Resulta algo lógico que en la primera cita se sienta nerviosismo y hayan numerosas expectativas, preguntas que llevamos en mente y a las que tal vez no encontremos respuesta.

Si estás en ese caso, en momentos previos para encontrarte  con esa persona con la cual has quedado en verse, tras haber charlado unas cuantas veces a través de un chat, en una red social, de haber hablado por teléfono o de recibir múltiples mensajes románticos, entonces no te pierdas este artículo que matrimonio.me te dedica, especialmente.

Saber elegir el sitio donde van a tener la primera cita, los temas de conversación que van a abordar, disimular o expresar lo que en realidad nos provoca la presencia de esa persona son cuestiones que habrá que tener muy en cuenta.

   

Internet ha propiciado el incremento de las primeras citas

Las redes sociales constituyen una tendencia que gana cada vez más espacio y son muchas las personas que igualmente las utilizan para buscar pareja.

Resultan incontables las citas que se pactan mediante internet, y por supuesto, eso siempre genera cierto estrés, porque a veces esa persona que nos está invitando a salir no resulta en el primer contacto cara a cara atractiva,

Pero tampoco hay que tener prejuicios, porque se conoce de muchas parejas que comenzaron su romance gracias a ese intercambio cibernético.

También puede ser que amistades de uno y otra les pacten un encuentro, pensando en que es probable que tengan química para el romance, para el amor.

Existen numerosas  redes sociales especializadas en citas y hasta se ha escrito mucho de cuáles son las claves para que la primera cita resulte exitosa.

Elegir el lugar adecuado para la primera cita

No se recomienda para la primera cita ir al cine. Imagínate en ese lugar en penumbras con un desconocido y teniendo que hablar en susurro para no molestar a los demás que están en la sala. Pero además él puede creer que vas a ver esa película romántica en su compañía porque deseas tener una relación, así desde el primer momento.

Se recomienda como una buena opción la elección de un sitio neutro en el cual van a conversar, a beber algo, puede donde ambos degusten un aperitivo, pero eso sí, procura no embriagarte porque daría muy mala impresión.

Que haya una iluminación adecuada, que sea un sitio agradable, música suave, en fin, que eso puedes encontrarlo en un restaurante, escogido por muchos para ese primer encuentro.

Dicen los expertos que a la hora de la comida o de la cena se crea un ambiente de mayor relajación y hasta se puede valorar en cierta medida cómo es esa persona por la forma de comer, por la manera de comportarse.

Temas de conversación para no caer en la monotonía

Es un tanto preocupante pensar en los temas de conversación para la primera cita.

Resulta algo apropiado indagar previamente cuál es el hobby de esa persona, si le gusta la música, bailar, si disfruta coleccionando objetos, o si el deporte está entre sus prioridades, o acaso sea la escritura, o la lectura, o ir a la playa, o viajar.

Ahora bien, deberás tener sumo cuidado de que no se apodere del encuentro ese silencio incómodo que crea una barrera.

Trata de romper el hielo, el distanciamiento, siempre es oportuno tener una buena cuota de cortesía, de trato afable, aunque al final no lleguen a quedar en nada, pero eso mostrará vuestra educación.

Conversar sobre temáticas neutras igualmente resultará provechoso.

Ah, y deberás abstenerte de hacer preguntas indiscretas, de estar indagando sobre cuestiones que son muy privadas.

¿Sexo en la primera cita?

De acuerdo con encuestas, se afirma que quienes acuden a la primera cita y son menores de 35 años generalmente van con la idea de tener sexo en esa primera ocasión.

Y añaden que muchos hombres llevan en un bolsillo del pantalón algún preservativo por si ocurre tal encuentro íntimo.

Un gran porcentaje de hombres ha confesado que ha logrado tener sexo con la chica en la primera cita, no obstante entre las mujeres ese porcentaje es menor.

Algunas piensan que van a ser mal interpretadas si acceden a un encuentro íntimo, pero eso en realidad no es así, porque existen parejas que tuvieron relaciones sexuales cuando se conocieron y luego constituyeron una relación muy duradera como pareja, sin ningún prejuicio.

Redactado por Mónica