirá mejor.  La tonalidad de blanco que tenga el vestido, el largo y el modelo son aspectos bien importantes que se deben tener en cuenta.

Existen diferentes modelos de velos, todos muy variados, los hay desde cortos hasta muy largos, pero ¿cómo saber cuál se ajusta más al vestido? Si tu vestido es clásico, de esos que normalmente se usan en las bodas por la iglesia, entonces no uses velos cortos sino más bien opta por un velo catedral que es tipo de velo más largo extendiéndose aproximadamente 300 cm sobre el suelo.

Para los vestidos largos que no tienen cola se aconsejan los denominados ballets que son velos que llegan hasta el suelo midiendo alrededor de los 183 cm. Para este modelo también hay velos de 76cm que llegas hasta la cadera. Ahora si tu vestido tiene cola, entonces te aconsejo que optes por un velo largo llamado capilla cuya medida oscila sobre los 229cm.

Ahora estas son algunas de las tendencias a usar cuando se trata de vestidos largos, en el caso de que prefieras vestido cortos, o quizás a media pierna, entonces existen otros modelos que quedarían muy bien.

Para los vestidos a media pierna hay algunos tipos de velos que llegan hasta la rodilla y que miden 114 cm regularmente.

Si tu diseño es romántico, entonces escoge un velo que caiga a la altura de los codos. En caso de que te decidas por un vestido que se le resalte el busto, la cadera o la espalda baja debido a que cuente con algún tipo de adorno entonces debes seleccionar un velo que llegue a los hombros.

Los conocidos velos visera, es decir, velos bien cortos cuya medida no supera la barbilla quedan muy bien con vestidos que tengan detalles en el cuello.

Existen otros diseños de velos que quedan muy bien con cualquier tipo de vestido sin importar el modelo, o el largo que tenga el vestido. En este punto se pueden destacar aquellos diseños que cuando estiras los brazos llegan hasta la punta de los dedos.

El ancho del velo, otro aspecto a considerar

Al igual que el largo, el ancho también es importante a la hora de definir que velo vas a usar en tu boda. De acuerdo con dimensiones se pueden clasificar en tres tipos.

Como primero y más elegante está el de 137cm, un diseño que permite que todos los detalles de tu vestido resalten muy bien. Sencillo pero muy fino, ideal para vestidos que tengan mangas decoradas.

También está el de 183 cm que al no cubrir totalmente los hombros va muy bien con vestidos que no tengan mangas o que sean de finas tiras. Se caracteriza por ser un diseño bien romántico, y por transmitir sensación de dulzura.

Por últimos está el velo de 231cm, un velo muy ancho ideal para vestidos que no tengan mangas ni tirantes. Este modelo permite cubrir la región de los hombros y brazos. Si luces un vestido sencillo este modelo se vería genial.

¿Qué color luciría mejor?

Antes de decidir alguna tonalidad o color en específico debes determinar antes el color de tu vestido. El blanco, al igual que el resto de los colores, tiene varias tonalidades y si quieres que todo quede perfecto trata que la combinación quede muy bien. Los velos brillantes ofrecen una sensación maravillosa bajo la luz, aunque por lo general se emplean tonalidades mate.

El peinado de la novia y el velo

El peinado influye en la selección del velo pues no todos los velos se colocan en el mismo lugar y no todos se pueden mezclar con determinados peinados.

Si decides usar un velo largo el pelo recogido es como mejor va a lucir. Mientras que si deseas mostrar un peinado elaborado y bien trabajado entonces debes elegir uno de esos velos que se coloca en la parte de atrás.

Para sujetarlo, y hacer de este modo tu peinado más bello, puedes utilizar una peineta o una tiara delicada.

La forma de tu cara, otro punto importante

Como se ha mencionado el objetivo del velo recae principalmente en resaltar la forma de la cara de la novia, de ahí que para seleccionar el velo que desees debes hacerlo teniendo en cuenta la forma de tu cara.

Si eres de esas jóvenes que tienen la cara redonda debes buscar un velo en el que tu cara se afine un poco, es decir, hacer que luzca más larga y fina. Debes buscar velos que como mínimo te lleguen al hombro, además deben ser más voluminosos en la parte superior de la cabeza y se deben evitar en los lados de la cara.

Para aquellas que tengan una cara ovalada las posibilidades se incrementan pues puedes valorar cual prefieres, aunque siempre debes tener cuidado y no exagerar para que se mantengan siempre el equilibrio.

Las caras cuadradas deben optar por un modelo de velo que haga que se vea más suave. Al igual que en los casos anteriores debes seleccionar un velo que llegue como mínimo a la altura de tus hombros. En este caso seleccionar modelos en cascada o circulares constituyen una buena opción.

Si tu cara es rectangular entonces tu velo debe darte volumen en los contornos de la cara, y se debe evitar  en el extremo superior de la cabeza.

¿Influye la forma de tu cuerpo en la selección del velo?

Pues tu figura también interviene en la selección del velo de novia, ya que por ejemplo a las mujeres altas los velos largos les asientan pero aquellas que sean de estatura baja preferiblemente deben escoger velos cuyo largo se encuentre alrededor de la cintura.

Para aquellas que tengan un busto grande o estén un poco pasadas de peso, el velo debe ser de esos que llega hasta la punta de los dedos logrando así que su cuerpo se vea más esbelto. Igualmente si eres de esas que tienen caderas anchas selecciona modelos que caigan encima de los hombros o cintura, nunca muy largos.

Consejos

Como has visto hasta ahora, para seleccionar un velo debes tener en cuenta muchos detalles que en muchas ocasiones esto se hace un poco difícil, así que si te cuesta trabajo, entonces opta por buscar a alguien que te haga un diseño o elabore algo ideal para ti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here