A un mes de este acontecimiento, te contamos sobre la boda de Elena Tablada y Javier Ungría en La Habana.

Elena Tablada y Javier Ungría han celebrado su boda en La Habana, capital de Cuba. La pequeña isla caribeña resultó el escenario elegido por los famosos para efectuar su matrimonio religioso y la fiesta de bodas. Su enlace civil ya había tenido lugar en Miami, durante el pasado mes de agosto. Sin embargo, la ex de David Bisbal y empresario, sobrino de Miriam Ungría, viuda de Kardam de Bulgaria, primogénito del rey Simeón, querían que su matrimonio representase la vuelta a las raíces de ella.

Enlace religioso

Para el enlace religioso escogieron la iglesia de San José de Letrán, situada en el citadino reparto El Vedado. En este mismo templo se casaron los abuelos maternos de Tablada. Por tanto, el valor familiar que para ella tenía realizar la ceremonia en dicho santuario era innegable.

Les acompañaron cerca de 200 invitados, una cifra considerable, ya que la distancia entre Madrid, la ciudad en la que ambos residen, y La Habana, de donde son buena parte de sus amigos y familiares, no fueron excusas para no asistir. Entre estos se encontraban Rocío Martín Berrocal, Mariló Suárez y Raquel Perera, mujer de Alejandro Sanz, quien se ausentó debido al lanzamiento de su nuevo disco. El cantante es padrino de la hija de Elena Tablada y David Bisbal, Ella. No obstante, su mujer lo representó, tal y como se pudo comprobar en los varios stories publicados en sus redes sociales.

Aunque de la boda de Elena Tablada y el empresario, se han podido conocer pocas imágenes, ella publicó un emotivo agradecimiento en su perfil de Instagram a todos los asistentes, y en especial, al reportaje realizado por la revista Hola, cuya imagen de portada aprovechó para hacer la publicación.

La fiesta de bodas

A pesar de la poca difusión y la discreción que han mantenido los asistentes y la pareja, medios de prensa locales han hecho referencia al sabor caribeño que se respiró a lo largo de las celebraciones. De este modo, ha trascendido la fiesta de bodas realizada desde las primeras hora de la tarde del 8 de diciembre de 2018 hasta el amanecer en el reconocido restaurante La Divina Pastora, que ofrece platos típicos cubanos, así como comida internacional. Ubicado en el espectacular complejo histórico Morro-Cabaña, a la entrada de la bahía de La Habana, fue del deleite de todos por las deslumbrantes vistas al malecón habanero, el puerto y la Habana Vieja.

El vestido de la novia

El vestido de la novia que llevó Elena Tablada estuvo a cargo del diseño de modas Fernando Claro, quien también vistió a la pequeña Ella, de ocho años. Se trata de un vestido que responde a los cánones clásicos de un traje de novia. Sin embargo, algunos críticos no se han limitado a la hora de catalogarlo como recargado, exagerado, opulento, antiguo y rococó para un mujer tan joven y transgresora en sus looks de día a día como Elena.

Los invitados

Varios medios se han referido a las ausencias en la boda de Elena Tablada. Muchas de sus amigas no pudieron acompañarla en este día tan especial, entre ellas, María José Suárez, Raquel Rodríguez y Eva González. Tampoco estuvo acompañada por su padre, Federico Montes, pues no mantienen relaciones.

Entre los que no faltaron y se encargaron de compartir en las redes imágenes y comentarios acerca de su estancia en Cuba estuvieron:

Raquel Perera, esposa de Alejandro Sanz, quien escribió en su cuenta de Instagram: “Un viernes en Cuba es un viernes de verdad”.

Madame de Rosa, influencer, que compartió diversas imágenes en sus redes.

Cristo Báñez, diseñador, quien se encargó de que todos supieran de su viaje a Cuba para la boda de “su Tabli”.

Agradecida con todos: su esposo, su hija, sus amigos y familiares, Elena Tablada ha colmado de mensajes positivos y fotos increíbles sus redes, pudiendo sonreírle a la vida, ya a un mes de su matrimonio.