Cuando pasas a ser la esposa en un matrimonio consumado has comenzado a transitar un camino algo diferente en relación al que tenías antes, ¿cómo conseguir ser una buena esposa, mujer y amante para tu esposo? Hoy te ayudarè a entenderlo, pues ya desde ese mismo instante has tomado un roll especial.

Quizás te sientas algo insegura o temerosa de cómo hacerlo, pues en tu nuevo andar por la vida matrimonial te has propuesto ser no solo una simple esposa, sino una buena esposa. No te preocupes, si eres una mujer que te sientes amada y amas a tu esposo pues todo será más fácil.

Para eso toma en consideración tres grandes pilares, la comunicación, las relaciones humanas  y  el romance, estos harán que tú seas percibida a los ojos de tu esposo no solo como una buena esposa sino además como la mejor esposa.

Reflexiona sobre estas recomendaciones y ponle tu propia huella para que logres al final ser una buena esposa.Aqui les dejo varios tips para ser una esposa perfecta.Si te interesa el tema puedes ver tambièn el artìculo como tratar a tu novia.

Establece una comunicación sin descanso.

Cómo conseguir ser una buena esposa: tips para ser perfecta

Una de las características que nos diferencia de los animales es el lenguaje. A través de él podemos expresar nuestro sentir a las demás personas e intercambiar  criterios, opiniones, entre otras. Cuando callamos lo que estamos sintiendo (ya sea bueno o malo) la otra persona queda en total incertidumbre y comienza a tejer en su mente su propia apreciación de lo que estamos sintiendo. Es por eso que no dudes ni un segundo en expresarle y decir al máximo a tu esposo lo que piensas de cualquier tema, así evitarás que él piense por ti y se cree falsas expectativas.

Muéstrale  tus  sentimientos y necesidades cada día, comunícate de la mejor manera, siendo bien clara y sencilla a la hora de expresarte para no dejar en dudas frases o palabras.

Hablen de cualquier tema por simple que sea y no solo de ustedes como pareja. Esto ayudará  a que tu esposo te conozca mejor y sienta que comparte su vida con una mujer que conoce muy bien, dándole seguridad al estar a tu lado.

Utiliza en tu comunicación un tono suave, con voz baja, no expreses gestos desagradables que manchen tu imagen femenina.

Recuerda que el silencio en el amor hace morir la relación, por lo que una buena esposa no debe dejar de sacar a la luz todo su sentir.

Cuida las emociones y sentimientos que experimentan juntos como relación matrimonial.

Cómo conseguir ser una buena esposa: tips para ser perfecta

Cada persona tiene sus defectos y virtudes pues no somos seres perfectos. Es por eso que se hace muy difícil manejar los sentimientos de cada miembro del matrimonio para que funcionen como uno solo de manera adecuada. Es complejo de lograr, por lo que harán falta grandes dosis de sentido común e inteligencia.

Muestra a tu esposo que eres una esposa con cualidades humanas dignas de admirar.No lo agobies con simplezas que puedas tú solucionar, así él sentirá que tiene tu apoyo.

Sé comprensiva con él, si por alguna razón de trabajo u de otra índole se afecta algún plan que tenían concebido, comprende que no es su culpa. Escucha sus inquietudes y aún cuando no lo entiendas maneja la mejor manera de llegar a un entendimiento mutuo.

Una buena esposa es tierna, amable, dedicada, complaciente con su esposo. No lo critica, más bien usa la forma para llevarlo a que él mismo sé de cuenta de lo que hace mal. Es realista y no exige más de lo que objetivamente se puede alcanzar, presionarlo podría generar en él desesperación.

Enaltece las relaciones sexuales y el romance

Cómo conseguir ser una buena esposa: tips para ser perfecta

Uno de los aspectos que hace que una pareja funcione adecuadamente es un verdadero acople en el aspecto sexual. Cuando somos una pareja  en matrimonio es de vital importancia que se entiendan en esta parte porque constituye el corazón que mantiene viva esa relación. Un matrimonio que no se entienda en sus relaciones sexuales es débil pudiendo llegar incluso al total fracaso.  Por eso debes cuidar celosamente porque esas sensaciones que nos llevan a funcionar como hombre y mujer en el amor no mueran.

Cada día demuéstrale a tu esposo expresiones, palabras, acciones de que estás enamorada, así el se regocijará de que eres feliz a su lado y lo disfrutará contigo.

Bríndale pequeños detalles cargados de mucho amor, como dejarle una simple nota de Te quiero mucho… en su portafolio, o quizás un mensaje de texto con un Me siento  muy feliz a tu lado….

Logra un ambiente agradable en tu habitación cuando vayan a hacer el amor, añádele música romántica, o quizás invítale a experimentar un brindis totalmente desnudo para romper la rutina, puedes idear muchas cosas, siempre teniendo en cuenta sus gustos y preferencias. A la mayoría de las personas les encantan las sorpresas y si son agradables mucho mejor.

Besa con pasión, un beso es una de las maneras más intensa y sencilla de transmitir ese amor apasionado, puedes darle un toque de varias intensidades que pueden ir desde besar en la boca locamente hasta besar muy suave en su frente.

Vive en un ambiente de caricias, sentirte a cada instante hará que tu esposo pueda sentir muy cerca  ese amor que provoca en ti.

Una buena esposa disfruta y hace disfrutar a su esposo el amor que ambos se profesan, lo cuida celosamente y por sobre todas las cosas lucha cada momento porque ese amor se mantenga o crezca aún más.

como-conseguir-ser-una-buena-esposa-tips-para-ser-perfecta-2

Consideración final para ser una buena esposa, mujer y amante

Puedes lograr ser una buena esposa, solo debes enfocarte y superarte cada día. Cada mañana al despertar elabórate rápidamente un plan para ese día, dedica tiempo a enmendar lo que pudo haber empañado el brillo que tú irradias como mujer y esposa. Levántate con ímpetu, entrega corazón y vida para que al final tu esposo sienta un gran orgullo pues comparte su vida matrimonial no solo con un ser especial que es su esposa sino también con una buena esposa.

Descubre cuales son los mejores vestidos de novia baratos de la web y donde comprar vestidos de novia para gorditas.

Escrito por: Hilda Elia Rodríguez Chala