Toda joven cuando decide casarse el número de tareas que tiene que hacer es muy grande, sin embargo, seleccionar entre todos los vestidos cual será su vestido de novia siempre ocupa el primer lugar. Si deseas que todo salga tal y como lo has planificado aquí te recomendamos algunas ideas para que obtengas tu vestido de novia soñado.

A tiempo ganas tiempo

Escoger el vestido de novia a tiempo es muy importante porque no es menos cierto que mientras más te demores, después menos posibilidades tendrás de encontrar ese vestido que tanto deseas.

Generalmente el proceso de búsqueda demora un tiempo porque a los primeros siempre le encontrarás algún que otro defecto. Cuando ya tengas el ideal para ti, entonces ocurre otra demora más, que viene asociada con el encargo y la llegada del vestido.

Todo el tiempo que puedas ganar viendo opciones, analizando diseños será positivo pues así solo tendrás después que decidir cuál es el más apropiado. Ahora, en este proceso surge otra duda ¿será este modelo el que más se adecua?

Tu cuerpo y tu vestido

A la hora de seleccionar que vestido se adecúa a más tu cuerpo debes tener en cuenta algunos detalles del mismo pues no todos los modelos pueden lucir  de la misma manera.

Características como tu tamaño y la forma de tu cuerpo son importantes ya que cada diseño cuenta con rasgos propios. Tu cuerpo puede ser rectangular, o tener forma de pera, puede ser que seas rellenita o bien flaca, están las altas y las que son bajitas, en fin, lo que debes hacer es ajustar el modelo de tu vestido a tu estilo.

Por costumbre, cada novia, desea resaltar los atributos de su cuerpo, y estos varían dependiendo de la forma de su cuerpo.

Si eres de esas que tienen forma rectangular entonces lo que debes hacer es buscar ropa que te quede ligera en los hombros y más ceñida en la cintura. Para aquellas que tienen forma de manzana, entonces lo más correcto, es optar por un modelo que sea ajustado en la cintura y abierto hacia abajo.

Otra clasificación de los cuerpos es la conocida como reloj de arena, en este caso los cortes sirena son muy aconsejados. Para las formas de pera se recomiendan escotes bien pronunciados y vestidos sin tirantes.

Puede que seas de esas que tienen forma triangular y, en este caso, los vestidos cortados lucen muy bien.

Ahora bien, en el caso de las chicas altas se debe buscar cortes sencillos pero siempre tratando que la falda y las mangas tenga el largo suficiente como para establecer un equilibrio de las dimensiones del cuerpo. Para las bajitas, es muy aconsejado buscar modelos que la estilicen, siendo una alternativa, aquellos cuya cintura se encuentre por encima de la suya.

Para las chicas delgadas, el diseño debe ser capaz de crear esa forma curveada que deseen. Busca vestidos ajustados a la cintura y anchos en su parte posterior. En el caso de las que tangan el busto grande deben tratar de disminuir la atención en esa zona; para esto una vía pueden ser modelos que resalten el cuello, la cara y los hombros. Mientras que aquellas que sean de busto pequeño lo que deben lograr es incrementar el tamaño en esa zona siendo el estilo plisado una excelente elección.

Atenta con los modelos que no te lucen

Al igual que existen determinados estilos que favorecen mucho tu figura existen otros que te perjudican notablemente. En este caso debes tener en cuenta también las características de tu cuerpo.

Para las chicas cuyo cuerpo sea de forma de pera los vestidos sin escote o de corte alto no lucen bien, ocurriendo lo mismo para los modelos corte de sirena o faldas anchas.  Las de forma triangular deben evitar los escotes que resalten mucho o que sean muy extensos.

En el caso de aquellas cuyo cuerpo sea similar a una manzana los vestidos estilo trompeta las desfavorecen completamente pues hacen que la región más ancha del cuerpo resalte aún más. El estilo corte recto debe ser desechado por las chicas con cuerpo forma reloj de arena lo mismo que sucede con los corte imperio.

La forma rectangular es otra que tiene excepciones y, en este caso, los diseños sin escote son una de ellas. Este modelo hace que luzcan los hombros aún más estrechos lo cual no es recomendable.

Las muchachas de busto grande deben evitar mostrar vestidos sin tirantes. Ellas debes tratar de no usar vestidos que tengan escotes con líneas horizontales para que no se vean más grandes.

¿Dónde encontrar el modelo ideal?

Tu vestido depende de la cantidad de dinero que tengas para adquirirlo. Debes analizar el número de posibilidades que tienes para poder conseguirlo pues en dependencia de tu nivel adquisitivo será la tienda que vas a poder visitar.

Ahora, es muy importante que cuando ya tengas seleccionado el diseño no tomes la decisión tan rápido. Valora todas las opciones que te rodean, e incluso puedes tener la oportunidad de encontrar el mismo diseño en una oferta bien tentadora.

También hay otras posibilidades de obtener tu vestido de una forma más económica. Si prefieres ahorrar dinero y no te interesa usar un vestido usado por otra muchacha entonces tendrás muchas más opciones. En este caso si deberías obtener todos los detalles del vestido ya que la novia anterior podría haberlo reformado.

El día de la compra

Para poder seleccionar el vestido de novia que deseas ve con alguna amiga o familiar a comprarlo porque siempre es bueno tener la opinión de otra persona, pero nunca vayas con demasiadas porque esto puede traer conflictos. Hay muchas tiendas que dan la opción de poder tomar fotografías cada vez que te pruebes un nuevo diseño y esto es la forma más ideal de poder después determinar de todos los modelos cual es el mejor.

Paciencia, una gran compañera

El proceso de búsqueda y encuentro del modelo ideal es desgastador pues como se busca la perfección cualquier diseño no convence tan rápidamente. No te desanimes si no eres capaz de encontrarlo el primer día, o si tu amiga lo encontró rápido y tú no. Todas las mujeres no tienen las mismas exigencias ni gustos, así que tómate tu tiempo y verás que todo sale bien.

Consejos

Es muy importante que siempre hagas planes de acuerdo al presupuesto que tengas. Te será muy triste encontrar un vestido genial y no poder comprarlo. Pruébate solo aquellos que sabes que están a tu alcance.

Nunca subestimes ninguna oportunidad porque hay diseños más  baratos muy hermosos.

Siempre explora la opción de contactar a un diseñador  ya que puede darse el caso de que la fecha de la boda se acerque y aún no hayas logrado encontrar el vestido de tus sueños.

Advertencias

Cuando asistas a tus sesiones de pruebas evita usar maquillaje en exceso porque puedes manchar los trajes. Además muchas tiendas no permiten realizar pruebas en estas condiciones por lo que es muy probable que si estás muy maquillada no puedas hacerlo.

Las reformas a tu vestido no deben tener errores de ahí la necesidad de que siempre tengas referencias de la persona o la empresa encargada de hacerlo y así evitarás cualquier problema.

Nunca planees las citas de pruebas cuando estés en tu período no es muy recomendable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here