Una boda en invierno: ¡igualmente genial!

0
90
boda en invierno
boda en invierno

Cómo celebrar una boda en invierno y no descuidar los detalles para que resulte genial

Aunque muchas parejas opten por elegir los meses de primavera y verano para efectuar su casamiento, otras sin embargo prefieren efectuar una boda en invierno.

El descenso de las temperaturas que caracteriza la temporada invernal, implica que tengamos que observar algunos detalles durante la organización del matrimonio.

Veamos cómo Matrimonio.me te resume los aspectos más importantes que no debes descuidar, cuando decides celebrar una boda en invierno.

Elección del vestido de novia invierno

Toda chica sueña con lucir espectacular en día de sus nupcias y al celebrar una boda en invierno, la novia tiene la posibilidad de irradiar elegancia.

Es cierto que resulta imprescindible, elegir un vestido de novia invierno, que cubra lo suficiente a la chica, como para que no la incomode el frío. Pero esta garantía no atenta contra la belleza y espectacularidad de la novia. Los diseñadores nupciales ofrecen a nuestras féminas innumerables propuestas de vestidos de novia, para lucir en una boda en invierno.

Si te gustan los vestidos escotados, no necesitas renunciar a ese diseño. Los boleros, las chaquetitas y las chalinas, son accesorios que se le incorporan al vestido de novia invierno. Se diseñan en correspondencia con el vestido y son la protección más ideal para tolerar las bajas temperaturas.

En aquellos espacios dónde la novia se encuentra expuesta al medio ambiente, hace uso de estos complementos. Pero cuando ya se ubica en lugares con más alta temperatura, puede prescindir de los mismos y lucir su vestido escotado.

El uso de mangas largas en el vestido de novia invierno resulta una buena elección. El diseño de las mangas puede ser muy diverso, pero cualquiera de ellos aporta elegancia al vestido y más prestancia.

La manga larga cubre el brazo de la novia completamente y de esta manera puede decidirse por el uso de alguna chalina de mangas cortas.

Otra modalidad que puede elegir una novia al celebrar una boda en invierno, es el uso de una capa. Algunas chicas deciden que sea incluso tan larga que sobrepase al vestido y apuestan por un velo corto.

En esta combinación, la capa adquiere un papel muy protagónico, incluso siendo un complemento. Si eres de las novias que aman las sorpresas, esta puede ser una idea para causar sensación. La capa cubre el sofisticado vestido de novia invierno y solo al retirarla, se puede apreciar su encanto.

La elección de la tela para el vestido es otra de las decisiones a tener en cuenta. Algunos géneros son de por sí abrigadores y es bueno conversar al respecto con el diseñador nupcial, si eres una novia friolenta.

Otros detalles de la novia

Independientemente de las sugerencias relacionadas con la elección del vestido para la boda en invierno, existen otros detalles que son primordiales. La manicura perfecta, el peinado ideal y sobre todo el tipo de maquillaje.

En el artículo “Detalles beauty de una novia de invierno”  de nuestra revista, encontrarás todos los ingredientes para brillar en tu día de boda invernal.

Algunas ideas para una boda en invierno

Decoración

Una boda en invierno permite el uso de colores que en su conjunto pueden aportar sofisticación a la ornamentación.

El dorado con el rojo, resulta en una combinación explosiva, que aporta un tanto de calidez a una boda invernal. El plateado con el blanco son igualmente impactantes, aunque se trata de una combinación más sobria, pero no menos elegante.

Así mismo se pueden combinar el rojo con el plateado y el dorado con el blanco.

La torta nupcial

Es un elemento que va a resaltar dentro del salón para fiestas perfectamente decorado. No debe ser descuidada su ornamentación, que puede hacer determinada alegoría a la temporada invernal.

El ramo

También puede estar en concordancia con el período invernal. Independientemente de que las flores nos recuerdan a la primavera, si le añadimos algunas ramas de pino y sutiles copitos de algodón, será distintivo de la temporada.

Las invitadas

Si debes asistir a una boda en invierno es bueno tomar en cuenta algunas consideraciones.

Primeramente es importante conocer las previsiones sobre el clima. Hasta cuánto se estima que va a descender la temperatura ese día y si habrá lluvias. Es más importante recordar el evento por haberla pasado bien, que por haber pescado una considerable gripe.

Las sandalias no son una opción. Para acudir a una boda en invierno se recomiendan zapatos cerrados.  Tu atuendo debe tener en cuenta las condiciones climáticas por encima incluso de la moda.

Especial atención al bolso que se elija para complementar el look invernal. Además de combinar en color con los guantes, debe estar confeccionado con algún material adecuado para el invierno. No se debe asistir a una boda en invierno con un bolso de verano.

Las estolas son accesorios muy socorridos. Es importante cubrir el cuello y el pecho de las bajas temperaturas y con la estola se puede lograr. Luego puedes prescindir de ella cuando te encuentres en un local con clima moderado.

La luna de miel en invierno

Cuando celebras una boda en invierno, debes considerar la elección de algún destino especial  para disfrutar de esa deliciosa escapada que es la luna de miel.

Algunas parejas que se casan en invierno deciden dejar el viaje de bodas para la primavera o el verano. Pero en realidad existen muchos destinos que son especialmente indicados para aquellos esposos que prefieran lugares más íntimos y privados. Alejados que las urbes citadinas y de las playas, estos destinos son propicios para la complicidad, la cercanía de los cuerpos y de las almas.

Matrimonio.me te recomienda especialmente el artículo “Destinos Perfectos para una Luna de Miel en Invierno”, dónde podrás elegir entre diversas propuestas.

¡Una boda en invierno puede resultar tan genial como te empeñes en conseguirlo!