Tu revista Matrimonio.me, ha decidido crear un nuevo espacio, dedicado a la interacción entre los lectores y la redacción de la revista, con el objetivo de colaborar mutuamente en la solución de casos de la vida real, que tienen que ver con el amor, el matrimonio, la familia y las relaciones de pareja.

Nuestra intención es dar a conocer situaciones reales que necesitan soluciones, utilizando nombres ficticios, con el objetivo de respetar la privacidad de cada persona o pareja, que nos pida colaboración. Algunos datos reales tampoco serán expuestos de manera fiel, para no ser evidentes.

Así podemos establecer un intercambio con los seguidores de la revista, dándoles a conocer las características y detalles de la situación en particular, y motivándolos para que emitan criterios, den consejos, pongan ejemplos de cómo se han solucionado situaciones similares y entre todos: Ayudemos a lograrlo.

Cada persona que solicita nuestra cooperación, recibirá toda la información que se genere de la participación de los lectores en nuestro espacio, y luego de seleccionar y ejecutar las acciones que se deriven de los consejos de los seguidores de su caso, nos comentará los resultados para publicarlos. Tendremos informados a los lectores, con la misma frecuencia en que los personajes vayan avanzando en el desarrollo de su caso, y estableceremos con constancia, la retroalimentación entre los seguidores y los protagonistas de cada situación.

Ayudemos a lograrlo es un espacio motivador y solidario. Motiva tanto a los protagonistas de los casos como a los lectores, pues los primeros se sienten apoyados, a la espera de ideas que puedan cooperar con la solución de sus problemas; y los segundos se sienten entusiastas, al saber que están ayudando a una o varias personas, para que sean más felices. De eso se trata, de ayudar al prójimo, de apoyar al ser humano, de hacerle ver que no está solo. No seas tímida(o), apóyanos en este novedoso espacio y sintámonos como una familia inmensa que colabora con sus miembros, la gran familia de Matrimonio.me.

Caso Laura:

Laura es una mujer divorciada de 45 años. Tiene dos hijos adolescentes y es económicamente independiente. Ella desea tener nuevamente una relación seria y estable con un hombre, y se siente entusiasmada con la idea de poder dar y recibir afecto, cariño y comprensión. Incluso considera la posibilidad de amar nuevamente. Tiene un espíritu jovial, es entusiasta, cariñosa, inteligente, sociable y muy trabajadora.

Durante los dos años que lleva Laura divorciada, sus pretendientes han sido fundamentalmente hombres casados en busca que aventuras y algún hombre joven que desea vivir la experiencia con una mujer madura. Laura está de acuerdo con algunos consejos recibidos, relacionados con vivir el momento, pero realmente su deseo es  conquistar a un hombre que no tenga pareja y puedan comenzar un proyecto de vida en común.

Laura se siente atraída por un hombre de su vecindario que es divorciado, vive solo y se llama Alberto. Es unos 5 años mayor, ha estado casado, tiene un hijo y es trabajador. Según ha podido saber, Alberto ha tenido relaciones tras su divorcio, pero ha sido receloso con el asunto de convivir con ellas. Laura y Alberto no han sido presentados ni se conocen personalmente, pero sí se saludan porque se conocen de vista.

Laura tiene buenas relaciones con una vecina que sí conoce a Alberto, pero no ha querido hacerla partícipe de sus sentimientos.

Laura quiere conquistar a Alberto, ¿la ayudamos a lograrlo?

Caso Isabella:

Isabella tiene 28 años, no se ha casado nunca y no tiene hijos. Es una muchacha bella, con muchas cualidades, y siente la necesidad de contar con una pareja estable con la cual crear una familia.

Ha tenido algunas relaciones, pero los hombres que ha conocido no desean formalidad ni quieren ser padres aún. A ella no le gustan los hombres mayores. Desea una relación con un joven que sea algunos años mayor pero no demasiado.

Hay un joven de 32 años con el cual le gustaría formar una pareja y tener hijos. Ellos se han relacionado, se sienten atraídos, pero él manifiesta que no está preparado aún para emprender esa aventura.

Isabella se queja de la falta de madurez de los hombres de su edad, que son los que prefiere.

Isabella desea crear una familia, ¿la ayudamos a lograrlo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here