Ese sentimiento que hace la vida más placentera está aderezado de diversas formas, acaso piensas en ¿qué tipo de relación has experimentado? O solamente te dejas llevar cual si estuvieras sumergida en un mar de sensaciones y vas al compás de las olas.

En este post matrimonio.me quiere compartir contigo algunos aspectos que dan una denominación específica a cada tipo de relación. Tal vez tú pienses que no le ves esos sobrenombres al amor. Pero no te parapetes sin querer ver lo que te dejaremos a continuación, porque será muy interesante sin lugar a dudas.

Ya que ese sentimiento que nos hace reír, llorar, sentirnos plenos o a medias, felices o desdichados ha provocado estudios de sociólogos, psicólogos y otros  investigadores, bien vale la pena conocerlos para saber qué tipo de relación has experimentado.

Sigue con nosotros, aquí te damos los elementos necesarios para que llegues a una conclusión.

HORMONAS Y DOPAMINA QUE INVADEN TU CUERPO

Volar al cielo, flotar entre las nubes, sentir que el mundo les pertenece porque viven una relación tan sublime que la felicidad les invade, les llena los poros expeliendo el aroma de dos seres enamorados, porque las hormonas invaden sus cuerpos, la dopamina les proporciona la sensación de placer y bienestar, pues es una sustancia que entra en el torrente sanguíneo cuando se experimenta aquello que da goce, en tanto la serotonina potencia la excitación y el optimismo.

Y es que el amor resulta algo maravilloso, pero no solo se manifiesta de la forma más placentera, es cierto, tiene igual más de una manera, un tipo, y esto va a condicionar la relación.

Por supuesto que cuando estamos enamorados no estamos pensando si es posesivo, o co-dependiente, o si resulta tóxico. No obstante es provechoso conocer qué tipo de relación es la que estamos experimentando.

TIPO DE RELACIÓN: AMOR APASIONADO

En la clasificación de qué tipo de relación has experimentado aparece el amor apasionado, que los psicólogos definen como un estado de deseo muy grande hacia esa persona que ejerce una poderosa atracción sexual, bien sea por su cuerpo de líneas atractivas, porque resulta muy sexy y tiene sex appel.

En ese tipo de relación se presenta una excitación psicológica, aumenta la frecuencia cardíaca, el flujo sanguíneo provoca erección, se siente una avidez por tener contacto íntimo. El riesgo es que solo se centre en lo pasional y no se sumen otros aspectos como compartir intereses comunes, tener sentimientos perdurables que unan.

HAY UN TIPO DE AMOR QUE ES CO-DEPENDIENTE

Es común en muchas parejas este tipo de relación co-dependiente, que ata a los dos, los hace estar tan interrelacionados que les resulta difícil estar sin esa ligadura que los ata.

Constituye un tipo de relación en la cual se deja de ser yo para ser nosotros. No hay independencia y si algún miembro de la pareja hace un plan, el otro se suma y si por algún motivo no pueden llevarlo a cabo ambos, entonces renuncian a hacerlo.

Puede llegar a abrumar porque es mucha la co-dependencia que se fomenta, sin dejar espacio a alla o a él, según sea el caso, para que salga o visite amistades y familiares.

Tiende a crear también inseguridad porque todo se consulta, se colegia con la pareja, no se asumen decisiones propias.

AMOR DE AMIGO, OTRO TIPO DE RELACIÓN

En este tipo de relación es cierto que existe una empatía, una conexión, porque resulta agradable su compañía, comprende los gustos, acepta el carácter, la forma de proyectarse la pareja.

Viene a representar una amistad con su pizca de compromiso. Se llevan bien, se cuentan sus confidencias, se ayudan en el día a día pero están ausentes las maripositas que revoletean en el estómago, la sensación de erizo en la epidermis cuando se rozan sus pieles, el electrizamiento que provoca un beso de esos que son como sismos que tambalean.

Con un amor de amigo se vive un tipo de relación sosegada, está todo calmo, pero ¡cuidado! porque un día otro u otra pueden seducir y provocar una fuerte explosión pasional.

AMOR ROMÁNTICO, ESE QUE COMBINA VARIOS FACTORES

Es tan bello este tipo de relación hay intimidad, pasión y compromiso.

Cuando dos personas se involucran en un amor romántico velan por mantener un grado de enamoramiento que les permita vivir con pasión ese compromiso, se visten como le gusta a él o a ella, leen el libro preferido de su pareja, se suman a sus aficiones, a sus gustos.

Viven momentos para no olvidar, porque son seres tiernos que se da uno al otro, tienen las características de ese romanticismo que va desde ver juntos una puesta de sol, dedicarle un poema, elegir una canción de amor como propia, regalar flores, ver lo hermoso de los pequeños detalles.

Pero a veces en la mochila de él o de ella van acumulándose problemas, situaciones que pueden romper a la larga ese tipo de relación en el cual prima el amor romántico.

AMOR DOMINANTE

Es muy posesivo y mandón, a veces desconsiderado el amor dominante.

En este tipo de relación se da el caso de que él o ella establecen códigos de comportamiento, en los cuales hay prohibiciones. Y es recurrente que haga seguir a su pareja una conducta que luego, al romperse ese compromiso, desde un análisis frío resulta hasta ridícula la forma de comportamiento.

Porque puede darse el caso de que ese dominio se haga presente en las relaciones interpersonales, bien sea con amigos o familiares. Igual en la forma de vestir, porque prohíben usar un tipo de atuendo, o un corte de cabello, en fin, son autoritarios.

No es muy llevadero este tipo de relación, pero quienes están involucrados no toman plena conciencia hasta que la terminan.

TAMBIÉN LOS HAY TÓXICOS, CUIDADO CON ELLOS

No solo hay amistades tóxicas, también hay un tipo de relación que se define como tal, aunque resulta un término algo controvertido en el ámbito de la psicología.

Un amor, una relación tóxica es la que algún miembro de la pareja resulta egoísta y vanidoso, nunca admite que han tenido culpa en cualquiera de sus acciones y tampoco se percata sobre las consecuencias de sus actos en la vida de otros.

Si se les presenta un problema del que no saben cómo salir, se victimizan de su propia situación. También resulta muy común que ante esto se quejen de su mala suerte.

Este tipo de relación afecta la autoestima, deja a la pareja exhausta, y un día termina pero ha transcurrido ya un tiempo en que ha estado soportando la manera de ser de él o de ella y aunque sabe que es dañina ha estado aferrado cual si fuera un adicto que no puede prescindir de esa droga.

AMOR VACÍO

A veces ocurre que pasado el tiempo si no ha existido una buena comunicación en la relación de pareja, ni la pasión ni la búsqueda de incentivos para mantener la ilusión, el deseo, la llamita viva, el amor se convierte en algo vacío.

Resulta entonces un tipo de relación en la cual ya no hay ingredientes de romanticismo, ni de sexo, ni de sentimientos de atracción.

Pero se mantiene la relación porque ya llevan años juntos, han creado una familia, tienen intereses comunes en cuanto a bienes gananciales, y así van por la vida, como si fueran imágenes incoloras.

SI DE AMORES SE TRATA, VALE COMBINAR UNA O MÁS FORMAS EN EL TIPO DE RELACIÓN

La búsqueda de esos factores que influyen en el tipo de relación que desarrolla una pareja ha sido objeto de estudio e investigaciones diversas, a partir de las peculiaridades y características de los miembros de la pareja, todo lo cual ha permitido estas clasificaciones que relatamos anteriormente.

Porque si de amores se trata, vale combinar una o más formas en el tipo de relación, y velar porque primen el apoyo entre los componentes, la confianza, así como el respeto mutuo y la honestidad, junto a la libertad para disponer de espacio e individualidad.

Sería provechoso tomar pizcas o dosis de esos tipos de amores beneficiosos y lograr una fórmula mágica, una pócima de embrujo, de encantamiento amoroso de por vida. ¡Qué bueno si eso fuera posible!

No obstante, aunque sabemos que no resulta fácil alcanzar ese propósito, matrimonio.me tu consejera y amiga te alerta y conmina a que analices qué tipo de relación has experimentado, conozcas los diversos tipos de amor, y te traces tus propios objetivos.

Siempre teniendo en cuenta que quien se enamora se evade por momentos de la realidad, anda siempre a la búsqueda de ver, compartir, hablar con su pareja, darle mimos, besos, caricias, llegar a la intimidad y volcarse en un fuego que quema, pero de manera muy agradable.

 

Redactado por Mónica