Solo los momentos de mayor alegría son dignos de permanecer en el recuerdo, y existen 8 cosas que tienes que conservar de tu boda para recordarla siempre.

Algunas novias en busca de su afán de lograr una boda de ensueño obvian disfrutar cada detalle en su confección.  Luego la boda perfecta les permite un momento de entero confort que buscan recordar por siempre sin saber 8 cosas que tienes que conservar de tu boda para recordarla siempre. Desde el aceptar la petición de matrimonio hasta la luna de miel vivirás momentos igualados en alegría y tensión. Muchos momentos querrás mantener guardados por siempre haciéndolos inolvidables, y lo harás quizás mediante fotos o un video que luego aprenderás de memoria, que tal si además de esto guardas 8 cosas que tienes que conservar de tu boda para recordarla siempre. Recuerda que el momento exacto de la ceremonia nupcial, por extraño e injusto que sea, será el mayor sueño de tu vida a la par del más corto, en tus manos esta hacerlo eterno.

¿Cuáles 8 cosas que tienes que conservar de tu boda para recordarla siempre?

El ramo de novia: Muchas novias deciden guardar el ramo de flores como un recuerdo tangible de la ceremonia nupcial. Algunas de estas lo incorporan como parte de la decoración en el hogar, otras en busca de inmortalizar el momento lo convierten en una especia de naturaleza muerta que puedan conservar toda la vida. Una tradición muy común es que las novias rifen el ramo de flores como augurio de nuevo casamiento a las invitadas, si en tu caso quieres respetar esta tradición puedes en lugar de uno llevar dos ramos, aventar uno y guardar el otro. Otra de las soluciones a este asunto es sortear la liga de novia en lugar del ramo además de ser una forma muy estilosa de mantener la tradición.

Fotos: Nada para inmortalizar un momento como una foto, el simple hecho de capturar en una sola pieza un hermoso recuerdo es realmente fantástico. Un álbum nupcial es un excelente aliado para una novia romántica y nostálgica, ese lugar en el que puedes capturar cada momento para revivirlo cuando quieras. Sin embargo siempre encontrarás una o varias fotos nupciales con las que te identifiques enteramente, esas que al mirarlas te transporten de vuelta a ese momento y esas son las que deben adornar la cabecera de tu cama o los portarretratos por toda la casa.

El adorno en el pastel de novios: La figura que escogiste para el pastel es uno de los elementos más distintivos de tu boda, esta refleja en su totalidad tu personalidad, tu carácter o tu sentido del humor. Luego de la boda conservar esta figura es un cliché del cual no te gustaría pasar. Esta pequeña estatuilla además de ser un bonito recuerdo puede ser reutilizada en un momento especial, colocarla sobre el pastel del décimo aniversario dejara a tu esposo con la boca abierta y además le recordarás con ese gesto las razones por la cual en ese entonces eres su esposa.

Una invitación: Las invitaciones de tu boda permiten reflejar mediante un pequeño mensaje el amor que los novios se prometen. Además estas son especialmente confeccionadas para las personas más importantes de su vida y con quienes además les gustaría compartir ese momento tan especial. Guardar una en tu baúl de recuerdos será una bonita forma de recordar ese día, otra idea es hacer una especialmente para ustedes y enmarcarla como un recordatorio constante de ese amor que los une.

Una muestra de la decoración: La decoración de las bodas resulta en su mayoría impresionante, elegante y a su vez mágica. Quien preparo la misma en tu boda de seguro escogió artículos que dotan tu celebración de una belleza especial para ti. Guardar uno o varios de estos elementos decorativos no solo podrá recordarte el momento más especial de tu vida, además puede servir como decoración a tu nuevo hogar y combinado con un conjunto bien intencionado puede dársele todo el protagonismo que merece.

El libro de firmas o diario nupcial: En el podrás encontrar los más bonitos y sinceros comentarios matizados todos de buenos augurios y deseos de prosperidad. No solo tu mamá y tu mejor amiga se robaran el protagonismo y llenarán una página con su inspiración. En momentos de tanta felicidad esas personas que en verdad te quieren dejarán a un lado el orgullo y la timidez y podrán llenar las páginas del libro de firmas con puras demostraciones de amor. Será muy bonito leer cada cuartilla y descubrir en ellas tan lindas y sinceras palabras, confesiones e incluso entre lágrimas algún que otro chiste te hará sentir la mujer más feliz del mundo. Tu boda es el momento más especial de tu vida, tienes que recordarla siempre.

El vestido de novia: El vestido de novia es una de esas cosas que a toda mujer le gustaría conservar. Recordar la elegancia, la felicidad y el orgullo con cual lo portaste en tu ceremonia nupcial puede tele trasportarte a ese momento y poner tus sentimientos a flor de piel. En momentos de crisis matrimonial los recuerdos de la ceremonia nupcial son imprescindibles, estos pueden hacerte recapacitar, reaccionar e incluso replantearte la situación en la que actualmente estas y además te permitirán renovar tu relación recordando cada una de las razones por las cuales caminaste hacia el altar y dijiste ¨si quiero¨ sin pensarlo. Puede ser muy útil además en momentos íntimos donde la rutina golpea tu relación, llevando la pasión de vuelta a tu hogar y volviendo a encender la llama. Además puede servir como legado a la nueva generación, nada podrá hacerte más orgullosa que ver a tu propia hija o a tu nuera amada caminando hacia el altar con el mismo vestido que hace treinta años tú lo hiciste acompañado además de la misma sonrisa. El vestido es una de las cosas fundamentales que debes guardar de tu boda para recordarla siempre.

Cada pequeño detalle que una novia pueda guardar de su boda rememora un bonito instante. Estos recuerdos tangibles son la muestra más evidente del que los sueños pueden hacerse realidad y que el amor puede estar en todas partes. No lo pienses dos veces y guarda esas 8 cosas que tienes que conservar de tu boda para recordarla siempre.