Un corazón roto es como una herida que sangra sin tener como detenerse, es como la corriente fuerte de un rio que se lleva todo lo que encuentre a su paso. Describir lo que siente un corazón roto no es nada fácil porque son muchas cosas las que influyen y las que determinan, y además no se siente siempre igual ya que depende de la persona que lo sufra y de quien haya causado la herida.

Si quieres conocer más detalles sobre este tema así como algunos consejos para curar a un corazón roto, te invito a que nos acompañes durante todo este artículo.

Causas que provocan un corazón roto

La ruptura de una relación constituye la principal causa de los corazones rotos. Pero al referirnos a esto no lo hacemos hablando de una simple separación sino de una de esas que destruyen el alma y que nos convierten en otra persona completamente diferente. Y esto se debe a que cuando una relación se crea sobre el amor, y se hace cada vez más sólida cuando se termina es muy difícil, principalmente para alguno de los miembros.

Se tratan de personas que dieron todo de si buscando reciprocidad, que confiaron plenamente y fueron engañados sin mero arrepentimiento, que amaron en todas las direcciones y con una inmensa intensidad y que solo recibieron migajas de cariño. A estas personas les queda el corazón devastado cuando la relación termina.

Los primeros padecimientos

Un corazón roto sufre en silencio, se siente como si ya nada tuviese sentido, es un vacío que se cree que jamás se podrá volver a llenar. Un corazón roto reúne una gran cantidad de sensaciones que hacen que la luz que llevabas dentro de ti comience a apagarse poco a poco. Es increíble cuánto daño puede hacer logrando que te sumerjas tanto en tu dolor olvidando por completo todo lo que te rodea, alejándote de tus seres queridos y amigos, y renunciando a muchas de las cosa que antes te hacían feliz.

La fase de adaptación

Es cierto que sufres mucho y que sientes que todo está acabado, en ese momento no ves ninguna alternativa posible y piensas que tu mundo se está derrumbando. Sin embargo, un corazón roto sana y lo hace poco a poco, cuando menos lo esperas, descubres que no sientes nada.

El tiempo es la principal cura, a medida que va pasando comienzas a adaptarte a vivir con ese dolor, se convierte en algo que forma parte de ti y llega el momento en que desaparece sin que te percates de ello.

El nuevo amanecer

Cuando te rompen el corazón sufres mucho, es cierto, pero poco a poco la herida va sanado hasta que ya no sientes nada. Solo necesitas que pase el tiempo hasta que un buen día, despiertas siendo otra completamente diferente. La esperanza que se había marchado ante esta situación regresa nuevamente, devolviéndote las ganas de vivir y sonreír.

Es como si un peso se hubiese ido de tu espalda, es como si ahora estuvieses flotando en una burbuja de aire donde todo está bien. Ya no te sientes incómoda y el dolor que antes sentías que te oprimía el pecho se esfuma.

Lo que en realidad extrañas

Un corazón roto pierde todo, se siente solo, triste, abandonado, sin embargo, cuando se recupera se da cuenta de muchas cosas. Es en este momento cuando percibe las cosas que en realidad extraña, y no es precisamente a la persona que le hizo sufrir, sino más bien a la persona que tú eras cuando estabas con ella, cuando amabas y sentías que te amaban también.

Sientes que necesitas todo eso que perdiste, las emociones, los sentimientos de pasión y ternura, extrañas a tu carácter y tu personalidad en esos momentos donde el amor te rodeaba.

Cuando todo queda atrás

Y como dice un antiguo refrán “el tiempo lo cura todo”, a medida que pase más el tiempo mejor te sentirás, más libre, mas desinhibida hasta que llegue el día en que despiertes completamente sana, sin ningún rastro de lo que fue un corazón roto.

Es en este preciso momento cuando te das cuenta de que no importa cuán grande sea la herida, al final siempre el corazón sana y te permite ser como eras antes. Te sentirás como un pájaro que estuvo mucho tiempo prisionero y ahora lo han liberado en el campo, flotarás, volarás sin rumbo regocijante de alegría y felicidad.

Consejos para lograr que sane pronto

Te dejo algunos consejillos que te serán útiles para lograr que tu corazón roto sane más rápido de lo que esperas.

  • Comienza a destinar tiempo solo para ti, ya es hora de dejar de pensar en esa persona o de tratar revivir lo que ocurrió en el pasado. Enfócate en ti, en las cosas que te gustan hacer, en todo aquellos que te distraiga y te haga feliz. Auxíliate de tus amigos, esos que siempre han estado a tu lado, y sal del escondite a divertirte.
  • Un diario puede ser una buena idea cuando de expresar tus emociones de un modo discreto y sin tener que perturbar a nadie se trata. No hay nada de malo en desahogarte de esta manera, resulta que puede ser muy provechoso decir todo lo que piensas y sientes.
  • Aléjate de todo lo que pueda recordarte a esa persona. No es que pretendas sacarlo de tu vida como si nunca hubiese existido sino más bien es alejarlo temporalmente para sentirte libre. Saca de tu habitación todo aquello que pueda traértelo a la mente, ya seas fotos, objetos, carteles, cartas. No los destruyas solo guárdalos donde no lo veas.
  • No frecuentes los mismos lugares mientras aun sientas que tienes el corazón roto. Es probable que tengan muchas cosas en común, y quizás hasta los amigos compartan, todo depende del tiempo que haya durado la relación, así que evita estar junto a esa persona en el mismo lugar, puede ser fatal. Si conoces sus costumbres, cambia tus horarios y de este modo te lo encontrarás muy poco.
  • Si la encuentras en algún lugar, no la enfrentes ni trates mal, simplemente salúdala y demuéstrale que no imprescindible, que tu vida va bien y feliz sin ella.
  • Adiós a las redes sociales. No es que las dejes a un lado ni nada por el estilo sino que a esa persona debes eliminarla de todos los sitios posibles, evitando no solo verlo sino también que te entre un arranque de furia y trates de decirle todo lo que piensas o crees.
  • Trata de ser siempre optimista y dejar a un lado todo ese pasado que te lastimó. Cada vez que sientas que vas a caer nuevamente busca algo divertido que te entretenga y te mantenga activa, esto suele resultar mucho para distraer.

Como cambiar en el futuro

Dicen que de los errores se aprende y, es muy cierto, así que algo muy positivo que puedes sacar de un fracaso, es ver qué fue lo que salió mal, que fue lo que destruyó a tu relación y quizás te ayude en el futuro.

El primer paso es centrarte en qué fue lo que falló, donde estuvo el error en la relación que acabó de ese modo. También debes enfocarte en las características de la otra persona, que tenía que quizás no era tan bueno para su relación. Esto te será muy útil en el futuro a la hora de establecer una nueva relación. Pero no solo debes centrarte en lo que no hizo la otra persona, de seguro que también cometiste errores que afectaron la relación, aquí nadie es perfecto, así que ver esos detalles también te sería de mucha ayuda.

Decide cambiar, tomar aires nuevos, que te ayuden a perdonar y a olvidar; solo de este modo podrás seguir adelante y sacar de una vez y por todo ese dolor.