Bienvenido a mundo real, tienes una relación amorosa y hay problemas de pareja entre ustedes.

Cuando los problemas de pareja son comunes, tendemos a pensar que todos los demás son muy felices y que solo nosotros tenemos situaciones o inconvenientes que nos hacen sentir contrariados. Por suerte, te comunico que no es así.

Solo en la ficción de Hollywood las parejas logran el ¨Vivieron felices para siempre¨. En la vida cotidiana e interior de cada hogar que comparta una pareja estable, sean heterosexuales o de alguna de las composiciones posibles y en cualquier latitud del globo terráqueo; siempre hay algo por ínfimo que sea que es una piedra en el zapato de la pareja. En este artículo Problemas de pareja:Los 5 motivos más comunes que los causan conocerás las situaciones más internacionales que sufren los enamorados hoy en día y como lidiar con ello.

Cuando la dependencia causa problemas de pareja

Toda relación pasa por etapas, cada una tiene un tipo de comportamiento que la diferencia. Este comportamiento responde a necesidades de la pareja, que una vez sintonizadas hace que ambos estén sintiendo la misma urgencia.

En este caso, pretendo hacer referencia al tema de la dependencia. Este es el primer estadio de la relación, el cual está marcado por una necesidad vital de la presencia de nuestra pareja. Queremos pasar el mayor tiempo posible juntos. Sobran los amigos y familiares. Todos nos aislamos para poder acaparar el tiempo de nuestro ser amado, tratando sea exclusivo para nosotros. Cuando estamos separados la pasamos todo el tiempo pensando en la pareja y hasta se hace difícil concentrarnos en otra cosa. Todo este cuadro es normal en el comienzo de la relación y puede durar en cada caso el tiempo que tome lograr conocerse bien. No hay un tiempo límite establecido, va de acuerdo a como se relaciona cada pareja y la frecuencia e intensidad con que lo hace.

Todo lo que no cambia con el tiempo, deja de ser normal

Pasado esta etapa, todo vuelve a la normalidad y la pareja ya consolidada, logra abrirse a la sociedad nuevamente. Cuando no pasa, la dependencia se convierte en el centro de molestias muy frecuentes. Priva a ambos de su propio espacio, haciendo que la relación se llene de tedio. Es por eso que encabeza el top de la lista de los Problemas de pareja: Los 5 motivos más comunes que los causan.

Todos queremos disfrutar un poco de espacio para realizar nuestras actividades, estar con amigos y familiares; hacer deporte o cualquier cosa que nos plazca. Tener pareja no es sinónimo de perder la libertad.

¿Cómo lograr el cambio?

No tenemos por qué sentirnos a gusto con los amigos y familiares de nuestra pareja. Si este es tu caso; te podrás librar de la sobredosis de estas personas dándolo el espacio a tu pareja de pasar tiempo con ellos a solas. Esto traerá muchos beneficios para ti, te digo por qué.

  1. Tu pareja podrá estar a gusto y compartir libremente con ellos.
  2. Emplearas el tiempo para lo que gustes tú.
  3. No tendrás que hacer esfuerzos para ser agradable y gustarles a todos.
  4. Tendrá tiempo para extrañarte y hablar de ti.

Al final regresará con ansias renovadas por haberte echado de menos, y sabrá compensártelo con muchos mimos.

Cuando las discusiones son el eje de los problemas de pareja

Las discusiones son algo común en toda relación, siempre que dos personas diferentes compartan un espacio de vida habrá roces. No significan para nada que el enamoramiento ha pasado, todo lo contrario, puede ser un síntoma de que se están ajustando.

Lo importante es que luego de la discusión el motivo quede claro para que pueda ser solucionado y no se repita. Cuando siempre el motivo por el que se discute es el mismo crea cansancio   y da la sensación de que no se valora la relación porque el problema no se resuelve. Esto puede ir en decremento de la estimación y el valor que necesitamos del otro; por tanto, calan directo en los cimientos de la relación. No quiere decir que la pareja no discuta, pero cuando el tono no es el apropiado, siempre vuelven a discutir sobre lo mismo, terminan en ofensas y actitudes incorrectas podemos hacer saltar la alarma. La relación está en peligro y tenemos serios problemas de pareja que pueden afectarnos.

¿Qué hacer en estos casos?

Lo primero es que conozcamos lo que no le gusta a nuestra pareja y entendamos claramente el porqué. Es por eso que la comunicación marca el principal escalón de la solución en este problema. Hay que dar todo tipo de argumentos como si el otro tuviera cinco años, al final comprenderá bien lo que nos incomoda y terminara por evitarlo.

A pesar de haber hecho lo anterior, pueden ser múltiples los escenarios y las variables que causan el roce en una pareja. Es imposible controlar todo, ni a todos los que nos rodean. Pero debe aplicarse medidas justas ante el reclamo con lógica de nuestra pareja. Deben sentir que los problemas se solucionan e importan.

Escapar no es resolver los problemas de pareja

Eviten en el calor de la discusión decir palabras hirientes o faltar el respeto. Luego no podrán borrarlas de la mente del otro. Aunque los perdone, no olvidara lo dicho.

Otro punto fundamental es que los problemas deben ser solucionados lo antes posible, siempre y cuando estén calmados. Mientras más demoramos pedir perdón o hablar del asunto; el rencor crece y puede sentirse ignorado. Hablar sin gritar, ni alzar la voz y mucho menos sin tener un lenguaje corporal violento (gesticulando excesivamente).

Tómense el tiempo necesario para dialogar, el tema debe quedar resuelto y limadas las asperezas. Esto evitara que suceda lo mismo de nuevo. Hay que esforzarse en comprender que, aunque no estemos de acuerdo con lo que dice nuestra pareja, debemos analizar de manera imparcial su punto.

Cuando la Rutina es la generadora de los problemas de pareja

La rutina es algo que nos toca a todos estemos en pareja o solteros; es que día tras día debemos cumplir con nuestras obligaciones, ir al trabajo o escuela, hacer recados y resolver pendientes. Todas estas y más son actividades que atraen nuestra atención, drenan la energía y roban nuestro tiempo, eso nos pasa a todos, aunque andemos por el mundo en plan divertido.

La verdad es que depende de cada uno romper con los esquemas; aún más cuando estamos en pareja. En este caso es tarea de los dos, llenar de ánimos a quien no lo tiene y motivarlo con alguna propuesta interesante. Este es uno de los problemas de pareja más comunes que tienen las parejas, es crucial conocer que podemos hacer para evitarlo.

Es aburrimiento 

Es aún más importante cuando tenemos hijos, pues la demanda de nuestro tiempo como pareja es total. Es un bello momento y compartirlo complementa cualquier pareja. Dejamos de ser solamente pareja para hacer equipo, pero pasado un tiempo ya queremos potenciar que somos pareja y es el lazo que no une. En este caso podría interesarte ¿Cómo evitar la rutina en el matrimonio después de los hijos?, es un artículo que toca puntualmente este problema.

¿Cómo mejorar?

Hay que poner en marcha nuestra creatividad para sorprender a la pareja y lograr que pasemos tiempo de calidad. No es tan importante la cantidad, podemos estar poco tiempo juntos, pero pasando un momento agradable.

Improvisen, salgan de la zona de confort y atrévanse a cosas nuevas. Sintonicen ganas y deseos para que ambos estén listos para dejar detrás lo habitual. No es tan complicado, no hay que viajar a parajes remotos. Solo es cuestión de encender un poco la creatividad para pasar buenos momentos juntos.

 Cuando la Inseguridad es la matriz de los problemas de pareja

Este es una de esas sensaciones más universales cuando estamos en pareja y comenzamos a gustar de la compañía de esta. Todos lo hemos sentido y gastamos inmensos esfuerzos para que nadie lo note; pero lo cierto es que en algún momento damos muestras de ello.

La inseguridad sobre si nos aman de la misma manera, si son fieles, si quieren hijos, si van en serio con nosotros; el pensar en que haría nuestra pareja si engordamos, enfermamos o nos volvemos insolventes. Serian tantas, que nos acabaríamos media vida contándolas.

¿Cómo combatirla?

Todas son diferentes, pero tienen un mismo sujeto, giran en torno a nuestra pareja y la relación que tenemos. Por tanto, lo más útil es satisfacer nuestras dudas. Claro, no siempre podemos preguntarle directamente porque resulta algo incómodo para ambos. También pueden decirnos justo lo que queremos oír, o lo que se necesita para evitar un problema.

Debemos ir comprobando de a poco, analizando las actitudes, las reacciones y todo cuanto esté lleno de pequeños detalles. Como dice el dicho ¨el diablo vive en los pequeños detalles¨. Estos muestran mucho más la verdadera intención o sentimiento que las grandes acciones que podemos manipular.

Deben improvisar

La inseguridad está dada por la necesidad de saber sobre algo que nos importa mucho. Entonces cuando ese punto flaco de información es satisfecho la inseguridad es desplazada por la estabilidad. El único antídoto para este tipo de problemas de pareja es la comunicación abierta.

Respecto a temas como planes, proyectos, cantidad de hijos, aspiraciones con la relación; deberán conversarse en algún momento cuando sientan que hay química y se gustan bastante. La comunicación ganara esta batalla y es importante fomentar una buena desde el principio.

 Los celos como centro de los problemas de pareja

Todos hemos sentido celos en algún momento, solo por temor a que nos arrebaten el amor de alguien importante para nuestra vida. Muchas veces son lógicos y están justificados, otras son parte de nuestros temores. Ninguno es beneficioso para la relación y en la lista de los motivos de rupturas más comunes esta resaltado.

Es de sabios evitarlos y mantenerlos a raya. Pueden volverse un mal hábito, generar peleas y conflictos con finales desagradables. Los cuales pueden llegar a escalar tanto hasta alcanzar la violencia física o verbal, de la cual ya no hay marcha atrás.

¿Qué hacer para mitigarlos?

Lo primero es diferenciar si sin reales o infundados los motivos que lo causan. Debemos comunicar como nos sentimos y que es lo que nos disgusta. La comunicación sigue siendo el punto clave también en este caso. Para este tema te sería útil el articulo ¨Problemas de pareja: Los celos¨ en el cual se amplía mucho el tema. Este problema es abordado desde dos posturas que pueden ser el origen de os celos, y te dice que hacer en cada caso.

Ninguna relación duradera escapa a los problemas de pareja, de sabio es aprender a curar la herida cuando aún es un rasponazo y no permitir que se vuelva algo que necesite cirugía mayor. Un gran amor no se logra en un día, es algo que lleva tanto empeño y cuidados como un bonsái.

Escrito por Soraya Madero Durán