No caben dudas de que a las mujeres nos gusta lucir bien, tener un look que atraiga, sobre todo cuando se trata de elegir vestidos de fiesta, porque deseamos ofrecer una imagen radiante, con una belleza que sea punto de referencia y de miradas de admiración.

En el diseño y confección de esos trajes se potencian algunos aspectos, como tonalidades, cortes, escotes, largo de la falda y tejidos que les confieren un plus de sofisticación.

El color negro preferido por muchas chicas para vestidos de fiesta

Si eres de esas chicas que gusta de la elegancia que confiere el color negro, no dejes de leer este artículo redactado especialmente para ti, en el cual abordaremos algunos aspectos que inciden en que esta tonalidad sea elegida para los vestidos de fiesta  por numerosas mujeres.

Lucir un vestido negro resulta muy socorrido para más de una ocasión, dependiendo del lugar que vayamos, bien sea una boda, una recepción de más protocolo, en la que podrá  realzarse con accesorios, que van desde una suntuosa chalina, a vistosos aretes y collar para afianzar el toque elegante, complementado con calzado de tacón alto.

Los vestidos de fiesta negro van igual de bien para una fiesta de día, un poco más informal. No pueden negarse sus cualidades, es un color clásico, que reúne la sobriedad y  el refinamiento.

Si eliges el rojo igualmente lucirás hermosa

Del rojo se afirma que es símbolo de la pasión y se traduce en sensualidad, y siempre marca puntos para lucir hermosa.

Con diseños muy elaborados que aportan junto al tejido seleccionado un look radiante, la atelier sposamore ofrece trajes rojos sumamente atractivos.

El rojo en los vestidos de fiesta favorece a las rubias, a las morenas, a las más altas o bajitas, a las esbeltas y a las que no lo son. Es un color con magia, con la capacidad de imprimir vitalidad, ¿y por qué, no? de hacer lucir con menos años, porque suaviza la expresión del rostro, lo ilumina.

No en balde,  muchas firmas lo tienen como un must en sus colecciones como PRONOVIAS, Rosa Clará, Antonio Berardi. Mira las propuestas para que puedas valorar lo adecuado a tu silueta, a tus preferencias y elijas un traje de fiesta.

Hay vestidos de fiesta rojo  de corte sirena, con cola discreta, adornos de pedrerías en los hombros, con tejido de caída suave, delineando las curvas de la silueta, sus redondeces.´

Igual se destacan los confeccionados en encaje, muy sexy, porque tiene transparencias y la parte de abajo fue realizada en gasa plisada, acentuando el corte sirena, cual si quien lo vistiera fuera ese ser mitológico salido de las aguas del Atlántico que irradia magia y belleza.

Vestidos de fiesta cortos, largos, para el día o la noche

Hay vestidos de fiesta para de día cortos y largos para por las noches con tejidos de crepés, gasas, encajes, brocados, propuestas de escotes muy sexy, cortes que delinean la figura, en fin, que permiten lucir una silueta atractiva y glamorosa.

También existen propuesta de vestidos de fiesta con un solo hombro, con la cintura marcada y abertura lateral en la falda larga, muy apropiado para lucir  por la noche.

Otros son con falda corta realizada en encaje, al igual que la blusa, como si estuviera esculpido sobre el cuerpo, muy llamativo y elegante.

También hay trajes con estilo de túnica, marcada por un cinturón, con escotes generosos en la espalda. Además existen propuestas de blusa corta que deja ver parte de la piel del abdomen y pantalón de patas anchas desde las caderas, apropiado para fiestas de día, muy juvenil.

Para las chicas que desean lucir faldas amplias  se ofertan las confeccionadas en tejidos de caída, con diseños sencillos pero que confieren mucha clase y hacen lucir radiante.

Elige según tus gustos, el tipo de cuerpo, la ocasión, pero no dejes la oportunidad de lucir con mucho glamour.

La paleta cromática de vestidos de fiesta es amplia

La paleta cromática de vestidos de fiesta  también incluye otras tonalidades muy atractivas, como trajes de color  fucsia o turquesa, púrpura, amarillo y morado, así como el azul intenso y el celeste.

Otros combinan el color negro con el blanco en una perfecta conjunción, a la que se les añaden los bordados. O también apuestan por el degradado del color.

Igual se ofrecen otras perspectivas de estampados y de vestidos color rosa y grises, románticos y encantadores para lucir en las fiestas.

Como ya hemos podido apreciar en este post sobre  vestidos de fiesta los colores rojo y negro son líderes en las propuestas de firmas y modistos de renombre, porque aumentan el magnetismo, el sex appeal, ya sea en diseños más sencillos, apropiados para lucir en fiestas de día, pero también el fucsia, turquesa, púrpura, amarillo y morado, así como el azul intenso y el celeste o estampados.

Redactado por Mónica