La toxicidad comienza con reproches y críticas, con ironías, tener un amor tóxico no resulta fácil de sobrellevar, porque al final ese hombre o mujer con quien compartes sentimientos va a tener hacia ti una actitud descalificadora.

Se dan casos de que quien toma parte de esa relación ni se da cuenta de que  está sustentada en ese tipo de amor, y es que cuando una persona se siente sumamente enamorada comienza a ofrecer mimos, expresiones cariñosas, acercamiento mediante mensajes, llamadas telefónicas y no son correspondidas en un nivel de igualdad.

En este post de matrimonio.me queremos ofrecerte algunas claves para poder averiguar si estás siendo parte de un amor tóxico, y las formas de prevenirlo.

Descubre cómo es una persona tóxica

Una persona tóxica siempre echará la culpa de todo lo que le pasa a quien comparte como pareja. Si se les presenta un problema del que no sabe cómo salir, se victimiza de su propia situación. También resulta muy común que ante esto se quejen de su mala suerte.

Aunque hagamos un esfuerzo por transmitirles optimismo, buenos consejos, siempre sacan algún argumento para aparecer ante nuestros ojos como víctimas de esto o de lo otro, porque son pesimistas y negativos por naturaleza.

Por eso, quien participa de un amor tóxico aunque quiera revertir la relación y hacerla más diáfana, al final quedará desvalido/a y con un desgaste emocional.

En un amor tóxico solo habrá un emisor y declinará el receptor

Cuando nos rodeamos de personas diáfanas en el trato, con temas agradables de conversación, que expresan satisfacción cuando conocen de algún éxito personal nuestro, que aunque estén ocupadas en algo nos dedican una sonrisa, una frase de aliento, eso nos vivifica.

Es la percepción, tal vez un tanto subjetiva o real, de que hemos hallado un refugio seguro y reconfortante, un halo de positivismo, de disfrute de buena compañía.

Pero si nos enamoramos de alguien que tiene las características contrarias a las antes descritas, puede que estemos involucrándonos en un amor tóxico.

Tanto en el amor como en otras actividades de la vida cotidiana existe un emisor, un receptor y un mensaje.

Si analizamos ese proceso en la relación tóxica veremos que si bien vas a ser tú quien emite, quien transmite cariño, muestras amorosas, o sea que eres emisor o emisora, no va a tener igual respuesta del receptor, porque en realidad es una persona tóxica, que te hiere con sus expresiones, que por cualquier motivo te ofende.

Él está desconectado, ya que los mensajes no poseen para ese individuo el mismo significado que para ti, pues no tienen un interés marcado para él.

De ahí que no haya retroalimentación amorosa, solo tú emites, pero él no corresponde de igual forma. Porque no hay pilares que sustenten la relación de pareja.

Un amor tóxico provoca frustración y baja autoestima

La buena vibra, el halo positivo de energía, por muy grandes que sean, llegan a mermar si estás involucrado/a en un amor tóxico.

Su toxicidad puede provocar en la pareja los sentimientos negativos. A la larga crea igualmente una frustración, un bajón de la autoestima.

Es sin dudas, perjudicial una relación de ese tipo, porque va incidiendo en el estado anímico y apagando la alegría, el optimismo.

Y puede que quien es menos culpable de estar en ese tipo de relación, sea quien se sienta con complejos, con culpas que en realidad no les corresponden.

Prevenir vale más que lamentar

El consejo para que tengas una mejor calidad de vida es tratar de evitar enamorarte de personas tóxicas, pero si llegas a involucrarte trata de identificar si estás participando de un amor tóxico y no alargues por mucho tiempo esa relación.

Lo mejor es alejarse pronto de personas de ese tipo, porque en lugar de ganar algo positivo, te vas a sumir en una relación de desgaste, de frustración.

No te involucres con un individuo a quien  no le importan tus proyectos, tus intereses ni tus ideas. Nunca va a compartir contigo lo bueno, sino que te hará ver que estás en un error al aspirar a tus deseos y proyecciones.

Si has caído en una relación de amor tóxico analiza los inconvenientes que ha traído a tu vida y aunque sientas mucho apego por esa persona trata por todos los medios de ir alejándote, aunque sea poco a poco si no te atreves a romper bruscamente.

Ganarás en tu calidad de vida, y volverás a subir tu autoestima.

Redactado por Mónica