La imagen personal  representa el primer mensaje comunicativo y si estás planeando tu boda elige con tiempo el vestido de novia, porque será oportuno evaluar lo apropiado para cada ocasión.

Ten en cuenta que antes de mediar palabras, estarás trasmitiendo a quienes encuentras a tu paso en la boda  una serie de mensajes a través de tu atuendo, de ahí la importancia de escoger el que va bien con el tipo de casamiento.

En este post nos referimos a detalles que te resultarán interesantes y de utilidad.

                

Luce con originalidad y distinción

Al escoger un vestido de novia no olvides chequear que  tenga una factura cuidadosa, en la cual destaque una hechura, lo cual unido a un diseño atractivo aportará puntos a favor de tu imagen.

Porque siempre deberás velar por sumar a tu elección estos aspectos: la originalidad, la distinción y el buen gusto.

Contribuirán a lograrlo igualmente el tipo de tejido del vestido de novia, .así como las tonalidades, pues podrás seleccionarse en  una
variada paleta de colores que van más allá del blanco tradicional e
incluyen el rosa clara, beige, salmón, azul cielo, un suave malva rosa
o verde tenue, que aportan luminosidad.

Elige un vestido de novia que realce tu figura

Los entendidos en el tema de la moda nupcial siempre aconsejan que con al menos 6 meses de antelación comience los preparativos y la elección del vestido de novia.

Y tienen mucha razón, porque así habrá tiempo para saber, tras una búsqueda minuciosa, cuál será de acuerdo con tu figura, estatura, peso corporal, si la boda es de día o de noche, por lo civil o por lo religioso, cuál vestido de novia realzará mejor tu imagen.

En ese día especial  hará ilusión seguramente sentirse como princeso con la capacidad de transformarse y realzar el cuerpo.

Habrá  varias opciones cuando tú, en tu condición de chica enamorada te enfrentes a la disyuntiva de escoger el traje más adecuado y que por supuesto, te guste y cumpla tus expectativas.

Varios tipos de vestido de novia, elige el que mejor te quede

Pues bien, aquí estamos, a vuestra disposición para darte algunas sugerencias.

Varios tipos de vestido de novia, vamos a ver cuál te puede gustar más e ir mejor con tu imagen. Por ejemplo ese que es ceñido, de espalda descubierta, con una cola larga, una propuesta que es válida si es una boda de noche en un salón de fiestas.

Los de corte sirena, por ejemplo, llevan implícito  esa aura de atractivo que aumentará el sex appeal.

Ante la disyuntiva de cómo escoger el vestido de novia, porque quieres algo más sencillo para la boda en una casa de campo podrás escoger uno más sobrio,  pero igualmente elegante, y si la boda es en la estación de otoño o invierno será adecuado escogerlo con  mangas, cuello alto y velo corto y tiara discreta.

Si te vas a casar en el despacho de un abogado, puedes lucir un traje que tenga la falda con pliegues o ajustada, larga o a media pierna, una
oportunidad para lucir también un buen calzado que se distinga como complemento.

Si lo que deseas es una boda en la playa, el vestido de novia para matrimonio en la playa permite romper ciertos  convencionalismos, ser más atrevido en cuanto a su diseño, con hombros o espalda descubierta, pero siempre siguiendo una factura cuidadosa,
con originalidad, buen gusto y distinción.

Si la boda es por la iglesia podrás lucir un vestido que tenga cola larga, acentuarlo con pedrerías bordadas a lo largo y ancho de las mangas, dando una imagen de fantasía y encanto al traje que destacará tu silueta.

La imagen de la novia también se realza con complementos

Es muy cierto que la imagen de la novia también se realza con complementos los accesorios que complementarán el vestido, como el ramo de flores, los pendientes, cadenas o collares, adornos en el pelo.

Pero además será importante el calzado, para que esté en armonía con el vestido de novia, tanto si es blanco como de otras tonalidades.

Hay algunas chicas que les gusta lucir también un cinturón trabajado en pedrerías que realcen su vestido y este accesorio es también una opción válida.

El tocado en el cabello igualmente aportará puntos en el afán de lucir bien, no descuides este elemento, o si te gusta más un velo, bien sea corto o largo, un adorno sencillo, en fin, queda a vuestra elección.

Todos ellos son elementos que darán el toque final, junto al maquillaje adecuado, sin extravagancias,  y el peinado ideal en ese día especial.

Redactado por Mónica