Elegida como la dama de honor: ¡siéntete a gusto!

0
137
dama de honor
dama de honor

Las tareas que debe acometer una dama de honor cuando es elegida para desempeñar tan importante papel en una boda

Toda chica que decide casarse, necesita enfrentar los preparativos de una celebración que requiere de muchas coordinaciones. La dama de honor de una boda, es el apoyo fundamental que puede tener una novia antes de contraer nupcias y durante el día del matrimonio en sí.

Precisamente constituye un orgullo ser la chica seleccionada como dama de honor principal.  La novia la ha distinguido porque seguramente es responsable y está segura de que asumirá la misión con mucho entusiasmo.

Veamos a continuación, según Matrimonio.me, cuáles serían las tareas que una dama de honor debe asumir, para colaborar con el casamiento de su amiga.

Conocer a todas las damas de honor

Cuando se organiza una boda, la novia realiza la elección de la dama de honor principal, que por lo general es una de las amigas más allegadas.

Resulta muy común, que las otras amigas también se constituyan en damas de honor y deseen colabora con la novia. La dama de honor principal deberá organizar un encuentro entre todas y asignarles tareas, según las gestiones que se precisen.

La organización del evento

Existe la posibilidad de que la novia haya decidido contratar a una organizadora de bodas. En ese caso, la dama de honor deberá ponerse a su disposición, preocupándose porque los deseos de la novia sean cumplidos.

Si por el contrario, no se ha contratado a una organizadora para el evento, es el momento de desarrollar habilidades en ese sentido. La elección de la iglesia, del salón para la fiesta y del catering, son algunas de las coordinaciones a efectuar. El envío de las invitaciones y la selección de la música que deleite a los novios, son también tareas que debe acometer.

La dama de honor puede analizar las variantes disponibles, previa consulta con los novios, asegurando las citas. Luego la pareja casadera solo tendría que acudir a confirmar y elegir, según sus preferencias.

La despedida de soltera

Obviamente se trata de una fiesta organizada por la dama de honor. Conociendo los gustos de la novia y en coordinación con las demás amigas, la dama de honor puede planificar una velada divertida e inolvidable. El ingenio y el humor tendrán que ser sus aliados, porque seguramente deseará que la novia disfrute al máximo de una despedida de soltera sin igual.

Elección del vestido de la dama de honor

En realidad la dama de honor no es la que determina el color del vestido que lucirá el día de la boda. Esa selección la realiza la novia, porque debe estar en correspondencia con los colores elegidos para el evento. Tal vez la dama de honor principal, sí pueda influir en el diseño de los vestidos de todas las damas de honor que van a acompañar a la novia en el día del matrimonio. Lo más importante es considerar que la protagonista del evento es la novia y ninguna chica debe resplandecer más que ella.

El costo de los vestidos de las damas de honor puede ser asumido por cada una de ellas, en el caso de que decidan apoyar a la novia para que no incurra en ese gasto. Un vestido elegante hecho a la medida, puede ser una pieza disponible en el ropero de cualquier chica, para lucir en otra ocasión especial.

Asistencia a la novia el día de la boda

Habiendo apoyado a la novia durante todos los preparativos previos, incluso los relacionados con la elección y prueba del vestido de novia, el peinado y el maquillaje, ahora queda asistirla en el propio día del casamiento.

La dama de honor no puede perder de vista a la novia en su día. Simplemente debe estar presta para solucionar cualquier necesidad momentánea que tenga la chica. Esos nervios que tiene una novia en el día de su boda, solo se alivian con el apoyo de una amiga que le asegura lo bien dispuesto que está todo.

El kit de emergencia, con todos aquellos elementos que pueden ser de utilidad para solucionar algunos imprevistos, debe ser dispuesto por la dama de honor y tenerlo a la mano.

Durante la ceremonia de casamiento

Las damas de honor siempre entran antes que la novia y se colocan a su izquierda, mientras transcurre la ceremonia. Una vez que culmina la misma, se retiran justo detrás de la pareja recién casada.

La ubicación adecuada de las damas de honor, debe ser ensayada para que no comentan ninguna equivocación. Ellas forman parte del cortejo que acompaña a los novios.

Atención a los invitados

Se trata de otra de las tareas que debe acometer una dama de honor. Una vez que ya su amiga está casada y los invitados pasan a disfrutar del festín, la dama de honor atiende a los familiares y amigos con la mayor diligencia.

La ubicación en las mesas, la asistencia ante cualquier necesidad o insatisfacción y también el apoyo a los novios, para que no olviden el saludo personal a cada invitado.

El apoyo final

La dama de honor permanece en el evento, asistiéndolo de manera activa, hasta que los novios se marchen. El apoyo final a las familias, en todo lo que puedan necesitar cuando culmina el casamiento, es muy importante.

Como podemos apreciar, el papel de la dama de honor de una boda es muy importante. Se convierte en la mano derecha de la novia, en sus ojos y en sus oídos. Resulta conveniente que se desempeñe de manera organizada para que ninguna coordinación necesaria sea olvidada.

Si eres la elegida para desempeñar este rol, ¡siéntete a gusto!