Estar en una relación para muchas personas supone poner los intereses de su pareja por encima de los suyos y algunas veces en ese intento la autoestima sufre. Cómo cuidar la autoestima en tu relación de pareja: 7 pasos para lograrlo.

Al estar en una relación muchas personas experimentan cambios drásticos en su autoestima y no precisamente para bien. El simple hecho de amar a nuestra pareja y comenzar a poner sus intereses incluso por encima de los nuestros constituye el primer paso cuesta abajo. Esperamos e incluso dependemos de la opinión de nuestra pareja en casi todos los aspectos de la vida. Sus reacciones y sus palabras de aliento o aprobación se convierten en nuestro modo de ser feliz y parte de nuestros propósitos. Es inevitable esperar que los demás se sientan orgullosos de nosotros y necesitamos su cariño, comprensión y amor, pero si no aprendemos a amarnos antes nosotros mismos la felicidad nunca tocará a nuestra puerta. Existen algunos comportamientos y actitudes que son de gran ayuda para recuperar la autoestima. Cómo cuidar la autoestima en tu relación de pareja: 7 pasos para lograrlo.

¿Te amas?

Aunque parezca una práctica un poco descabellada, es necesario que cada día acudas al espejo en busca de respuestas ¿Me amo exactamente como soy? ¿Me gusto? ¿Me siento satisfecho conmigo mismo? Debes aprender a reír incluso de las cosas que te molestan, trazarte metas en pos a ti y luego intentar alcanzarlas, cambiar eso de ti que odias. Aprender a amarse uno mismo es fundamental para sanar la autoestima. Haz cosas por ti, porque te gustan sin esperar la aprobación de los demás. Debes dejar de vivir al pendiente de la expresiones de amor u aprobación de tu pareja hacia a ti y comenzar a ser feliz por ti mismo y por lo que has logrado alcanzar.

Siendo crítico  y autocríticos

Siempre y cuando sea una crítica constructiva, la crítica es un buen método para elevar la autoestima. Sin llegar a pretender o mostrar superioridad, criticar a nuestra pareja en pro de ayudar a la relación o ayudarle a sí mismo es una buena práctica, también ayudará a que no creas solo en tus defectos. Criticas como: Considero que esta camisa te sienta mejor que aquella, siempre desde una posición calmada y aceptando la decisión de tu pareja y dejando en claro que es por su bienestar para evitar malos entendidos y peleas absurdas. Pero no solo a tu pareja, ser autocritico también es fundamental. Si aprendes a criticarte tú antes que los demás lo hagan, las críticas serán menos dolorosas y te afectarán menos, ya que tú mejor que nadie sabes aquellos defectos que portas. Intentar mejorar por tu bien y el de tu relación es necesario. Las críticas constructivas desarrollan respeto, sencillez, amistad, lealtad y seguridad en la relación de pareja y en las propias personas.

Apostando por sus capacidades

Muchas veces los sueños que teníamos antes de comenzar la relación, metas que teníamos trazadas y que guardamos como parte de nuestros anhelos más preciados se ven frustrados al comenzar una relación por falta de confianza. Tu pareja siente lo mismo, las personas con autoestima baja tienden a no creer en sus capacidades y desconfiar a la vez de las capacidades de los demás. Es muy sano para una relación cuando nos permitimos creer en nuestros sueños y apostamos además por los sueños de nuestra pareja. No importa lo descabellados que parezcan, ni que construyamos castillos en el aire que se derrumben a la menor brisa. ¿Qué sentido tiene la vida sin sueños? Las personas sin propósito terminan viviendo una vida sin sentido, amor o felicidad. Encontrar en tu pareja complicidad, apoyo y fortaleza, sin depender enteramente de ello, es esencial para tu realización personal y profesional.

Eliminando la posesión

Una de las señales más frecuentes de autoestima baja en una relación es cuando exigimos que nuestra pareja nos preste atención al 110 %.  Esperamos que estén todo el tiempo pendiente de nosotros y no le permitimos el espacio que toda persona necesita para desarrollarse y hacer cosas que le hagan sentirse satisfecha y feliz. No se trata tampoco de ser extremadamente permisivos y confundir el espacio con total libertad, se trata de mostrar confianza y seguridad en nuestra pareja y darle tiempo para que nos valore, nos extrañe y nos necesite. Ser posesivo solo demuestra inseguridad y refleja una personalidad dependiente. Permítele a tu pareja el tiempo necesario para que realice sus hobbies o pase tiempo con sus amigos, y permítete tu hacer lo mismo y evitar depender de su compañía para ser feliz.

Resaltando las cualidades de tu pareja

Muchas veces no solo tú puedes presentar problemas de autoestima, tu pareja también puede estar pasando por esto. Una buena forma de ayudarte y ayudar a tu pareja es resaltando visiblemente sus cualidades y así contribuir a que sea reciproca contigo. ¿Le has dicho a tu pareja cuan orgulloso te sientes de ella? ¿Le dices lo afortunado que eres por compartir tu vida a su lado? ¿Dices que la quieres con mucha frecuencia? ¿Recures a los detalles románticos fuera de fechas señaladas?, de seguro no, pues debes hacerlo, tu pareja debe sentir cuanto la quieres y cuan feliz te hace estar a su lado. El amor se fortalece y sienta bases en los pequeños detalles que unidos se hacen indestructibles, decir que amas y dar apoyo no cuesta. Ama y déjate amar.

Pon atención a lo que dices

No existe arma más poderosa y más hiriente que las palabras, muchas de las heridas que ellas proporcionan carecen de cura. Piensa y luego habla, no existe dolor en el mundo que pueda ser comparado con la decepción que en ocasiones las palabras tejen. Muchas ocasiones en la calentura de la situación decimos cosas sin pensarlo siquiera y terminamos afectando a nuestra pareja y arrepintiéndonos de por vida. Llénate de paciencia, cuenta hasta diez o cien y si aún no te calmas si es posible llega al infinito, pero no menciones palabra alguna al calor de una discusión que estas pueden convertirse en puñales.

Mejorando los puntos débiles

Los humanos somos pequeñas maquinas defectuosas, todos, incluso aquellos que parezcan carecer de ellos, tenemos defectos. Saber cómo combatir y manejar nuestros defectos es fundamental para nuestra relación de pareja y para elevar nuestra autoestima. Pídele a tu pareja que constructivamente comente aquellas cosas con las que no se siente satisfecho de tu penalidad, recapacita e intenta cambiar aquellas cosas que tú y él consideren defectos. Mejorar los puntos débiles es fundamental para elevar la autoestima. No se trata de ver quien tiene más defectos y echárselos en cara no ayudará, como tampoco vale la pena molestarse por algo que tú mismo sabes que está mal, se trata desde el respeto ayudarse mutuamente.

La autoestima es muy fácil de perder y muy difícil de recuperar, comienza de a poco y paso a paso llega de nuevo a la cima. Cómo cuidar la autoestima en tu relación de pareja: 7 pasos para lograrlo.