Una de las mayores dudas que surge al ser invitada a un evento formal es el vestido de ceremonia que utilizarás. Justo ahí chequeas el código de vestimenta en la invitación y corres de tienta en tienda a intentar encontrar el vestido que crees perfecto.

En los meses comprendidos entre la primavera y el verano, la furia de eventos se desata. Comenzamos a ser invitadas a un evento tras otro. Tiempos en el que felices compartimos la dicha, la alegría y el amor de aquellos quienes nos invitan. Pero a su vez nos estresamos pensando que portaremos el día señalado. Lucir radiante en cada uno de los eventos a los que somos invitadas no es tarea fácil. Resulta imprescindible no lucir descuidada. Para estos pequeños y traumáticos momentos que todas vivimos hemos preparado este artículo, toma nota de cómo elegir un vestido de ceremonia en 5 pasos.

Largo y color del vestido

La elección del largo del vestido de ceremonia no solo depende de la época del año en la que sea realizada la ceremonia, también dependerá del momento del día.

Los eventos nocturnos suelen demandar vestidos largos y despampanantes, pudiendo incluir en ellos telas gruesas y modelos pomposos. En cuanto a colores, las noches demandan tonos llamativos y de preferencia oscuros. El rojo es una opción siempre acertada en estos casos, por la elegancia que este impone. Puedes utilizar también el azul marino oscuro, el gris, el negro o el rojo vino.

En los eventos diurnos se permite el uso de vestidos de ceremonia cortos. En caso de utilizar un vestido largo para un evento de día, intenta que este lleve una tela fresca y ligera, con mucha caída. Para las bodas de día, los vestidos largos se reservan para la novia, las damas de honor y las madrinas. El resto de las invitadas deberían lucir un vestido corto. El corto para un evento formal, nunca debe sobrepasar los 10 centímetros sobre la rodilla. Existe una línea muy delgada entre la sensualidad y la vulgaridad. Un vestido midi bajo las rodillas es una excelente opción. En cuanto a colores puedes jugar con muchas gamas y tonos, pero evita siempre los más oscuros.

Para un evento de día además de un vestido de ceremonia puedes usar un mono pantalón. Estos están en tendencia, y se adaptan a este tipo de situaciones.

Tipo de evento

Es fundamental tener en cuenta el tipo de evento al que has sido invitada, ya sea una boda, un bautizo, una exposición o una fiesta de cumpleaños y de acorde a ello será el vestido de ceremonia que elijas.

El estilo de evento es un aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir el vestuario. Coincidirás en que el código de vestimenta de una alfombra roja no es siquiera similar al de una boda boho chic. Existen ceremonias cuyo estilo al vestir es más concreto. En estos casos la lectura del código de vestimenta es fundamental.

Lugar de la celebración

Para lograr elegir el vestido de ceremonia perfecto necesitas saber que usar y que no según el lugar donde se celebra el evento. En caso de ser en un espacio abierto, ya sea un jardín, la playa, una finca o un bosque, no uses un vestido largo con zapatos de tacón de aguja. En el intento de lucir expendida terminarás haciendo el ridículo. Para estás ocasiones un vestido corto o a media pierna en colores claros y con tejido ligero es ideal.

Para fiestas en espacios lujosos y sofisticados como hoteles, salones o iglesias, los vestidos largos son una opción perfecta.

Tono de piel y tipo de cuerpo

El color del vestido de ceremonia que portes depende en gran medida de tu tono de piel y el color de tu cabello. Para las rubias de piel clara, el azul, el rojo cereza, el morado y todos los tonos rosa son perfectos. Para las pelirrojas los tonos pastel son ideales. En cuanto a las morenas, el rojo, el verde y el violeta les van muy bien en todas sus tonalidades.

Para los cuerpos tipo triángulo invertido, los vestidos de ceremonia de tirantes son un acierto. Los tirantes reducirán visualmente el espacio entre los hombros. Para cuerpos tipo rectángulo, son ideales los vestidos con escote palabra de honor, preferentemente entallados en la cintura para dar la sensación de curvatura. Los cuerpos tipo pera se verán mejor en vestidos con escotes muy pronunciados, mientras que la forma de manzana se les recomienda utilizar faldas voluminosas. Las privilegiadas con un cuerpo reloj de arena pueden escoger el vestido que deseen, ya que cualquier modelo les suele favorecer.

Accesorios perfectos

Este paso depende en gran medida de tu estilo personal. Pero debes tener en cuenta que el vestido de ceremonia que lleves y el tipo de evento al que asistas exigen un cierto protocolo. Recuerda siempre que cuando de accesorios se trata, menos es más.

Para elegir otro tipo de vestidos de ceremonia puedes ver estos artículos: Cómo escoger un vestido de novia según el tipo de cuerpo y Cómo elegir el vestido de la madre de la novia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here