Si estas embarazada y has sido invitada a una boda, no debes alarmarte.  Los diseñadores de modas han previsto esta condición y existen muchos diseños de vestidos de fiesta premamá, confeccionados para favorecer el look de las chicas que están esperando un bebé, dentro de los cuáles podrás elegir el más cómodo y adecuado según tu tiempo de gestación.

De ninguna manera pienses que por estar embarazada no vas a lucir espléndida. Por el contrario, el solo hecho de encontrarte gestando, ya te hace lucir preciosa, y si le añades a tu cuerpo el vestuario indicado, ¡que se cuide la novia!, porque seguramente también serás tú una de las atracciones de ese día.

Consejos relacionados con la elección de los vestidos de fiesta premamá

  1. Lo primero es considerar qué tiempo de gestación tendrás cuando se efectúe la boda. Muchas veces la pareja que se va a casar planifica con bastante antelación el evento y puedes calcular qué tan grande estará tu barriga cuando llegue ese día. Si al participar en la boda estás aún en el primer trimestre, el bebito ha crecido poco, y puede ser que alguno de los vestidos que componen tu ropero aún te quede. Si por el contrario el embarazo está más avanzado, deberás elegir un vestido apropiado que te haga sentir fundamentalmente cómoda.
  1. La elegancia y la comodidad pueden ir de la mano sin lugar a dudas y así lo demuestran aquellos diseñadores que han apostado por desarrollar una línea esplendorosa de vestidos de fiesta premamá.

¿Entre qué diseños recomendamos elegir?

 A continuación comentamos sobre varios de los diseños posibles y serás tú la que determine cuál te ha de quedar mejor.

Vestido cruzado: Es un diseño sencillo que se lleva con mucho agrado pues resulta totalmente ajustable. Va bien en cualquier tipo de cuerpo, ajusta por debajo del busto y con el cuello en V realza esa zona que las embarazadas tienen muy tonificada, por el crecimiento y firmeza que se produce en los pechos de la gestante. Es un diseño que estiliza y se puede llevar lo mismo en tejido de un solo color que estampado.

Vestido plisado: Pueden ser cortos hasta la rodilla o largos hasta los tobillos. Seguramente si la chica embarazada tiene piernas bonitas preferirá mostrarlas y elegirá el modelo corto. El vestido plisado desde el cuello es muy conveniente, pues el cuerpo se adapta fácilmente a él, proporcionando una holgura sin igual.

Vestido strapless: Recomendado para las chicas embarazadas que tengan senos pequeños en el momento de lucirlo, pues sabemos que los pechos suelen crecer con el embarazo y en ocasiones considerablemente. Ideal para las que desean estar muy frescas en épocas de temperaturas convenientes. Igualmente lleva un corte por debajo del busto y luego amplía, lo cual permite que la barriga no esté ajustada.

Vestidos largos con talle imperio: Se trata de vestidos al tobillo cuya principal característica es el escote. Es una ocasión para lucir un bonito pecho y el talle imperio lo realza. Confeccionado con telas ligeras que apenas se sienten al colocarlas sobre la piel, resulta un diseño ideal por lo bello y confortable.

Si la barriga ya es muy grande, la amplitud de la falda del vestido debe ser considerada, pues este diseño no es ajustado. Además cuando la barriga crece se va elevando, por lo cual es importante rectificar el largo durante el proceso de prueba del mismo.

Vestidos de firmas como My Tummy, que confeccionan vestuario premamá, pueden ser elegidos, pues los diseñadores tienen en cuenta los diferentes períodos del embarazo y las prendas se ajustan perfectamente a ello.

Tirantes y escotes: Se ha de tener en cuenta que el tirante ancho es el que mejor sujeta el pecho, y si la embarazada tiene senos aumentados de tamaño, deberá utilizar un sostén con tirantes anchos para su mayor comodidad, que pueden ser perfectamente disimulados si el vestido también los tiene.

El escote no tiene que ser en V precisamente, puede ser escote corazón o tal vez un escote asimétrico.

Telas y coloresLo mejor es que se escojan telas vaporosas, con suave caída, teniendo además presente el uso de encajes como tendencia actual en los vestidos de fiesta.  Lo apreciamos en las mangas o superpuestos. Los vestidos de fiesta premamá también los suelen llevar. Si la boda es en invierno, la tendencia es el uso del terciopelo.

En cuanto a los colores, se llevan mucho el negro y el rojo en los vestidos de fiesta premamá, además de los tradicionales colores pasteles para el caso de las chicas que son más conservadoras. Especialmente el azul ha inspirado a los diseñadores para las colecciones del 2017. Se pueden encontrar en disímiles tonalidades, siendo el azul cobalto, el azul noche y el azul petróleo, los que marcan tendencia.

Otro vestuario apropiado: Proponemos además el uso de monos de fiesta, pues algunos tienen el talle bajo y pueden lucirse perfectamente en el primer trimestre del embarazo. Son elegantes, muy juveniles y también constituyen tendencia en la primavera verano 2017.

Por otra parte tenemos el chal como un elemento del vestuario que al llevarse, es capaz de transformar el vestido en solo segundos.

Otras consideraciones

Puntualicemos que el largo de los vestidos de fiestas premamá debe ser el adecuado. No debe llegar hasta el suelo, pues estaría favoreciendo un posible tropiezo. Una chica embarazada puede lucir preciosa con un vestido largo, pero debe ser precavida. Lo mejor será limitarlo a los tobillos y exhibir unos confortables zapatos de tacón mediano, en juego con el vestuario elegido.

Aunque nuestra mejor sugerencia es el uso de un vestuario holgado, algunas chicas prefieren ceñir el cuerpo aunque tengan barriga. En este caso la tela del vestido debe ser muy elastizada y suave.

Los vestidos de fiestas premamá, se adaptan a las necesidades de las gestantes y se ajustan a la nueva figura de las futuras madres. Pueden ser incluso sofisticados, sin dejar de ser convenientes.

En nuestros tiempos, marcas de vestidos de tanto prestigio como Zara, Asos o Bebetton, han considerado en sus  catálogos de primavera verano 2017, la propuesta de una colección de vestidos de fiesta premamá, que pueden ser lucidos por las gestantes en cualquier evento.

Ponemos como ejemplo de vestidos de fiesta premamá, la colección Vestidos Premamá de la firma My Tummy que muestra más de 30 diseños diferentes. Para lucir en una boda nos permitimos sugerir diseños como el Marion, el Grace, el Bella, el Julia, el Scarlett Jacquard, el Amy Yellow, el Amy Pink, el Marylin Rojo y el Verónica Brown.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here