El matrimonio es sin dudas uno de las instancias que más cuidados necesita. Así, cuando se espera la llegada del bebé en matrimonio, estos cuidados hay que redoblarlos. Muchas veces, esto produce  un distanciamiento entre las parejas.  En Matrimonio.me intentamos a diario brindar artículos relacionados no solo con el momento de la boda, sino de la vida a seguir después de este paso. Cuando la pareja espera  la llegada del bebé  en el matrimonio, la paciencia debe redoblarse por parte de ambos integrantes.

Qué significa la llegada del bebé

Un bebé es signo de esperanza, nacimiento, alegrías. Cuando esto pasa, todos se colman de orgullo y los padres, vuelcan todas sus emociones y fuerzas en que este bebé crezca prefecto.

Un bebé no solo formará parte de esa nueva familia que se unió en la ceremonia de boda, sino que es el nexo indestructible entre esos dos seres.

La llegada del bebé: consejos para el matrimonio.

Paciencia: esta virtud casi imperceptible a veces, es imprescindible para este momento.  Las largas noches sin dormir, y los llantos incomprendidos del bebé hacen que los malos humores en la pareja se acrecienten. Lo importante es tener paciencia, pues a la llegada del recién nacido deben ambos integrantes de la pareja atender al bebé y encontrar el tiempo para ustedes mismos.

Darse cariño: no importa cuán agotados estén, el cariño es imprescindible. No estamos hablando de sexo, sino de atenciones. Al levantarse, un “buenos días” un “te quiero” es completamente alentador, así como la ayuda constante durante el día.  Darse cariño implica también encuentro de miradas, sonrisas cómplices,  tener detalles para con el otro. Estos detalles no tiene que ser materiales, pues la economía es algo bien delicada en esta etapa, sino cosas sencillas, como por ejemplo, reavivar la relación con cinco desayunos apetitosos.

Distribuir roles: esto es algo muy importante.  Los asuntos deben quedar explícitos entre los miembros de la pareja. No solo es la madre, encargada de amamantar al bebé quien debe sumirse al cuidado. El otro integrante de la pareja, debe ocuparse de labores domésticas, de mantener alimentada a quien amamanta y sobre todo lograr un hogar limpio, pues esto contribuye a la salud de su bebé y de ustedes.

En las noches, es sustancial turnarse. No solo un miembro de la pareja puede encargarse del cuidado del bebé y mantenerse largas horas despierto pues al siguiente día, lógicamente, no podrá rendir.

Si por casualidad no pueden sostener la relación, busquen ayuda de profesionales. Esto, aunque parece simple, no lo es. El cambio siempre trae desavenencias, pero según el criterio de la sicóloga Martha Mejía “es importante hablar y hasta dejar por escrito, porque, por ejemplo, económicamente se presentan discusiones fuertes debido a que hoy día trabajamos a la par hombres y mujeres. Cuando se une una pareja cada quien tiene su autonomía económica, entonces lo menos que quiere cada persona es que se afecte su solidez”.

La comunicación: este es un factor que no puede faltar nunca en una relación, y menos cuando se aviene o enfrenta la llegada del bebé. Cada uno debe ser capaz de ser sincero y comprender al otro. Comunicarse es síntoma de respeto, buena energía y deseos de seguir adelante  con el matrimonio. Cuando los miembros de una pareja conversan, salen a flote sus dudas, frustraciones y agradecimientos. No solo se habla de lo malo. Lo bueno también se dice y esto es reconfortante, sobre todo en esta etapa de total cambio.

La toma de decisiones: Cuando la comunicación es buena, este punto es fácil. Recuerda que con la llegada del bebé se supone haya más unión y comprensión. Tomar decisiones no puede convertirse en un campo de batallas. Relájate y deja que el otro exponga sus criterios y lleguen a un acuerdo. La familia es necesaria siempre, pero no permitan que se entrometan en sus decisiones y su manera de tratar al bebé. Esto puede ocasionar peleas innecesarias y lo más importante, es que los tres sean felices.

Este tema es muy recurrente entre los círculos de amigas y amigos. La llegada del bebé les proveerá más energía a su unión.  El sol irradiará cada día más fuerte y las fuerzas para salir adelante serán mayores. Un bebé será el nexo perpetuo entre dos seres que se aman y brindarán ahora todo su amor, paciencia, dedicación y sacrificios a mantener esa perfecta alianza conformada por tres, o más miembros.

  Lee nuestra revista, hay disímiles artículos donde puedes encontrar consejos.

Por ahora nos despedimos pero si necesitas ayuda o consejo recuerda que eres nuestra razón de ser y que tu satisfacción siempre será nuestra principal prioridad.