Una boda bajo el agua: ¿cómo organizarla?

0
32
boda bajo el agua
boda bajo el agua

La originalidad de casarse bajo el agua requiere de preparativos especiales, ¿conoces cómo gestionarla?

Indudablemente, una de las celebraciones menos convencionales que existen, es el festejo de una boda bajo el agua. No son muchas las chicas que se deciden por esta modalidad nupcial, pero sí que resulta una extraordinaria experiencia.

Una boda bajo el agua puede ser el sueño de las parejas que desarrollan profesiones relacionadas con la vida acuática. Como también puede ser el anhelo de aquellos que habitan cerca de mares y ríos, cuya vida está más vinculada con el agua que con la propia tierra.

Matrimonio.me desea colaborar con esas chicas osadas que eligen ejecutar una boda bajo el agua y en este artículo les daremos las claves sobre cómo organizarla.

Elegir el lugar para efectuar la boda

La selección del lugar es el primer aspecto que debes considerar. Existen varias empresas que organizan eventos nupciales y muchas de ellas contemplan la preparación de este estilo de boda.

Contratar a una entidad que te organice una boda bajo el agua es aconsejable. Son muchos los detalles que debes considerar, y los expertos en el tema, evitarán que te estreses con las gestiones más complicadas. Piensa que ellos ya tienen todos los contactos necesarios para desarrollarla de manera genial.

Una boda bajo el agua puede celebrarse en el mar o en algún acuario.

Hay zonas del Caribe que son especialmente preferidas por las parejas acuáticas. Es el caso de Cancún, dónde existen increíbles acuarios, además de su maravilloso mar.

Las Islas Vírgenes de Estados Unidos resulta otro destino del Caribe, ideal para la celebración de este tipo de ceremonia. St Thomas, St John y St Crix, se destacan por ofrecer todos los servicios imprescindibles para efectuar bodas acuáticas.

Si además te interesa que los invitados de la fauna marina te acompañen, la Isla Mauricio te puede encantar. Los corales y su variedad, pueden dar colorido al escenario de tus nupcias marinas.

Bali resulta ser otro destino que desde hace poco tiempo está siendo elegido por algunas parejas, para celebrar su boda bajo el agua.

Pero si lo que deseas es casarte en un medio acuático en Europa, puedes decidirte por algunos lugares de España, en los que ya se ha experimentado al respecto.

La Costa Blanca española cuenta con diversos centros de buceo que se dedican a organizarlas, y en las Islas Baleares, algunos resorts ofrecen esos servicios.

Los protagonistas y los invitados

Una cuestión que todos se preguntarán, es la relacionada con la ubicación de los invitados durante la ceremonia de casamiento en sí.

En una boda bajo el agua, tanto los protagonistas como el maestro de ceremonias y el fotógrafo, deben estar sumergidos cuando declaren a los novios, marido y mujer.

Como es lógico, ese resulta ser el momento más transcendental del evento y ninguno de los invitados desea perdérselo. Tampoco se trata de que se sumerjan con los novios en la piscina o en el mar. Algunos pueden no saber nadar ni bucear, o simplemente no desear hacerlo.

Pero existe una variante perfecta para que los invitados puedan presenciar una boda bajo el agua y no se mojen.

Los barcos con ventanas de cristal en su parte inferior, son facilitados por las empresas que organizan estas bodas tan exclusivas. Estos navíos son ideales para que los invitados no se pierdan ningún detalle, y estando secos, puedan brindar por el sello de la unión.

Hay otras parejas que eligen casarse sobre tierra acompañados por sus invitados. Luego, cuando la ceremonia nupcial ha terminado, se sumergen en el agua con el fotógrafo y hacen un reportaje nupcial acuático.

El vestido de novia

La mejor opción en este caso es preferir un vestido de novia especial que pueda mojarse. Puesto que este estilo de matrimonio ya resulta una moda, existen vestidos diseñados para tan húmedo fin.

Si acaso decides elegir un vestido convencional y no te importa mojarlo, porque te hace ilusión ese y no otro, deberás tener en cuenta algunas recomendaciones.

La tela mojada pesa más, de manera que el diseño debe estar confeccionado con tejido ligero. Evita pedrerías y demasiados encajes.

Debes tener otro vestido de novia disponible para cuando salgas del agua, si es que decides continuar con la sesión de fotos a la intemperie. De lo contrario, el vestido de torna boda.

Algunas chicas prefieren elegir dos vestidos de novia. Uno muy sencillo para la boda bajo el agua y otro más soberbio para disfrutar de la fiesta junto a los invitados.

En el caso del vestuario del novio, se deben observar similares consideraciones. Escoger un traje de tela ligera y no usar complementos como la corbata ni el adorno de la solapa. El novio puede lucir muy bien vistiendo un traje simple. De igual manera el chico debe elegir otro atuendo para cuando termine el momento acuático.

El maquillaje

Si vas a ir maquillada, es imprescindible que los productos que utilices sean a prueba de agua.

Resulta muy buena idea hacer una prueba de maquillaje antes de celebrar la boda bajo el agua, para constatar que el mismo permanece intacto. Puedes escoger el darte una ducha estando maquillada o efectuar un baño de inmersión en una piscina. No es importante el método pero si es fundamental eliminar las dudas.

Las fotos

Si deseas que una boda tan original pueda ser recordada a través de las mejores imágenes, no puedes contar con cualquier amigo que tenga una cámara sumergible.

Te recomendamos elegir a un profesional experto en la fotografía submarina. En este caso también es importante hacer pruebas concretas.

Quiere esto decir que pueden escoger cualquier lugar en el que puedan sumergirse, no tiene que ser el sitio de la boda.  Le solicitan algunas instantáneas al fotógrafo elegido y así constatan su destreza.  También pueden consultar su portafolio y observar fotografías de otras bodas similares.

Curso de buceo

Algunas parejas desean realizar una boda bajo el agua,  porque se sienten extremadamente identificadas con este medio. Es el caso de los buzos, los pescadores, los biólogos y todas aquellas personas que practican deportes acuáticos.

Si alguno o ninguno de los miembros de la pareja sabe bucear, deberá recibir un curso. No pueden efectuar una boda bajo el agua, sin utilizar el equipamiento necesario, que les permita permanecer el tiempo que dure la ceremonia dentro de ella.

La ceremonia en sí misma

Como toda boda que se respete, la que se realiza bajo el agua también tiene un altar.

Algunas empresas que se dedican a la organización de estos eventos, cuentan con el altar para colocarlo en la zona elegida y con el celebrante experto en casamientos bajo el agua.

Este maestro de ceremonias deberá disponer de carteles para poder hacer las preguntas habituales  y comentar de manera muy resumida los detalles formales. Los novios deberán utilizar otros tantos, para poder responder a dichas preguntas. Los votos de los novios pueden ser expresados en la superficie.

Una boda bajo el agua es sumamente excepcional. Esa sensación de silencio y paz que puedes experimentar durante la inmersión, es única. ¡Disfrútala tanto como puedas!

Y recuerda que Bodas.net  te ofrece la posibilidad de seleccionar entre más 43000 proveedores, todo lo necesario para celebrar un matrimonio.