A pesar de las dudas que puedas tener respecto al tema hay una cosa indudable, vale la pena estar casado. Si aún no lo crees estas 8 razones te lo demuestran.

Antes de dar el ¨si quiero¨ ante el altar las dudas son participes de los pensamientos de todos novios. La unión de los caminos que supone toda una vida al lado de la persona elegida tiene acarreado una serie de temores. Cuando descubres que deseas pasar toda la vida junto a la persona que tienes al lado, te preguntas si debes dar el siguiente paso ya y si vale la pena estar casado. Llegas incluso a confundir las dudas con falta de amor y hostigarte por la razón de tus pensamientos, las dudas cuando se trata de matrimonio son algo totalmente normal y no te dejes engañar, todos los novios las tienen. Pero hay una cosa realmente cierta, si verdaderamente amas y no te imaginas un futuro sin la persona con la que hoy compartes tu vida, sin lugar a dudas vale la pena estar casado ¡8 razones te lo demuestran!

  • Compartes tus deseos, sueños y pasiones

Recuerdas ese lugar al que tanto has soñado ir pero temes hacerlo sola, ese negocio que quisiste empezar pero tuviste dudas, la colina que esperas escalar y todas esas pasiones y sueños que guardas escondidos, el matrimonio es el momento perfecto para compartirlos y realizarlos. Ya de novios de seguro compartieron tiempo juntos, intereses, sueños e incluso se llenaron de adrenalina saltando en paracaídas en algún momento, pero el matrimonio supone un mayor nivel de confianza y compenetración donde los planes en pareja toman un primer plano. La vida entera se convertirá en una aventura sin un final trazado, donde sus planes y metas serán alcanzados de a poco y quizás con un poco de esfuerzo, pero el apoyo de tu pareja te hará mucho más fuerte.

  • Momentos especiales

Una de las razones por las cual vale la pena estar casado es precisamente la construcción de momentos especiales que siempre tendrán lugar en el recuerdo. Los años de novio quedaron atrás, el matrimonio es un nuevo paso, un nuevo estado y un nuevo lugar en el que te encantará estar. Los recuerdos toman un papel protagónico y el día a día toma un nuevo significado. Las responsabilidades aumentan a la vez que disminuye el tiempo para estar juntos, por lo cual cada momento que puedan compartir querrán que sea especial y único, imborrable e insuperable. Las simples cosas que compartían de novios ahora toman un nuevo significado ya que el viaje en el cual transitan juntos es camino a la eternidad.

  • Te sentirás querida

Recuerdas aquel día que morías de dolor y estabas en casa sola tirada en la cama, olvídalo, a partir del ¨sí quiero¨ nunca más tendrás que pasar por malos momentos sola. Si enfermas, tu esposo estará en primera plana mimándote y haciendo todo lo que necesitas para mejorar. Luego de un mal día en el trabajo te llevará a comer algo rico y te dará apoyo. Si te baja el ánimo, te regalará flores o te llevara el desayuno a la cama. En la pobreza o en la riqueza, en la salud o en la enfermedad, en las buenas o en las malas él estará para ti, y sabe que tú también estarás para él. ¿Vale la pena estar casado?

  • Sin secretos, confianza absoluta

Con el tiempo de casados y compartir el día a día, esas cosas que te daba vergüenza decir o hacer serán comunes y cotidianas. Aprenderás que no tiene sentido esconder nada porque nadie podrá ayudarte a solucionar un problema mejor que él. Los momentos que antes parecían incómodos o vergonzosos luego del matrimonio son motivos de risa o confianza. En él descansarán todos tus secretos porque sabes que están a salvo en sus manos.

  • Se comienzan a compartir las responsabilidades

El matrimonio permite que las cargas se alivien y que las responsabilidades puedan compartirse de forma balanceada. El apoyo de tu pareja luego de casados hace que valga la pena el matrimonio, ya no tendrás que volverte una súper heroína y hacer todas las tareas del hagas tu sola, él estará ahí para ayudarte en lo que sea necesario y facilitarte grandemente el trabajo. Tener una persona a tu lado que cuando creas que te derrumbas, recoja tus pedazos rotos, los junte y te anime a seguir adelante, que te diga que todo estará bien y ayude a que lo esté además, no tiene precio.

  • Tus problemas son sus problemas

Muchas veces en la vida has tenido que enfrentar totalmente sola situaciones muy difíciles, otras veces creíste que no podrías superar las adversidades. Desde el justo momento en el que des el ¨si quiero¨ tus problemas ya no serán solo tuyos y los de tu pareja tampoco serán solo suyos. Tanto económica, moral como emocionalmente tendrás apoyo total y absoluto de su parte. Llegar a casa con la cabeza echa un lio y tener una persona que te abrace mientras te dice que todo estará bien, permite poder decir que vale la pena estar casado.

  • Construir una familia

Muchas veces en tu vida soñaste con niños corriendo por toda la casa. Saber que tienes la oportunidad de formar la familia de tus sueños y educar a tus hijos junto a la persona que tanto amas y con quien elegiste pasar el resto de tu vida es una de las sensaciones más lindas y reconfortantes que experimentarás en tu vida. Saber que alguien puede cuidar de tus pequeños incluso mejor que tú.

  • Sentir amor y poder amar

De novios el amor nació y afloró, tuvieron la oportunidad de amarse mucho y bien, pero la intensidad que pone al amor el matrimonio es incomparable. Vale la pena estar casado por la simple oportunidad de despertar el resto de tu vida al lado de la persona que amas. No hay mayor demostración de amor que pueda dar una persona que haberte elegido para pasar con ella su vida y seguirte eligiendo cada día. El ¨fueron felices por siempre¨ esta en tus manos y solo tú tienes la oportunidad de construirlo con cariño y pequeños detalles.

 Luego de estas 8 razones te lo demuestran, ¿Qué crees? ¿Vale la pena estar casado?