Si de innovación y exclusividad se trata, ¿qué te parece una boda con drones? Efectivamente no estamos hablando de filmar una película, tampoco de colocar una cámara en una grúa o de capturar imágenes  desde un helicóptero.

Nos referimos a una tecnología que destaca en los últimos años y que ha revolucionado el mundo de la fotografía, pues estos pequeños aparatos voladores no tripulados, son controlados de manera remota, y sobrevuelan el espacio aéreo a determinada altura, siendo capaces de fotografiar y filmar eventos, con una calidad impactante.

En las bodas se utilizan desde hace aproximadamente tres años y por supuesto que no se trata de un dispositivo doméstico que está al alcance de todos, como sí lo es una cámara fotográfica, bueno, al menos por ahora, pues de la manera que se ha desarrollado la tecnología en los últimos tiempos, no está muy lejos el día en que tener uno de estos dispositivos remotos, sea tan fácil como tener un celular.

Pero una boda con drones es sencillamente una exquisitez, una forma de asombrar en extremo a los invitados y una manera de tener videos exclusivos de tal celebración.

¿Cuáles son las ventajas de su uso en una boda?

Como imaginarás son muchas, pero acá mencionamos las más importantes:

– La posibilidad de obtener imágenes panorámicas desde las alturas, lo cual es imposible de lograr con una cámara convencional operada por un fotógrafo en tierra.

– Del video que se filma en una boda con drones, se pueden extraer fotografías mientras se está editando. ¿Cuántas fotos impactantes se podrán imprimir? Yo ni me lo imagino.

– Permiten la captura de imágenes de grupos grandes de personas, aunque para los detalles se requiera de una cámara convencional en tierra.

– Es sigiloso y moderado. Apenas se siente su presencia, y en cuestión de segundos se mueve procurando diferentes perspectivas con respecto a la luz, gracias al operador que lo manipula remotamente.

Los drones trabajan mayormente en espacios abiertos capturando las imágenes en el exterior, pero si la boda se celebra bajo techo y estos son considerablemente altos, cabe la posibilidad de que se puedan utilizar.

¿Cómo contratar el servicio para filmar una boda con drones?

– En muchos países ya existen compañías privadas que ofrecen estos servicios y que están sujetas a regulaciones establecidas sobre el uso de los mismos.

– Deben localizar las compañías con experiencia en esta práctica. Es bueno contar con referencias del trabajo que ejecutan. Nadie debe intentar utilizar un dron por cuenta propia. Las compañías aseguran la infraestructura necesaria y sabe cómo proceder.  La seguridad en el uso de un dron es muy importante, por tanto es bueno conocer que para que un dron sea seguro, tiene que disponer de control de telemetría y GPS, además de doble rotor, por si se produce el fallo de una de las hélices.

– Al ser una tecnología novedosa no es precisamente económica. Las compañías que ofrecen estos servicios, fijan el precio y mientras más tiempo de filmación se contrate, más costosa resulta la boda con drones. Lo ideal es determinar un tiempo entre 2 o 3 horas de filmación máxima, que son suficientes para capturar lo más relevante del evento, el paisaje y la combinación de ambos.

– Por ejemplo la empresa de fotografía Pedro Zamorano de Madrid, está certificada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea como operadora de drones. Sería prudente cerciorarse de que la empresa elegida para filmar la boda con drones, ostente la certificación correspondiente según el país de que se trate.

¿Qué tanto se puede innovar en una boda con drones?

Cuando una pareja que se casa decide la filmación de la boda con drones, puede aprovechar el momento para hacer muchas cosas novedosas y que queden capturadas para la posteridad. Veamos algunos ejemplos:

Montaje de una coreografía en parejas: Un baile previamente preparado por un coreógrafo amateur o profesional, es una idea muy novedosa. Pudiera tratarse de un vals. No suelen prepararse este tipo de bailes en las bodas, más bien en otras festividades, pero quedaría genial ese baile filmado desde las alturas. Puede que no sea fácil de llevar a cabo porque necesita del consentimiento y la participación de las parejas elegidas y necesita horas previas de práctica, pero si los novios tienen buen poder de convocatoria lo pueden lograr.

Disposición del mobiliario de la boda: Aprovechando que se filmarán imágenes desde las alturas, la colocación de las mesas, sillas y demás elementos utilizados en la boda, así como la decoración en general,  puede no ser casual sino organizada. Digamos que las mesas se pueden colocar siguiendo una disposición que signifique algo desde la altura. Pueden elegir la figura de un corazón o una letra M de matrimonio.

Liberando globos al aire: Tener prisioneros en una bolsa una cantidad determinada de globos inflados con gas helio, que sean liberados al culminar la ceremonia, y capturar ese momento desde el aire, sería genial. Lo mismo sucedería si se tratase de una explosión de confetis desde diferentes ángulos del espacio determinado para el evento, o se contara con palomas que levantaran el vuelo en determinado momento. Una boda con fuegos de artificio también provocaría imágenes espectaculares de ser filmada por un dron.

La novia se luce espectacularmente: La filmación de la novia desde la altura, mientras camina hacia el altar o sitio elegido para oficiar la unión, con una cola y un velo extensos, sería otra imagen impactante, teniendo en cuenta que el recorrido no sea muy corto para que luzca realmente, mientras avanza de manera poco acelerada. Así mismo se podrán capturar imágenes, colocando esa cola en posiciones originales, adornada con el ramo y procurando que novio y novia se ubiquen amorosamente sobre ella, para ser retratados en posturas románticas.

Aprovechando la belleza del lugar: Tratándose de una boda con drones seguramente será al aire libre y lo ideal es escoger un paisaje encantador para efectuarla. Así los novios pueden recorrer ese paisaje luego de dar el sí, despojados tal vez de la cola, el velo y el saco, disfrutando del ambiente natural, lo cual puede ser genialmente capturado por el dron.

Como pueden apreciar, el uso de un dispositivo tan sofisticado como un dron, también se aplica a eventos tan cotidianos como son los matrimonios. Una boda con drones es una manera de contar con un recuerdo fenomenal. Novios, si pueden darse este lujo ¡no se limiten!, ¡al final que uno no se casa todos los días! ¿No creen? Marquen la diferencia mediante una sofisticada y emocionante boda con drones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here