El tema que traemos para ti en esta ocasión, Vestidos metalizados: la tendencia de la temporada, se entiende como lo más trend de la moda del momento. Aquí no sólo te enterarás de cómo usarlos, sino de cómo complementarlos en cuanto a calzado, accesorios y maquillaje. ¿Qué tal si te animas?

Tal y como se comprobó en las semanas de la moda, celebradas en los más importantes focos de diseño y estilo a nivel mundial (París, Nueva York, Londres, Milán), todas las temporadas estarán determinadas por una tendencia clave: los metalizados.

En todo tipo de prendas, esta inclinación por los tonos plateados y dorados, sale a relucir en las pasarelas y comienza a cobrar auge tanto en las calles como en los eventos más significativos.

Para un total look, basado en los setenta, pero con un arriesgado y versátil toque moderno, queremos que tomes nota de las combinaciones que te ofrecemos y del uso que puedes darles.

Vestidos metalizados: la tendencia de la temporada

Como ya hemos estado anunciando el sello metalizado es en sí mismo la tendencia del 2017, pues los colores plata y oro, comienzan a destacar en todos los escenarios. Históricamente pensados para las fiestas en la noche, los metalizados dejan de ser exclusivos para las celebraciones nocturnas y pasan a protagonizar los looks de día, de cualquier ocasión. Veamos algunas de sus formas para el día o la noche.

Vestidos metalizados para bodas

Para convertirte en una invitada súper moderna o, incluso, en una novia atrevida y chic, arriesgarte por un look metalizado puede traer muchos puntos a tu favor. Llevando elementos con estas características, sin dudas, captarás la atención de todos, y a la vez, le estarás dando un poquito de luz a los días grises de otoño e invierno.

  • Al tratarse de prendas llamativas, se recomienda utilizarlas para bodas de noche, pero esto no ha de tomarse como una limitante para usarlas en el día; perfectamente puedes jugar con algunas tonalidades y combinaciones para transformar tu look de un horario a otro.
  • Para una boda de día, puedes decantarte por el minimalismo metalizado. Sabemos que extraer un concepto lógico de estas dos palabras te resultará un poco complicado de entender, pero a lo que nos referimos es a la posibilidad de llevar vestidos simples de tonos cercanos a los entendidos como metalizados.

Por ejemplo, sabemos que el satín es uno de los tejidos más luminosos que pueden llevarse tanto en el día como en la noche para una ocasión especial. Si encuentras un vestido de color gris satinado, de tirantes finos, escote redondeado y holgado, estarás llevando una pieza de tendencia y no parecerás recargada. Si a tu look le agregas otros accesorios delicados en color negro, como una chaqueta, un chóquer (muy de moda también) y una cartera pequeña, tendrás tu outfit completo para una boda de día.

  • Para una boda de noche puedes permitirte una apariencia más lujosa y elaborada. Aquí sí podrás sacarle el máximo de partido a tus vestidos metalizados. Puedes utilizar trajes de colores oro o plata, o bien llevar vestidos que entremezclen esta tendencia con otras gamas de la temporada.
  • Como parte del trabajo con los colores de moda 2016-2017, muchos diseñadores han tomado como base para sus diseños otras tonalidades protagonistas de la temporada como el negro, el rojo, el blanco (perfecto para las novias), los tonos pastel, los colores nude, entre otros. A estos trajes, les han incorporado detalles metalizados que básicamente lo que hacen es envolver la silueta femenina con pedrería, brillos y semitransparecias, que dan un aspecto entre lo étnico y lo sofisticado, muy innovador. Este look lo puedes llevar a una boda en la noche.

Vestidos metalizados para otras ocasiones

Sin dudas, los metalizados, en todas sus gamas, ya sean en oro, plata o bronce, logran enaltecer cualquier look; por eso, llevarlos en diferentes ocasiones también es posible. Aquí te traemos algunas ideas:

  • Para un look casual, que puedas utilizar para ir a la oficina, a una reunión o a un evento de trabajo, es favorecedor llevar una falda metalizada midi o recta en tonos cobrizos, dorados o plateados, con camisa básica blanca, de mezclilla, gris, negra, o de cualquier color que se ajuste. Lo mismo puedes combinarla con una camiseta de mangas cortas de cualquiera de estos colores.
  • Para un look más formal, ideal para un coctel, una fiesta entre amigos o una salida nocturna a cenar, es acertado lucir vestidos metalizados a la cintura, por debajo de la rodilla y de falda ancha, estilo años cincuenta, pero con algunas pinceladas de modernidad en las mangas, en los escotes o en los accesorios.
  • Para un look casual chic, que en esencia, destaque por su comodidad, deje ver tu buen gusto por la moda y te brinde la oportunidad de usarlo en cualquier horario del día, puedes emplear un pantalón metalizado relajado o una mini falda, acompañados ambos de jerseys o de camisas simples.

Otras formas de complementar tu look con metalizados

Dentro de esta nueva moda de los metalizados, es tendencia también la mezcla de los mismos. Quizás, años atrás no nos hubiéramos permitido llevar un vestido rosa-dorado con unos zapatos plateados; pero ahora no existen reglas, cada cual crea su estilo e interpreta de un modo muy personal lo que se usa en el momento. Si quieres saber cómo complementar tu look (vestido metalizado) con un algún otro elemento que siga esta línea, o simplemente, quieres llevar la tendencia de una forma más discreta, aquí tienes la clave.

Calzado

  • Un modelo que no falla y que no pasa de moda son los zapatos metalizados de salón, también conocidos como zapatos puntifinos. Se adaptan perfectamente a cualquier look y son llevables tanto en el día como en la noche.
  • Si prefieres ir con un zapato abierto, las sandalias metalizadas son las indicadas. Aunque de igual modo, las puedes llevar con casi todas las prendas, complementan muy bien con vestidos y mini faldas.

Accesorios

  • La terminación de un look de este tipo, la puedes tener en el bolso que elijas. En cuanto a la tendencia en cuestión, los más populares son los bolsos metalizados pequeños, pues además de que son fácilmente manejables, no recargan demasiado el outfit. Los más claros dan un aire moderno y los más oscuros, una sensación más antigua; ¡depende de ti el que quieras usar!

Maquillaje

  • Una vía muy sutil y elegante de seguir la inclinación por el look metalizado es el maquillaje. En la utilización de las sombras e iluminadores, reside el secreto.
  • MAC Cosmetics incluye dentro de sus productos la paleta de sombras A Sprinkle of Blues, la cual combina varios tonos plateados. Por un lado, uno platino y uno oscuro, y por otro, un blanco brillante con un azul. Aplicando técnicas renovadas de maquillaje, como el smokey eye, puedes utilizar estas sombras tanto para darle profundidad a la mirada como para destacar algunos puntos de luz.
  • La técnica del strobing, que es una de las más modernas en el mundo de la cosmetología, consiste en iluminar el rostro en algunas áreas clave. Si para su aplicación, te auxilias de algunos de estos colores metalizados, el efecto puede ser mucho más intenso.
  • Como dato curioso, por el auge que ha cobrado esta tendencia, para los labios, L´Oreal Paris también ha pensado en ella, por lo que ha presentado los labiales Gold Obssesion, que incluyen dentro de las barras fragmentos de oro de 24k.

Básicos de la nueva tendencia de la temporada

  • Los vestidos metalizados son, sin dudas, los protagonistas de la nueva tendencia de la temporada.
  • En los vestidos metalizados se hace patente que el plata y el oro no son colores exclusivos de la noche, ellos también pueden llevarse en el día.
  • Para un look metalizado, una de las claves es combinar prendas de vestir de este estilo, con otras más informales.
  • En cuanto a las formas de complementar los vestidos metalizados, una marca distintiva radica en mezclar los trajes con zapatos y accesorios de otras tonalidades metálicas.
  • Para el maquillaje metalizado, lo más propicio es potenciar la luminosidad del rostro.

Antes de finalizar queremos dejar claro que aunque esta es una tendencia muy rica en cuanto a la variedad de formas en que se presenta y en relación con el amplio espectro de intercambio que tiene con otras prendas, su empleo desacertado puede, en lugar de iluminar el aspecto, que es su función principal, oscurecerlo.

Exige, indudablemente, de algún conocimiento básico de moda y de las normas del buen vestir, al tiempo que requiere tener bien definido en qué momentos usarlas y cómo complementarlas.

Siempre es acertado buscar inspiración e informarnos de sus pros y sus contras, ya sea imitando looks de celebridades, siguiendo Pinterest u hojeando cualquier revista de moda. No obstante, tu sello personal se lo pones tú, los vestidos metalizados son solo una tendencia, el estilo está dentro de ti.

Por Claudia Corzón Aput.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here